industria farmacéutica

Así ha afectado la crisis económica al gasto en medicinas en España

El recorte en un lustro ha sido espectacular

Una oficina de farmacia
Una oficina de farmacia

La crisis económica ha cambiado muchos parámetros de consumo de los ciudadanos, que han tenido que pasar de años de buenos sueldos generalizados y descontrol del gasto, a todo lo contrario. El ajuste ha sido radical y buena prueba de ello es el gasto en medicamentos. España ha realizado entre 2010 y 2016 una reducción de gasto público en medicamentos del 22%. Un proceso que se inició en los estertores del zapaterismo y que ha continuado con los reales decretos de control de gasto farmacéutico del gobierno de Mariano Rajoy.

gasto-publico
gasto-publico

El ahorro total en estos año ronda los 9.000 millones de euros. Algo que se han conseguido con una población con cada vez más enfermos crónicos y más mayores de 65 años, donde aumentar el gasto en medicamentos es la tendencia natural. En este contexto, el recorte entre 2010 y 2013 fue "brutal", según la patronal Farmaindustria. El 20 de agosto de 2011, con la prima de riesgo al cuello y en plenas vacaciones, se lanzó un Real Decreto cuya base ideológica era "austeridad y racionalidad del gasto, que permitan el mantenimiento de un adecuado nivel de los servicios públicos sin menoscabo de sus compromisos de equidad y calidad". ¿Cómo se hacía esto? Instando a los facultativos a controlar más las recetas, apostando por las monodosis para que no se quedaran medicamentos caducados y exigiendo a los médicos prescribir siempre el medicamento de menor coste de haber dos iguales, y de ser de igual coste siempre el genérico.

Con esta medida, junto a otros dos reales decretos del gobierno del PP en la misma dirección, se ha conseguido controlar el gasto en los medicamentos innovadores, que son los que más han bajado como puede verse en esta imagen.

El gasto se ha reducido en los medicamentos innovadores
El gasto se ha reducido en los medicamentos innovadores

Pero junto al gasto en las medicinas subvencionadas, está el gasto en las propias oficinas de farmacia. Mucho más libre y arbitrario, en este caso el ajuste lo hicieron los propios ciudadanos sin necesidad de reales decretos. La menor renta disponible y el miedo a la situación económica hicieron lo propio. Lo asegura Humberto Arnés, director general de la patronal de los laboratorios 'de marca': "El gasto total cayó muchísimo por las oficina de farmacia. El farmacéutico de calle bajo mucho" debido a que está más relacionado con la capacidad adquisitiva de la población. Las oficinas de farmacia suponen el 60% de todo el gasto. Los hospitales el otro 40%.

Se disparan los genéricos

Sin duda, el aumento de genéricos en el último lustro es otro de los argumentos para saber cómo España ha hecho este ahorro en medicamentos. El Real Decreto del PSOE les dio preeminencia sobre los medicamentos originales, aún en igualdad de precios. Eso ha hecho que el uso de genéricos (para medicamentos sin patente, y muchos de ellos fabricados en países asiáticos siempre que se pruebe que son equiparables en un alto porcentaje a los originales) se haya disparado como podemos ver aquí.

El uso de genéricos ha subido 20 puntos en volumen y algo más de 10 en valor
El uso de genéricos ha subido 20 puntos en volumen y algo más de 10 en valor

Su muy inferior precio medio hace que todavía en valor casi la mitad del mercado sea para los medicamentos de laboratorios innovadores, aquellos que investigan para encontrar soluciones a problemas médicos que por ahora todavía no tienen cura. 

La patronal prevé que en 2017 podamos llegar a un nivel de gasto total en medicinas (hospitalarios + oficinas de farmacia) similar al que había en 2010. Esto significaría que España habría realizado uno de los mayores controles del gasto farmacéutico, teniendo en cuenta siempre que la tendencia es a gastar más en los hospitales y que eso no ha podido frenarse, por el aumento de los enfermos crónicos, que es una de las derivadas del envejecimiento de la población. La introducción en el SNS de medicamentos como Sovaldi (sofosbuvir, el principio activo para tratar la hepatitis C) ha aumentado el gasto en unos 1.400 millones de euros. 

De este modo, así ha quedado el gasto en hospitales (rosa) y farmacias (gris) en este periodo.

En rosa, el gasto hospitalario que ha subido. En gris, el de las farmacias que ha caído
En rosa, el gasto hospitalario que ha subido. En gris, el de las farmacias que ha caído



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba