Caso Bankia Arranca el juicio a la crisis financiera

En una semana empieza el juicio financiero más importante de la historia de España, que sentará en el banquillo a 34 acusados. Durará medio año y en él hay más en juego de lo que parece

José Luis Olivas, Rodrigo Rato y Francisco Verdú, durante la salida a Bolsa de Bankia.
José Luis Olivas, Rodrigo Rato y Francisco Verdú, durante la salida a Bolsa de Bankia. EFE

EL 7 de mayo de 2012 quedará marcado en rojo en la historia económica española. Ese día pasaron muchas cosas: cambió el rumbo de Bankia y del sector financiero español; se firmó la defunción de las cajas, como se conocían antes; y se dejó a España al borde del rescate, que terminó siendo bancario. Y todo por una sola noticia, la dimisión de Rodrigo Rato como presidente de Bankia.

Tras el terremoto que eso provocó, el 4 de julio de 2012 se admitían a trámite las primeras querellas en la Audiencia Nacional. La primera del desaparecido partido UPyD, liderado en esta batalla por Andrés Herzog. Habrán pasado 2.337 días, casi seis años y medio, cuando el próximo lunes 26 de noviembre, 34 acusados se sienten en el banquillo por la presunta estafa de Bankia.  

Por lo que implicó, un rescate financiero; lo que costó el suyo -22.424 millones-; los problemas que originó a muchos clientes con acciones y preferentes, de los que la mayoría ya han recuperado el dinero; y, sobre todo, por su simbolismo, este juicio es el más importante que ha habido hasta ahora en el mundo bancario español, por delante de Banesto y las tarjetas ‘black’.

Acusados

El banquillo estará ‘presidido’ por el ex número uno de Bankia y exvicepresidente del Gobierno, Rato, que aducirá desde prisión tras su reciente ingreso. Sólo otros tres exdirectivos forman parte del grupo al que acusa la Fiscalía Anticorrupción: José Luis Olivas, hombre fuerte de Bancaja y ex número dos del banco nacionalizado; José Manuel Fernández Norniella, ejecutivo de confianza de Rato en Bankia; y Francisco Verdú, ex consejero delegado, que llegó poco antes de la salida a Bolsa de Banca March y se ha visto atrapado legalmente por ella.

Hay otros 27 acusados entre los que hay principalmente exconsejeros y exdirectivos, más otros 3 representantes de las sociedades procesadas: Bankia, BFA y Deloitte. Todos ellos se aferrarán a la doctrina Botín durante las cuestiones previas que arrancan el lunes 26. Defenderán que, como la Fiscalía les ve inocentes, no hay caso.

El abogado Andrés Herzog.
El abogado Andrés Herzog.

También se aferrarán a la fuga de acusaciones particulares que está habiendo antes del juicio. De los 10.789 perjudicados que llegó a haber personados, quedan 168 legitimados, según cálculos de Bankia. Casi todos han recuperado ya el dinero con la solución que puso a disposición de los afectados el banco.

Todo lo contrario intentará Herzog, que tras la desaparición de UPyD y su fichaje por un bufete ha seguido ligado al caso a través de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), y que contará con un equipo de otros dos letrados para liderar a las acusaciones.

Declararán testigos como FG, Guindos, Fernández Ordóñez y, si no hay cambios, la directora gerente del FMI

Más allá de las cuestiones previas y del espectáculo que supondrá volver a ver a consejeros declarar que no sabían nada de banca, el juicio tendrá un eje principal, la salida a Bolsa de julio de 2011, y dos derivadas: el cargo contra reservas que hicieron las siete cajas de Bankia en 2010 -línea de la acusación-; y la reformulación de cuentas de 2011, que intentará usar a su favor Rato.

El proceso también cuenta con el atractivo mediático de ver de nuevo declarar a banqueros como Francisco González, exgobernadores del Banco de España, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, y, si no se excusa, a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

La investigación de la salida a Bolsa se resume en un párrafo del auto de apertura de juicio oral del juez Fernando Andreu: "Se desprenden indicios, racionales y suficientes de que la situación financiera narrada en el folleto informativo y las perspectivas del emisor, no serían las reales, pues no reflejaban ni la imagen de solvencia publicitada y divulgada, ni la situación económico financiera real de la Sociedad, puesto que de la pericial practicada se desprenden indicios de la incorrección e inveracidad de la información contenida en el folleto".

Los peritos de la discordia

Las acusaciones tienen a su favor tres informes demoledores de los dos inspectores del Banco de España que hicieron de peritos judiciales, Víctor Sánchez Nogueras y Antonio Busquets. Estos expertos pusieron patas arriba el sector financiero cuando a finales de 2014 señalaron que toda la contabilidad de Bankia en 2010 y 2011 era falsa.

Desde entonces se convirtieron en foco de críticas por las defensas, algunos estamentos del Banco de España y el sector financiero. Tanto que tuvieron que revisar hasta en dos ocasiones su primer informe. Sánchez Nogueras y Busquets seguirán siendo atacados en el juicio, aunque hasta ahora su opinión es la única con un sello de calidad para los jueces.

Este eje hará que el juicio se parezca en más una sesión a una clase de una contabilidad que a un proceso penal. Que Bankia atravesaba graves problemas cuando salió a Bolsa era obvio dentro y fuera del sector financiero. Que la morosidad estaba cogida con palillos, también. Si deliberadamente se falseó información para engañar a los inversores, es algo que tendrá que decidir el tribunal.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba