Economía

Arriola, el gurú del PP, ingresó cerca de un millón al año a través de dos sociedades

Pedro Arriola, asesor del PP durante tres décadas, abandonó el cargo de administrador único de sus empresas, Instituto de Estudios Sociales, y Consultores de Investigación Social, el pasado mes de enero

Pedro Arriola
Pedro Arriola EFE

Instituto de Estudios Sociales y Consultores de Investigación Social, las empresas creadas por Pedro Arriola, asesor del Partido Popular durante 30 años, han ingresado anualmente, en total, cerca de un millón de euros, al menos desde 2012.

De acuerdo a las cuentas depositadas en el Registro Mercantil por ambas empresas, Instituto de Estudios Sociales ha ingresado año tras año 0,6 millones de euros, y Consultores de Investigación Social, entre 0,16 y 0,3 millones.

Las cuentas de las dos sociedades que este diario ha podido consultar, a través de Insight View, van de los ejercicios 2012 a 2016. Las mismas no precisan el origen de los ingresos, aunque de las informaciones publicadas y de las fuentes consultadas se deduce que la mayoría procedían de la labor de asesoría al PP.

Arriola dejó el cargo de administrador de las sociedades el pasado mes de enero

Arriola constituyó Instituto de Estudios Sociales en el año 1990, con la actividad principal de "estudios de opinión". En 2016, último ejercicio disponible en Registro Mercantil que ha podido consultar Vozpópuli, la empresa ingresó 0,63 millones de euros (prácticamente lo mismo que los cuatro años anteriores), y ganó 75.432 euros (34.097 euros de beneficio en 2015).

Consultores de Investigación Social fue creada en 1998, con la actividad principal de "estudios sociológicos de opinión e investigación". La empresa ingresó 150.058 euros en 2016 (235.308 euros en 2015) y obtuvo un beneficio de 24.487 euros (la mitad que en 2015). La sociedad de Arriola cerró ese año con deudas por importe de 0,7 millones y fondos propios de 1,5 millones.

Según se ha publicado en el Borme, Pedro Arriola abandonó el cargo de administrador único de ambas sociedades el pasado mes de enero, siendo sustituido por su hija.

30 años de relación

Después de treinta años de relaciones profesionales, el Partido Popular y Pedro Arriola han puesto punto final a su colaboración. No ha sido un final tranquilo.

Arriola ha asegurado a Vozpópuli que no piensa demandar al PP

El sociólogo sevillano le reclama a Génova un montante de unos 200.000 euros por deudas pendientes del pasado año, según informó 'El Mundo'. La dirección del PP asegura que no hay tal, que todo quedó zanjado en su momento y se llegó a una ruptura 'amistosa'.

Pablo Casado canceló la colaboración con Arriola tras ser elegido presidente del PP el pasado verano. Hubo un encuentro en la sede nacional en el que se decidió el divorcio entre las partes. Teodoro García Egea, secretario general de la formación, fue el encargado de rematar los flecos económicos. "Todo está en orden", aseguran en el partido.

Arriola reclama la mencionada cantidad desde este mes enero, según estas fuentes. Génova le pagó los seis primeros meses de 2018, y luego rescindió el contrato. La disputa, por tanto, se centra en los seis meses restantes.

Arriola ha asegurado a Vozpópuli que no piensa interponer demanda alguna contra el partido. En el PP comentan que "ya está todo zanjado, lo hemos revisado ahora de nuevo y no hay nada", señalan.

Análisis e imagen

En las tres décadas que trabajó Arriola como asesor de José María Aznar y de Mariano Rajoy, gozó de enorme influencia. Fue una institución en el partido. Trabajaba personalmente para los presidentes "Sus clientes", los llamaba. Su opinión era clave, se le consultaba para casi todo y se le escuchaba sin titubeos.

En el PP calculan que Arriola habrá facturado 25 millones al partido en 30 años

Su contrato externo, que se renovaba anualmente y que ascendía al medio millón de euros según fuentes de Génova, incluía labores de análisis demoscópicos, estrategia e imagen. También colaboró en otros menesteres. Aznar le incorporó al equipo que dialogó en su momento con la banda terrorista ETA

En una reciente conferencia, Arriola se mostró algo contrariado cuando Rajoy no le ofreció un ministerio tras alcanzar la mayoría absoluta en 2011. El sociólogo esperaba un detalle por parte del recién elegido. No hubo tal. "He llevado a la Moncloa a dos políticos del PP", recordaba Arriola en su momento. En los últimos tiempos de Rajoy, ya no se le consultaba con tanto interés. Otras personas había asumido el círculo de confianza del presidente, como Jorge Moragas, Carmen Martínez Castro y la propia vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Casado decidió acabar con esa relación contractual en cuanto llegó a Génova. Fue el pasado verano. Poco después de finiquitar el contrato con Arriola, el líder del PP también apartó a Celia Villalobos, la esposa del analista, primero de la diputación permanente del Congreso y luego de las listas electorales. Villalobos, una de las referencias del PP en Andalucía, entendió el mensaje y se retiró de la política

El 'nuevo PP' estaba en las antípodas del estilo arriolesco. Casado renegaba del tancredismo algo displicente de Rajoy, que echó a los brazos de Vox a buena parte del votante más combativo del PP. Es partidario de dar la cara aunque te la rompan. Por eso dio el paso al frente en las primarias y abordó una regeneración ideológica de su formación, que algunos tacharon de 'retorno al aznarismo'.

Arriola, de 70 años, había anunciado su retirada desde tiempo atrás. Imaginaba que ya no se contaba con él. Casado le agradeció los servicios prestados que, en todos estos años, le han supuesto al PP un desembolso de en torno a 25 millones de euros. "No se puede quejar, son 25 millones de razones", señalan fuentes de la formación.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba