Banco Popular Ángel Ron ya temía una fuga de depósitos antes de su salida de Popular

El que fuera presidente del banco pidió en la reunión del consejo previa a la presentación de resultados que se repartiera entre la clientela un documento explicativo para "prevenir impactos en los depósitos"

Banco Popular
Banco Popular EFE

Ángel Ron temía que la presentación de resultados del ejercicio 2016 pudiera provocar una fuga de depósitos en la entidad, según se desprende del acta de la reunión del Consejo de Administración del Popular celebrada el 1 de febrero del 2017

Ese día, el que fuera presidente del banco advirtió a sus consejeros que la presentación de resultados iba a suponer importantes "retos", puesto que se tendría que "responder a cuestiones tales como 'Sunrise', el incremento de los NPAs y por qué los niveles de cobertura no se habían incrementado todo lo que se querría". 

En esa reunión, el banquero también pidió que se elaborara un documento para distribuir a la clientela desde las oficinas para coordinar la comunicación y "prevenir impactos en los depósitos". A pesar de este temor, Ron quiso dar un mensaje de "tranquilidad" y subrayó que "las cuentas se habían elaborado con rigor y con cumplimiento estricto de la normativa y con todos los controles precisos". 

Justamente este punto es importante, puesto que se le investiga por ocultar, presuntamente, deterioros de estas mismas cuentas, que fueron las que dieron lugar a la ampliación de capital del grupo por valor de 2.505 millones de euros en 2016. En concreto, se juzga si ofreció entonces a sus inversores información contable de la que se desprendía una imagen que no se correspondía con la realidad.

Ron explicó a su consejo que el impacto en las cuentas se produjo principalmente en el último trimestre y en enero del año siguiente

Ron explicó a su consejo ese mismo 1 de febrero que el impacto en las cuentas se produjo principalmente en el último trimestre y en enero del año siguiente. "Lo que sí tenemos es la conciencia de haber hecho lo que teníamos que hacer con toda esa nueva información con la que hemos tenido que trabajar en el semestre, por aplicación de la nueva normativa, por interpretaciones del Banco de España", recalcó Ron, refiriéndose al notable aumento de provisiones que se produjo tras la inspección del supervisor europeo y la nueva Circular del Banco de España. 

El banco explicó posteriormente en sus resultados remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que de las provisiones extraordinarias, 4.200 millones se habían dotado para crédito e inmuebles, mientras que otros 229 millones corresponden al importe de las cláusulas suelo y 240 millones se destinan a cubrir el impacto del descenso de la rentabilidad de su participada Targobank y el deterioro de su fondo de comercio.

Informe de los peritos

Sin embargo, en el informe pericial del Banco de España que se realizó para entender la caída del banco, los peritos explican que las cuentas presentadas en ese momento "no respetaban" ciertos aspectos de la normativa contable, en especial la clasificación de las operaciones refinanciadas en dudoso.

Concretamente, habla de las cuentas de 2015, siendo la corrección parcial de algunas de ellas lo que causó las pérdidas a diciembre de 2016. Los peritos aseguran que les es "imposible cuantificar el impacto de los incumplimientos a la normativa subsistentes a diciembre de 2016, en especial la sobrevaloración de las tasaciones", pero consideran que se puede tomar como máximos las pérdidas cuantificadas en 2017, de 1.915 millones de euros, por las provisiones crediticias y adjudicados de 4.800 millones de euros.

A pesar de ello, aseguran que lo anterior no implica que el banco fuese "inviable", pero si era previsible que los accionistas sufrieran pérdidas por el reducido margen para cumplir con los requerimientos de solvencias impuestos por el Banco Central Europeo (BCE).

Declaración 

El expresidente del Banco Popular declara este miércoles ante la Audiencia Nacional en calidad de investigado por las presuntas irregularidades que, según las acusaciones, se habrían producido en la ampliación de capital por importe de 2.505 millones de euros que la entidad acometió en 2016.

Durante su comparecencia ante el juzgado central de Instrucción número 4, programada durante dos días, el banquero se someterá a las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción y del resto de partes, que de forma previsible remitirán a la versión de su sucesor al frente del Popular, Emilio Saracho, quien criticó la operación por haberse quedado muy corta.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba