'Caso Popular'

Ron acusa a Saracho de hundir el Banco Popular para venderlo a bajo precio

El expresidente de la entidad financiera declara como imputado en la Audiencia Nacional ante el juez José Luis Calama

Ángel Ron, a su llegada a la Audiencia Nacional.
Ángel Ron, a su llegada a la Audiencia Nacional. EFE

El expresidente del Banco PopularÁngel Ron ha acusado a su sucesor Emilio Saracho de hundir la entidad para después venderla a bajo precio, según han explicado a Vozpópuli fuentes presentes en la declaración celebrada este miércoles en la Audiencia Nacional. El exdirectivo ha asegurado ante el juez José Luis Calama que de haberse ejecutado el plan el banco se habría salvado porque era solvente. De ahí que considere que Saracho nunca tuvo intenciones de dirigir el Popular y que su estrategia era hundirlo para venderlo, según han informado las mismas fuentes. 

Ron ha defendido en sede judicial la ampliación de capital de 2016 por la que se le investiga. En concreto, ha alegado que la operación se llevó a cabo en los términos en los que hacía falta. "Era la cantidad necesaria", ha dicho, en referencia a la declaración que semanas atrás hizo Saracho en la que aseguraba que la ampliación se había quedado corta. 

En este sentido, el expresidente del Popular ha hecho hincapié en que la ampliación de capital de 2016 sin el plan posterior "no tenía sentido", por lo que la negativa de Saracho a ejecutarlo habría sentenciado a la entidad. "No tenía ninguna intención de gestionar nada", ha dicho sobre su sucesor. 

El expresidente del Banco Popular Emilio Saracho a su llegada a la Audiencia Nacional
El expresidente del Banco Popular Emilio Saracho a su llegada a la Audiencia Nacional EFE

Según fuentes presentes en el interrogatorio, Ron también ha criticado que coincidiera la publicación del hecho relevante del 3 de abril de 2017 sobre la reexpresión de las cuentas del banco y la salida del ex consejero delegado Pedro Larena. Y ha asegurado que se trató de una "maniobra orquestada" de Saracho.

Cinco horas de interrogatorio

Ron ha acudido este miércoles a la madrileña Plaza Villa de París para declarar como investigado ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 por las presuntas irregularidades que llevaron a la quiebra al Banco Popular. El expresidente ha respondido durante cinco horas a las preguntas del magistrado. Es la primera vez que comparece en sede judicial, aunque ya respondió a preguntas de los diputados de la comisión de investigación del Congreso en 2018. 

El juez, que ha llevado minuciosamente el interrogatorio, ha preguntado sobre el préstamo de 400 millones de euros para la compra de acciones que -según Saracho- se hizo por orden de Francisco Gómez, quien fuera número dos de Ron. El expresidente ha asegurado que no le consta que hubiese instrucción del banco para ofrecer acciones a los minoristas. 

Sobre su salida del banco, ha relatado que fue tormentosa, con "maniobras" y "falta de transparencia". Según la versión de Ron, su sucesor llegó a presidir el banco con el respaldo del entonces consejero y accionista Antonio del Valle Ruiz y la también consejera Reyes Calderón. En relación a Del Valle también ha dicho que le llevó hasta un arbitraje en el que dijo que tenía 1.500 millones de euros para meter en el Popular. Bajo este argumento, Ron ha defendido que la situación del banco no eran tan mala como decía Saracho.

Ronda de declaraciones

El interrogatorio de este miércoles ha tenido lugar semanas después de que el fiscal Antonio Romeral escuchara al exvicepresidente Roberto Higuera y al ex consejero delegado Francisco Gómez Martín. Ambos defendieron la ampliación de capital y las decisiones tomadas por la ejecutiva de Ron.

Su sucesor, Emilio Sarachocriticó la operación de 2016 que se investiga en la causa: la consideró insuficiente -al haberse realizado por 2.500 millones- e irregular -al haberse prestado dinero del banco a los propios inversores de la operación sin deducirlo del capital-. 

La Fiscalía anticorrupción le investiga por presuntos delitos societarios, de administración desleal, contra el mercado, falsedad documental y apropiación indebida en el contexto de la gestión del Banco Popular en los ejercicios previos y posteriores a la ampliación de capital de 2016. Según consta en su escrito de ordenación de querellas, la entidad habría proporcionado a sus potenciales inversores "folletos de inversión e información de sus estados contables y financieros que no reflejaban la verdadera situación económica de la entidad". Será este jueves cuando el fiscal inicie su interrogatorio.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba