Motor

Descubrimos los nuevos eléctricos de Audi, DS y Opel que llegan al mercado

Uno, el DS9, es híbrido enchufable. Los otros dos, Q4 y Corsa, 100% eléctricos. Tres modelos muy diferentes que refuerzan la estrategia eléctrica de sus respectivas marcas.

Descubrimos los nuevos eléctricos de Audi y DS que llegarán al mercado
Descubrimos los nuevos eléctricos de Audi y DS que llegarán al mercado

El parón provocado por el coronavirus los pasados meses de abril, mayo y junio supuso un frenazo a las ventas de coches y en especial al coche eléctrico. Pero ahora, las marcas han vuelto a poner en marcha toda su maquinaria para impulsar de nuevo esta tecnología que, obligados por las leyes o no, quieren tratar de imponer a medio y largo plazo como la opción a seguir por todos los fabricantes.

Y las novedades siguen ahora recuperando protagonismo, algunos en formato concept car como el Q4 de Audi pero que llegará a los concesionarios en un formato que poco diferirá de este. DS por su parte apuesta por un inédito DS9 que combina motor de gasolina y eléctrico enchufable como su nuevo buque insignia. Y Opel, ya produce en Figueruelas (Zaragoza) su primer eléctrico, un Corsa-e al que nos hemos subido para comprobar cómo se adapta a la ciudad... y alrededores.

Audi Q4 Concept

Audi Q4
Audi Q4

El nuevo miembro de la familia SUV llegará al mercado el próximo año, y para su presentación en forma de prototipo se ha optado por la variante 100% eléctrica y será cuando se ponga a la venta el séptimo modelo eléctrico de la gama. Sus dimensiones son algo superiores a las del Q3, con una longitud de 4,60 metros, una altura de 1,60 metros y una anchura de 1,90 metros. El sistema de propulsión anticipa cómo será la nueva generación de eléctricos, y el Q4 e-tron concept está impulsados por dos motores eléctricos con una potencia total de sistema de 306 CV y, como es característico de Audi, tracción total quattro. Gracias a la capacidad de motricidad, acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos con una velocidad máxima limitada a 180 km/h.

La gran batería, con una capacidad de 82 kWh, está situada entre los ejes y ocupa casi todo el espacio en la zona inferior de la carrocería. Con más de 450 kilómetros de autonomía, de acuerdo con el estándar WLTP, el Q4 eléctrico en versiones de tracción trasera superará los 500 kilómetros. Se carga con un máximo de 125 kW y, por lo tanto, en poco más de 30 minutos alcanza el 80% de la capacidad total. La plataforma modular de electrificación (MEB) aporta la tecnología al Q4 e-tron concept, al igual que a numerosos vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen en el futuro, desde el segmento compacto hasta versiones superiores.

Las cuatro aletas con los pasos de rueda pronunciados son una de las características clásica del diseño de Audi, que ha distinguido a la marca desde el legendario quattro original de 1980. Los pasos de rueda ensanchados del Q4 e-tron concept tienen un diseño fluido que confiere un aire característico a la vista lateral. Las taloneras acentuadas en la zona inferior entre ambos ejes, donde se encuentra la batería y, por lo tanto, la energía de este SUV, es una característica del e-tron.

Por sus dimensiones, el Audi Q4 Sportback e-tron concept se posiciona en la parte más alta de la clase compacta. En el interior, una distancia entre ejes de 2,77 metros permite ofrecer un amplio espacio para los ocupantes, y como no hay un túnel de transmisión que restrinja el espacio, el confort será elevado para tres ocupantes.

Detrás del volante se encuentra la pantalla del Audi virtual cockpit con la información más importante: la velocidad, el nivel de carga de la batería y los datos de la navegación. La pantalla de gran formato con una función de realidad aumentada supone una gran novedad. Puede mostrar directamente sobre la carretera información gráfica relevante, como las flechas para indicar el giro. En la parte superior de la consola central se ubica la pantalla táctil de 12,3 pulgadas, en la que se muestran y desde la que se controlan las funciones de infotainment del vehículo.

DS9

DS9
DS9

DS da un paso más en su ofensiva como marca de lujo, y el DS9 es su última propuesta, una berlina de 4,93 metros de longitud que sólo estará disponible con un sistema híbrido enchufable de 225 CV de potencia. Un sistema que combina un motor de gasolina de 1,6 litros y 180 CV y uno eléctrico de 110 CV alimentado por una batería de iones de litio de 11,9 kWh de capacidad. En modo completamente eléctrico, puede recorrer unos 50 kilómetros hasta una velocidad máxima de 135 km/h.

Como en otros híbridos enchufables, el DS9 dispone de varios modos de utilización del sistema, eléctrico, híbrido o Sport. El primero es el que actúa de manera predeterminada al arrancar y circula únicamente con el motor eléctrico, el segundo combina el funcionamiento de los dos motores en función de la demanda de potencia y el tercero está orientado a obtener las máximas prestaciones. Además, hay una función denominada E-Save que sirve para mantener la carga de la batería a un nivel determinado. El cargador de a bordo permite cargar a una potencia de hasta 7,4 kW, y el tiempo para una recarga es inferior a las dos horas.

Hemos podido subirnos a una unidad en la presentación en España y se aprecia enseguida que el interior tiene buenos ajustes y materiales de calidad propios del segmento Premium. El diseño interior es muy particular, como suele ser habitual en otros modelos de la marca. Es destacable además el mucho espacio longitudinal en todas las plazas, especialmente en las traseras. En la parte posterior de la consola central hay una pantalla desde la que los pasajeros traseros pueden manejar el sistema de climatización y el de calefacción y ventilación de los asientos.

El apoyabrazos central trasero tiene un alojamiento con dos tomas USB, un soporte para dos teléfonos móviles y, en opción, puede llevar un panel para controlar la función de masaje, con tres modos y tres intensidades. El cuadro de instrumentación está compuesto por una pantalla configurable, un sistema multimedia compatible con Android Auto y CarPlay, un sistema de iluminación ambiental con varias tonalidades o un reloj en la parte superior de la consola fabricado por el especialista B.R.M.

Y es que la sensación de confort es sin duda el principal objetivo del DS 9, e incorpora por ello varios sistemas como la suspensión  Active Scan que, a través de una cámara frontal, detecta los baches e imperfecciones de la carretera y adapta la suspensión para pasar por ellos, unos cristales laterales con tratamiento acústico con dos capas de vidrio separadas por una lámina de plástico o asientos tanto delante como detrás con calefacción, ventilación y varios programas de masaje.

Opel Corsa-e

Opel Corsa-e
Opel Corsa-e

Si al novedoso DS9  nos hemos podido subir en su puesta de largo, al primer Corsa eléctrico que Opel ya produce en la planta española de Figueruelas hemos podido realizar una primera prueba en un recorrido muy variado por los alrededores de Madrid, una jornada en la que poder comprobar el rendimiento del Corsa más tecnológico de siempre. Un Corsa-e que se lanzó justo antes del estado de alarma y que ahora retoma notoriedad como uno de los eléctricos más esperados.

El motor eléctrico, el mismo de los también nuevos eléctricos de Peugeot, rinde 136 CV de potencia y homologa algo más de  330 kilómetros de autonomía con su batería de 50 kWh, una cifra que supone un consumo medio de batería de 17 kWh cada cien kilómetros, una cifra que hemos podido corroborar en este primera toma de contacto en un recorrido que combinaba tráfico urbano y vías de circunvalación a ritmos de 80-90 km/h. Como en todo eléctrico, la respuesta es instantánea, pero no con la intensidad de modelos como el Hyundai Kona. Una conducción muy agradable en el día a día en ciudad pero que permite disfrutar de ella también en carretera, donde se mueve con mucho silencio y con una suspensión delantero diferente a la mayoría de Corsa y una trasera más rígida para compensar los casi 300 kilos de más que pesa por el  motor eléctrico y la batería.

Tiempos recarga batería
Tiempos recarga batería

El tacto que ofrece es muy vivo, con una dirección precisa y de rápidos movimientos y una amortiguación que mantiene al Corsa bien pegado al asfalto. Un bastidor que permite apurar las posibilidades del motor eléctrico, que puede funcionar con tres modos de conducción diferentes (Eco, Normal y Sport) que se seleccionan desde un mando que hay entre los asientos. Según el seleccionado varía la potencia del motor, la respuesta del acelerador e incluso el tacto de la dirección. El modo Eco, perfecto para ciudad y el día a día, da un máximo de 82 CV, 109 en modo de conducción Normal y 136 CV en el modo Sport.

Es posible también elegir entre dos niveles de recuperación de energía (D y B) desde la palanca selectora que hay entre los asientos. En modo B aumenta de manera notable la retención al soltar el acelerador y aumenta la capacidad de recarga de la batería. En el recorrido por autovía a 100 kilómetros por hora de marcador mantenida, ha gastado 20 kWh/100 km, cifra que a una velocidad de 120-130 km/h sube ligeramente por encima de los 25 kWh, lo que da a entender una autonomía en estas condiciones en torno a los 200 kilómetros.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba