Economía

La ampliación del permiso por paternidad se pagará con Presupuestos

El Gobierno ya ha acordado con Unidos Podemos elevar el permiso de paternidad de cinco a ocho semanas en el año 2019 y equiparado al de maternidad en 2021. El coste total de la medida rondará los 1.400 millones y se financiará vía Presupuestos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez EFE

Uno de los aspectos que ya han pactado el Gobierno y Unidos Podemos es la ampliación del permiso por paternidad, que se igualará al de las mujeres en 2021. El coste total de la medida rondará los 1.400 millones, según la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA), y tendrá que financiarse vía Presupuestos dado el maltrecho estado de las cuentas de la Seguridad Social.

Pero se hará en dos fases. La idea pasa por subirlo tres semanas en los Presupuestos de 2019, hasta 8 semanas y en 2021 llegar a las 16 semanas. Podemos no ha incluido la medida en el último documento que ha remitido al Gobierno porque, de hecho, hay bastante acuerdo sobre esta materia. Se aplicará seguro a los empleados del sector público y casi con toda seguridad se extenderá al sector privado.

Según PPiiNA, el objetivo final tiene que ser establecer permisos exactamente iguales e intransferibles. Es una de las vías más importantes para acabar realmente con la desigualdad que existe entre hombres y mujeres. En concreto, proponen dos permisos de 16 semanas, con seis de carácter obligatorio y 10 optativas, pero intransferibles. Esto quiere decir que si el hombre o la mujer renunciara a cogerse toda la baja, no podría transferirla al otro, simplemente se perdería.

Las semanas de permiso deberían ser intransferibles para conseguir igualdad en el trabajo, en casa y en lo personal

Para la plataforma, tienen que ser intransferibles porque es la única forma de conseguir una igualdad total en el trabajo, en casa y en lo personal. En el trabajo, una medida así evitaría que algunas empresas dejaran de contratar a mujeres por miedo a que se ausenten 16 semanas si tienen un hijo. Si los hombres tienen ese mismo derecho, no sería un motivo de discriminación.

También aumentaría la corresponsabilidad en el hogar porque los dos miembros de la pareja cuidarían y disfrutarían de los hijos. Y algo similar ocurriría en lo personal, porque permitiría reorganizar mejor el tiempo libre a ambos progenitores. El cambio tendría que ser progresivo y se podría hacer a razón de dos semanas cada año hasta alcanzar las 16 semanas de las que disfrutan las mujeres actualmente.

¿Cómo se va a pagar esto? El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, lo tiene claro: tiene que ser vía Presupuestos. La Seguridad Social, que ya asume el coste de las prestaciones por maternidad y paternidad, no puede afrontar un nuevo gasto de este tipo, teniendo en cuenta que el déficit del sistema volverá a rondar los 20.000 millones este año.

2.500 millones en 2018

En 2018, el Gobierno espera gastar más de 2.500 millones en este tipo de prestaciones, según figura en los Presupuestos que dejó hechos el Partido Popular antes de perder la moción de censura. Cuando llegue a 16 semanas, el gasto rondará los 4.000 millones. Quizá por ese motivo, algunos expertos consideran que este es uno de los gastos que podría salir del sistema para aliviar las presiones de la Seguridad Social.

La idea sería liberar el sistema para que las cotizaciones se destinen únicamente a pagar las pensiones y que sea así más sostenible. En 2019, las cotizaciones seguirán siendo insuficientes y el Ejecutivo tendrá que contar con la recaudación de algunos impuestos, como el de las transacciones financieras, y con un nuevo préstamo del Tesoro, tal y como ha reconocido este martes la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba