Economía

Airbus perdió 1.362 millones de euros en 2019 por el pago de multas por corrupción

El grupo europeo entra en pérdidas tras haber ganado más de 3.000 millones en 2018. Sin embargo, los datos de facturación son tan buenos por la crisis de Boeing que repartirá un dividendo récord

A320 de Airbus
A320 de Airbus Airbus

El fabricante europeo de aviones Airbus perdió 1.362 millones de euros en 2019 por las sanciones de casi 3.600 millones de euros que ha tenido que pagar en Francia, Reino Unido y Estados Unidos para evitar ser juzgado por corrupción en esos tres países y las posibles condenas. También ha afectado una enésima provisión por su avión de transporte militar A400M.

Airbus ha anunciado, al presentar sus resultados financieros, que la provisión por ese avión de transporte militar que se ensambla en Sevilla fue de 1.200 millones de euros en el cuarto trimestre del año, pues "las perspectivas de exportación son cada vez más complicadas". A ello se añade la prórroga de la prohibición de venderlo a Arabia Saudí por parte de Alemania. 

Además, la empresa ha confirmado que prepara un programa de reestructuración en la división de defensa y negocios espaciales, donde trabaja buena parte de la plantilla española de Airbus. Según ha detallado, el objetivo es abordar su estructura de costes y restablecer la rentabilidad hasta conseguir un margen de una cifra alta de un solo dígito.

El EBIT ajustado de Airbus Defence and Space ha disminuido hasta los 565 millones de euros desde a los 935 millones de 2018, "reflejando principalmente un menor rendimiento en el entorno competitivo de Space y las iniciativas para apoyar las campañas de ventas", según explica el fabricante en un comunicado.

Niveles récord de venta

Los números rojos provocados por estos factores contrastan con los beneficios de 3.000 millones de 2018, si bien es cierto que Airbus ha alcanzado niveles récord en la venta de aparatos comerciales, principalmente por el aumento del margen de beneficio. Esto es gracias, en gran parte, a la crisis que atraviesa su principal competidor, Boeing, con su polémico modelo MAX 737. 

El CEO de la compañía, Guillaume Faury, ha reconocido que han logrado "un sólido rendimiento financiero debido, principalmente, a nuestras entregas de aviones comerciales". En este sentido, repartirá un dividendo de 1,8 euros por acción. 

En 2019 los pedidos de aviones comerciales crecieron hasta los 768 aviones, no muy superior a las 747 unidades del año anterior; pero con un valor de 81.200 millones de euros, un 46% más que en 2018 (55.500 millones de euros). En este sentido, los ingresos de la compañía alcanzaron los 70.500 millones de euros, un 11% más que en el ejercicio anterior.

Por otra parte, el EBIT ajustado consolidado de la compañía se incrementó hasta los 6.946 millones de euros "reflejando principalmente el rendimiento operativo de Airbus, compensando parcialmente el rendimiento de Airbus Defence and Space y los costes adicionales del incremento de la producción", señala en el comunicado.

Con estos resultados, los objetivos de la multinacional para este año se centrarán en "reforzar nuestra cultura corporativa, en la mejora operativa y en el ajuste de nuestra estructura de costes para afianzar el rendimiento financiero y prepararnos para el futuro”, ha añadido el consejero delegado. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba