Economía

La banca se agarra a las comisiones para salvar un año muy difícil

Representan ya más de un tercio de los ingresos de las entidades financieras y siguen aumentando a pesar de que la actividad se ha resentido por la crisis sanitaria

La banca se agarra a las comisiones para salvar un año muy difícil
La banca se agarra a las comisiones para salvar un año muy difícil EFE

Las comisiones bancarias han sido en los últimos años el salvavidas de la cuenta de resultados de la banca. En los nueve primeros meses de 2019, por ejemplo, los seis bancos que cotizan en el Ibex obtuvieron un beneficio atribuido de 10.467 millones de euros e ingresaron en concepto de comisiones la nada despreciable cantidad de 16.675 millones, un 59% más. Según Adicae, la Asociación para la Defensa de los Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, un cliente paga una media de más de 400 euros anuales en concepto de comisiones.

Hasta la fecha, sólo la mitad de las ocho entidades que cotizan en Bolsa ha rendido cuentas del periodo enero-septiembre de este año, y la dependencia de estos ingresos, que al cliente le pasan casi desapercibidos, se ha incrementado. Entre Santander, Bankia, Bankinter y Liberbank han ingresado 8.982 millones de euros por comisiones en los nueve primeros meses de este año. Si solo se considera la actividad desarrollada en España, la cifra cae a los 3.163 millones, para un margen bruto (ingresos de un banco) ligeramente superior a los 9.400 millones. Hoy, suponen algo más de un tercio de los ingresos de las entidades.

No hay ningún cambio de tendencia. Las comisiones siguen siendo el maná invisible del sector bancario, pero el aumento de las provisiones para hacer frente al parón económico derivado de la covid-19 sigue pasando factura en la cuenta de resultados, el margen de intereses y los ingresos.

De hecho, en las últimas semanas, la mayor parte de las entidades financieras han anunciado un endurecimiento de las condiciones para alcanzar la condición de “cliente sin comisiones”, que van desde aumentar los ingresos mínimos de las nóminas domiciliadas, hasta exigir la gestión de cinco recibos bancarios, pasando por la obligatoriedad de realizar un determinado número de compras con tarjeta de crédito o el cobro de dos euros por retirar cantidades inferiores a 2.000 euros en la ventanilla del banco, como propone BBVA para el próximo año.

Los bancos españoles siempre han alardeado de que los servicios que prestan a los clientes son más baratos que los de sus homónimos en Europa, especialmente en los países con más peso específico como Alemania, Francia o Italia. Pero no es comparable, toda vez que ningún ciudadano español de a pie va a operar financieramente su día a día desde una cuenta corriente abierta en una entidad en el extranjero. En la prestación de determinados servicios como subirse a un autobús, hacer una gestión bancaria o realizar una consumición en una cafetería no es posible la competencia con el exterior.

Banco Santander

No está siendo un buen año para Banco Santander. El cargo contable realizado en el segundo trimestre por importe de 12.500 millones de euros para actualizar el fondo de comercio y los activos fiscales diferidos lastrará este año la cuenta de resultados. Hasta el extremo de que un beneficio recurrente, sin extraordinarios, de 3.658 millones de euros en los nueve primeros meses del año se ha convertido, con los cargos excepcionales, en una pérdida atribuida de 9.048 millones.

Pero los ingresos por comisiones no han cambiado demasiado a pesar de la diversificación geográfica. En el tercer trimestre han aumentado un 6,1%, hasta 2.542 millones para el conjunto del grupo. En la actividad vinculada exclusivamente a España, lo han hecho en un 5,1%, hasta 562 millones, para un beneficio de 246 millones en el mismo periodo. Entre enero y septiembre, suman 1.740 millones. A cierre de septiembre, las comisiones ingresadas en España por el banco que preside Ana Botín representaban el 33,8% del margen bruto, de los ingresos (5.150 millones), un punto porcentual más que hace un año.

En la decena de países donde opera, los ingresos por comisiones han crecido en el tercer trimestre entre el 0,4% de Chile y el 23,2% de Reino Unido, aunque en el conjunto de los nueve primeros meses el saldo es negativo aún.

Bankia

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, se ha mostrado muy satisfecho de “la buena evolución de las comisiones” entre enero y septiembre. El objetivo de la entidad es mantener un crecimiento de doble dígito en el conjunto del año y en septiembre, esta barrera, ya estaba superada.

En los nueve primeros meses del año ha ingresado por comisiones 880 millones euros, un 10,5% más que en el mismo periodo del año anterior. Sólo en el tercer trimestre del año, el crecimiento interanual ha sido del 12,7% (296 millones frente a los 263 de 2019). En los tres primeros meses, el aumento fue del 9%, y en el segundo, del 10%.

La entidad tiene alrededor de tres millones de clientes vip, que cumplen los requisitos exigidos desde febrero pasado, cuando hizo un giro de su política comercial, para eludir el pago de comisiones. Difieren en poco de la tendencia del sector. Leopoldo Alvear, director financiero de Bankia cree que se ha producido una reducción en el uso de medios de pago, pero que la tendencia de crecimiento de los ingresos por comisiones “mantiene una buena dinámica”.

Bankinter

En Bankinter, el 72% de los ingresos del banco provienen del margen de intereses, la diferencia entre lo el banco recibe por el dinero que presta y lo que paga por los depósitos de los clientes. El otro 28% tiene su origen en las comisiones, que en los nueve primeros meses ascendieron a 359 millones de euros (un 3,52% más), para un margen bruto de 1.296 millones y un beneficio atribuido de 220 millones (un 50,5% menos). Según el banco, la tercera parte de las comisiones procede del negocio de gestión de activos. Destaca también el protagonismo que está adquiriendo el negocio de valores, que ha proporcionado 69% millones de euros en el periodo, un 26% más que en 2019.

Liberbank

Donde más se han notado las comisiones ha sido en la cuenta de resultados de Liberbank. En apenas un año, han pasado de representar el 27% de los ingresos a ser el 32,4%. En los nueve primeros meses, los llamados ingresos invisibles han ascendido a 184 millones de euros, para un margen bruto de 567 millones, y eso a pesar de que el tercer trimestre del año ha sido el más desfavorable de los últimos cuatro.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba