Economía

Rolls Royce, un hotel 5 estrellas en Cuba, un anillo de rey... D10S quiso donar su herencia

El patrimonio del Diego rondaba los cien millones de dólares, aunque algunas fuentes apuntan a que ingresaba más de la mitad de eso en un año. Tras distanciarse de sus hijas, prometió donarlo todo

Rolls Royce, un hotel en Cuba, anillos de rey...Maradona prometió donar su herencia
Rolls Royce, un hotel en Cuba, anillos de rey...Maradona prometió donar su herencia EFE

"Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha". Diego Armando Maradona ha fallecido este miércoles a la edad de 60 años. El, para muchos, mejor futbolista de todos los tiempos deja una herencia que prometió donar tras distanciarse de sus seres más queridos, sus dos hijas mayores. 

Se desconoce a qué entidad sería donado el legado del '10'. El patrimonio oficial del Diego rondaba los cien millones de dólares. Algunas fuentes señalan que sus finanzas estaban en verdad muy golpeadas por sanguijuelas. Otras, que generaba más de la mitad de todo eso cada año, al nivel de Lionel Messi o Cristiano Ronaldo dos décadas después de retirarse y casi cinco tras fichar por el Barça por unas entonces históricas 1.200 millones de pesetas.

"Yo no la toqué, fue la mano de Dios", dijo tras convertirle ese y el que luego sería votado el mejor gol de la historia de los mundiales, el segundo a Inglaterra, en el Mundial de México 86', cuatro años después de la Guerra de las Malvinas en la que los argentinos habían sucumbido a los ingleses. Un año después conocería a Fidel Castro, a la postre "su segundo padre", una relación que le marcaría de por vida. Tanto como el Mundial de Italia 90, en el que, en una pierna, tumbó a Brasil y se impuso a la anfitriona. Tras sucumbir ante Alemania y los pitos del público italiano en la final, la oscuridad de su vida en Nápoles empezó a salir a la luz.

"Me cortaron las piernas", dijo en 1994, tras ser expulsado de su último mundial, en EEUU, por consumo de efedrina. Seis años después, la propia FIFA realizó una votación entre sus internautas a nivel planetario en la que Maradona resultó elegido el mejor del siglo. Esa marca de profana divinidad, de genio sin igual que provoca de todo menos indiferencia, la síntesis del bien y el mal, le ha acompañado siempre.

Actualidad

En la última década dirigió a la Selección Argentina (la abandonó tras el Mundial 2010), el Al Wasl y el Al Fujairah de los Emiratos Árabes y los Dorados de Sinaloa de México. Ahora, entrenaba al Gimnasia y Esgrima de La Plata de Argentina, el equipo con el que simpatizaba su mayor 'amiga' política en el país, la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. La hermana de esta le presentó públicamente ante 20.000 hinchas triperos. Ninguno de sus fracasos como entrenador había logrado opacar su carrera como futbolista.

Su agente más conocido y duradero fue Guillermo Coppola, el hombre que le vio ir y venir entre el cielo y el infierno, y que llegó a estar preso en 1996 acusado de narcotráfico (Maradona había sido condenado a 14 meses por posesión de cocaína en 1991 pero no fue a prisión). Ahora, su asesor era 'Scarface' Bragarnik, el actual propietario del Elche y uno de los empresarios más poderosos del balompié latinoamericano, al que también salpicó la sombra del Narco e incluso se vinculó con amigos de Mauricio Macri

Bienes y negocios variopintos

En línea con sus memorables jugadas y célebres frases, del patrimonio de Maradona se conocen bienes relampagueantes, como la Ferrari Testarrosa que adquirió poco después de tocar el cielo del Estadio Azteca. Entre los actuales aparecían varios coches de lujo, como uno de la marca británica Rolls Royce (300.000 euros) y un I8 de la alemana BMW (150.000). También se sabía de un anillo de brillantes de 300.000 euros que recibió durante su insólita estancia en 2018 en Bielorrusia, donde fue presidente durante una temporada del club de fútbol Dínamo Brest.

A lo largo de su vida tuvo también dos programas de televisión, La Noche del 10 (13 episodios, en 2005, para Canal Trece, del 'conservador' Grupo Clarín) y De Zurda (durante el Mundial de Brasil 2014, para la televisión latinoamericana creada por Hugo Chávez, Telesur).

Según trascendió en los últimos meses, era propietario de un hotel cinco estrellas en La Habana (Cuba), y otras inversiones en China, VenezuelaItalia, la cúspide de su leyenda. Allí sigue siendo considerado un D10S por buena parte de la población del 'pobre' sur del país, en especial, los napolitanos.El Pibe de Oro consiguió liderarles hacia las únicas dos ligas de su historia aun pese a tener enfrente a la Juventus de Michel Platini y el Milan de Arrigo Sachi.

En Argentina conservaba su 'mítica' casa familiar en Segurola y Habana 4310 (de Villa Devoto, Buenos Aires), a donde dijo alguna vez esperar a quien quisiera enfrentarle. También poseía otros bienes inmobiliarios en los lujosos barrios porteños de Puerto Madero y Nordelta, siendo este último el lugar donde falleció.

Conflicto judicial

Entre sus herederos naturales aparecen sus hijas mayores, Dalma y Giannina, fruto de su relación con su primera mujer, Claudia Villafañe (que vive en la primera casa del Diego); su pequeño hijo de siete años Diego Fernando Maradona Ojeda (con Verónica Ojeda), y sus primogénitos inicialmente no reconocidosDiego Armando Maradona Sinagra (de madre napolitana) y Jana Maradona Sabalain (de una relación fugaz en Buenos Aires). Su última pareja fue Rocío Oliva, 31 años menor que él.

En 2019 aseguró que, cansado de que sus hasta entonces sagradas hijas mayores, Dalma y Giannina, cuestionen su estado, había decidido que todo su patrimonio sea a su muerte donado. De acuerdo a la ley argentina, sus hijos tendrían igualmente derecho a una "porción legítima", de hasta dos tercios.

No sería raro que la decisión de donar su herencia haya sido otro arrebato sin recorrido dentro del temperamento del Pelusa. Sus difíciles orígenes, su problema con las drogas (que comenzó ya en su etapa en el Barça) y su contacto con la Camorra le granjearon el camino a una vida de excesos, contradicciones personales y presuntos claroscuros económicos. Con todo, el mayor revés financiero oficial lo sufrió en el año 2005, cuando la Justicia italiana le condenó a pagar 37,2 millones de euros por evasión de impuestos (23,5 millones correspondían a intereses de demora). En 2017, el juez napolitano acabó dejando en suspenso la ejecución de la deuda, de 40 millones de euros para entonces. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba