Economía

Air France presiona en Bruselas para frenar ayudas de la UE a Iberia y Vueling

Cuestionan su "españolidad" y, por tanto, el derecho a recibir posibles ayudas comunitarias

Imagen de archivo de un avión de Iberia.
Imagen de archivo de un avión de Iberia.

El negocio de las aerolíneas se ha desplomado con la crisis del coronavirus. La situación financiera de algunas compañías europeas comienza a ser preocupante y algunos Estados miembros han salido a su 'rescate'. Es el caso de Alemania con el gigante Lufthansa o de Francia y Holanda con Air France, con inyecciones directas de 9.000 y 10.400 millones de euros, respectivamente. En España, aunque se esperan medidas adicionales para el sector, de momento sólo ha apoyado a Iberia y Vueling con avales a líneas de crédito por 1.010 millones, que tendrán que devolver.

Ambas aerolíneas pertenecen al grupo IAG -que también incluye a British Airways y Aer Lingus-. Pese al 'colchón' económico con el que cuenta el holding, ya ha declarado insolvente la aerolínea austriaca Level Europe, que forma parte de Vueling ante el impacto que ha provocado la crisis del coronavirus en el negocio aéreo. El consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, advertía recientemente en la cumbre de la CEOE que la flota de esta aerolínea "será más pequeña el próximo lustro". 

En este sentido, denunciaba la "desventaja" de Iberia respecto a otras aerolíneas europeas que han recibido más ayuda por parte de sus países: "Resulta difícil competir con otros países donde las cantidades disponibles han sido superiores y con mayores garantías por parte del Estado". El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, avanzó esta semana que prepara un paquete adicional de ayudas para las aerolíneas que, además, esperan verse beneficiadas de los fondos de la Comisión Europea.

Sin embargo, fuentes comunitarias aseguran a Vozpópuli que uno de sus mayores competidores, Air France-KLM, está intentando bloquear cualquier posible ayuda de Bruselas a Iberia o Vueling, pertenecientes a IAG. Esta es una sociedad registrada en España, con las oficinas centrales en Londres, y cuyas acciones se cotizan en las Bolsas de ambos países. Cuenta con una estructura societaria compleja, pues cada aerolínea que compone el grupo está registrada en un país: Iberia y Vueling en España, British Airways en Reino Unido y Aer Lingus en Irlanda.

La 'españolidad' de Iberia

Tras el Brexit, tanto Iberia como Vueling tienen un periodo de transición -hasta el 31 de diciembre- para demostrar su 'españolidad' y, sólo de esa forma, conservar sus rutas intactas dentro de la Unión Europea (UE). Las compañías aéreas deben cumplir con los requisitos de propiedad y control marcados por la Comisión Europea, entre los que destaca la obligatoriedad de que más del 50% del capital social de la empresa esté en manos comunitarias. 

El particular caso de Iberia ha sembrado varias dudas, pues los derechos económicos están en manos de IAG, de la que el mayor accionista es Qatar Airways. En su informe financiero anual publicado a inicios de año, IAG reconocía que "podría afrontar dificultades" tras el Brexit, pues "la estructura de gobierno implementada en el momento de la fusión entre Iberia y British Airways contiene una serie de características complejas". 

Esto también podría influir en las posibles ayudas por parte de la Comisión Europea a los Estados para financiar a las empresas. En el caso concreto de posibles inyecciones directas de capital a empresas, Bruselas ha explicado que las compañías elegibles deberán estar establecidas y operando en la UE, ser viables económicamente, haber sido golpeadas por la pandemia, no ser capaces de financiarse por sí mismas en los mercados, y no haber cerrado 2019 con dificultades financieras, según las normas establecidas en los países miembros.

La rivalidad con Air France

Uno de los mayores conglomerados aéreos de Europa, el franco-holandés Air France-KLM, hace fuerza en Bruselas para que Iberia y Vueling se queden 'sin oxígeno' mientras él se hace fuerte. Ambos compiten por controlar el corredor aéreo entre Europa y Latinoamérica, en el que Air Europa juega un papel clave. Tanto IAG como Air France-KLM cuentan con el 19% del tráfico entre ambos continentes (sin contar con El Caribe), por lo que el 7% de Air Europa resulta decisivo.

La aerolínea española dirigida por Javier Hidalgo había constituido una 'joint venture' con Air France-KLM para hacerse fuerte en estos países y hacer crecer las plazas en un 25% de cara a 2020. Sin embargo, en noviembre del pasado año Iberia tomó la delantera y acordó la compra de su homóloga española por 1.000 millones de euros. La operación está pendiente de materializarse en el segundo semestre del año, en medio de la crisis del coronavirus. 

El grupo franco-holandés ha recibido ya una ayuda de 7.000 millones de euros por parte del Gobierno galo, dueño del 14% de Air France, de los que 4.000 serán préstamos garantizados por el Estado pero aportados por un consorcio de bancos franceses e internacionales, y los otros 3.000 un préstamo estatal directo. A su vez, el Ejecutivo holandés, también con el 14% de KLM, ha anunciado 3.400 millones el ayudas al gigante aéreo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba