EMPLEO

Las bajas de los funcionarios son más largas y caras que en la empresa privada

Duran de media 16 días más y cuestan 9,44 euros más por día indemnizado

Varios funcionarios trabajan en una oficina de empleo.
Varios funcionarios trabajan en una oficina de empleo. EFE

Las bajas laborales por incapacidad temporal de los empleados públicos son más duraderas que las de los trabajadores del sector privado -duran de media dieciséis días más-, y tienen también un coste más elevado: las indemnizaciones de los funcionarios son de 41,92 euros al día, mientras que los asalariados reciben 32,48 euros al día.

Los funcionarios estuvieron de baja en 2018 una media de 51,39 días al año, mientras que los asalariados del sector privado están sin trabajar 35,25 días de media al año, según recoge la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) en un 'Estudio sobre el Absentismo del Sector Público y Privado en las Mutuas' al que ha tenido acceso Vozpópuli.

La diferencia entre lo que duran las bajas de unos y otros ha ido ampliándose progresivamente desde la crisis, cuando la destrucción de empleo hizo mella en los trabajadores del sector privado del país que estaban expuestos a perder su puesto de trabajo, un riesgo que no acecha al otro colectivo. 

En el año 2012, la duración de las bajas de empleados públicos y trabajadores del sector privado era prácticamente la misma: 35,44 días los primeros y 35,10 días los segundos. Sin embargo, desde entonces la duración media de las bajas de los asalariados de la empresa privada apenas ha aumentado (duran ahora de media 0,15 días más, es decir 3 horas más), mientras que las de los funcionarios se han incrementado en 16 días. 

Además de ser más duraderas, las bajas de los empleados públicos son más caras, ya que cuestan 41,92 euros por día indemnizado (un 0,62% más que en el año anterior), mientras que las de los trabajadores de la empresa privada tienen un coste de 32,48 euros al día.

Por ello, el gasto total por afiliado fue de 637,36 euros en el caso de los funcionarios en 2018, mientras que el gasto total por afiliado del sector privado fue la mitad: 363,21 euros. 

Menos diferencia en las enfermedades profesionales

Si se tienen en cuenta los datos de AMAT relativos únicamente a las bajas por contingencias profesionales (aquellas en las que la enfermedad es consecuencia directa del trabajo), la diferencia de duración entre las bajas de los empleados públicos y las de la empresa privada no son tan acusadas: mientras que las primeras duran 39,51 días, las segundas se extienden 36,02 días de media. 

El coste es también más elevado para las primeras en este caso: 54,20 euros por día indemnizado frente a 39,42 euros. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba