Infraestructuras

El Ayuntamiento de Birmingham acepta resolver el contrato que ha metido a Ferrovial en pérdidas

La Administración local británica ha decidido, tras varias reuniones en las últimas horas, aceptar las condiciones planteadas en el principio de acuerdo alcanzado a comienzos de mes. El anuncio oficial se hará en las próximas horas

Ferrovial dejará de tener a Reino Unido como primer mercado tras vender su división de servicios
Ferrovial dejará de tener a Reino Unido como primer mercado tras vender su división de servicios

Fin a nueve años de pesadilla británica para Ferrovial. El Ayuntamiento de Birmingham ha decidido aceptar las condiciones para la resolución anticipada del contrato de mantenimiento de carreteras adjudicado en su día a Amey, filial del grupo controlado por la familia Del Pino, cuyas crecientes dificultades han llevado incluso a Ferrovial a teñir de rojo sus resultados. Los términos del acuerdo están en línea con los adelantados por Vozpópuli hace unas semanas, cuando ambas partes acercaron posturas para aligerar los trámites de la resolución.

En términos generales, la ruptura del contrato está valorada en unos 340 millones de euros para Ferrovial, aunque el desembolso en efectivo estará en el entorno de los 235 millones de euros. De ellos, una parte significativa se abonará de inmediato y en los próximos meses, mientras que el resto se pagará en cinco años.

Amey también renunciará a una serie de disputas judiciales que mantenía con el Ayuntamiento de Birmingham como parte de la resolución del contrato.

El pacto facilitará la venta de la división de servicios que está preparado Ferrovial y que pretendía cerrar antes de este verano, según manifestó su presidente, Rafael del Pino, en la última junta de accionistas del grupo. El conflicto de Birmingham, que obligó al grupo a provisionar el valor de Amey (lo que hizo que cerrar el año con resultados negativos) también forzó a Ferrovial a sacar a su filial británica del proceso de venta.

Voluminosas provisiones

Las cifras del acuerdo se aproximan a la provisionada en conjunto por Ferrovial y Amey en los últimos tiempos en relación con el tormentoso contrato de Birmingham. La compañía británica provisionó en su día unos 85 millones de euros al cambio para cubrir la cuantía de las reclamaciones por parte del Ayuntamiento de Birmingham por supuestos retrasos e incumplimientos del contrato. Por su parte, Ferrovial provisionó el pasado año algo más de 200 millones de euros.

Ya en 2019, Ferrovial también anunció que a finales del año pasado realizó una provisión de 774 millones de euros por el deterioro del valor de Amey, lo que motivó que los resultados correspondientes al conjunto del ejercicio arrojaran un saldo negativo.

Prácticamente desde su inicio, el contrato para el mantenimiento de las carreteras de Birmingham (valorado aproximadamente en 1.400 millones) se convirtió en un quebradero de cabeza para ambas partes debido a las numerosas reclamaciones, que habían puesto en una situación delicada a Amey, toda vez que había dejado de percibir ingresos derivados del contrato por las continuas diferencias con las autoridades locales.

Al Ayuntamiento de Birmingham también le urgía resolver cuanto antes la situación ya que la ciudad será sede de los Juegos de la Commonwealth en el año 2022 y los retrasos acumulados en los trabajos de construcción y mantenimiento de las carreteras en el entorno de la ciudad hace que peligre el objetivo de tener todo listo para el acontecimiento. De ahí que necesite cuanto antes contar con un nuevo contratista, para lo que debía previamente acordar con Ferrovial el fin del actualmente vigente.  

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba