Economía

Las aerolíneas sacan empleados del ERTE sólo unos días al mes para operar los vuelos

Compañías como Air Europa o Ryanair han aumentado su programación desde junio pero mantienen a casi todos sus empleados en ERTE: salen para operar un vuelo y les vuelven a suspender después

Ryanair.
Ryanair. EP

Aerolíneas como Air Europa o Ryanair mantienen a casi todos sus trabajadores inmersos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) pese al incremento en su operativa, con programaciones regulares, desde que se levantó el estado de alarma en España el 21 de junio. Esto se debe, tal y como informan fuentes del sector a Vozpópuli, a que las compañías "desafectan" a trabajadores para operar un determinado vuelo, pero después les vuelven a suspender de empleo. 

"Les aplican de inicio o como punto de partida una suspensión total de contratos y les desafectan del ERTE cuando les sacan a volar, sin planificación ni claridad en las programaciones, van improvisando", explican desde el sindicato de pilotos Sepla a este medio. "No saben cuánto ni cómo van a trabajar con la antelación debida y tienen que acudir de forma precipitada, ni saben si ese mes van a poder recibir salario o no", añaden. 

Fuentes de Air Europa alegan que aún afrontan una gran incertidumbre, con cambios constantes en su programación, y "no hay otra opción" que afectar y desafectar a los trabajadores. "Es la única forma que existe de repartir la actividad entre todos los pilotos y que todo el mundo pueda volar", comentan. 

Sin embargo, los trabajadores denuncian que ya en la nueva normalidad "los operadores se sirven de sus plantillas de pilotos como bolsa de empleo a su disposición en todo momento, no aplicando interesadamente la figura establecida cuando existe producción, que es la reducción de jornada". "Si sabes que vas a sacar diez vuelos, puedes distribuir el ERTE para saber cuánto va a trabajar cada uno", añaden. 

Es el caso de Iberia. Entre abril y junio, el ERTE afectaba al 90% de la plantilla durante el mes completo y sólo se mantuvo activa al 10% -normalmente voluntarios- para operar los pocos vuelos que conservaron durante la pandemia para repatriaciones o transporte de material. Desde junio, el ERTE sólo afecta al 70% de los trabajadores y el 30% no trabaja el mes completo sino de forma rotativa, es decir, unos días al mes. "En Iberia hay una planificación y sabes cuándo vas a tener que trabajar", diferencian desde Sepla.

Air Europa está intentando alcanzar un acuerdo similar con los pilotos de la compañía, según ha podido saber Vozpópuli, para garantizar un tiempo de vuelo a cada uno de ellos, pese a tratarse de un ERTE por fuerza mayor, sin obligación de mantener una comisión negociadora. Por el contrario, en Ryanair las conversaciones están más estancadas. Otra de las aerolíneas que también opta por esta fórmula es la valenciana Air Nostrum, según informan fuentes sindicales.

Un trabajador de Ryanair explica que "de cinco días, tres está en ERTE, uno de guardia y otro volando". Según relata, la empresa proporciona a los trabajadores un horario provisional a inicios de mes, pero la programación suele variar cada viernes y se les informa unos días antes de volar. "Al principio tuvimos problemas porque sólo avisaban dos horas antes del vuelo y la gente no estaba disponible", sentencian. 

Una práctica legal 

La pregunta es si esta práctica es o no legal. Juan Alonso, counsel del despacho Dentons explica que el artículo 1 del Real Decreto 24/2020 permite llevar a cabo una desafectación parcial del ERTE, entendiendo que esta decisión empresarial sea necesaria para el desarrollo de su actividad, permitiéndose dar prioridad a todas las medidas que puedan implantarse en términos de reducción de jornada.

Esto, según explica el experto, "ha provocado que muchas empresas, desde la salida del confinamiento y el avance de las fases tendentes hacia la llamada 'nueva normalidad' hayan ido, paulatinamente, desafectando trabajadores que se encontraban en ERTE e incorporándoles a su plantilla activa total o parcialmente" -en ese último caso, debiendo analizar el porcentaje de la jornada que es necesario para el desarrollo de la actividad-.

Sin embargo, Alonso comenta que debido a las circunstancias del mercado y la incertidumbre existente en el sector aeronáutico, se han planteado medidas tales como la posibilidad de volver a incluir a los trabajadores en situación de suspensión de contrato, volviéndolos a integrar en el ERTE

A este respecto señala que ni los reales decretos 18/2020 y 24/2020, ni el Acuerdo Social en Defensa del Empleo establecen esta posibilidad. En cambio, la Tesorería General de la Seguridad, la Dirección General de Trabajo y el SEPE sí han contemplado y recogido la posibilidad de desafectar y volver a afectar a trabajadores inicialmente incluidos en el ERTE, velando por la conservación de empleo y evitando su destrucción.

En este sentido, el abogado concluye que "la industria aeronáutica, al igual que otros sectores, siempre que cumpla con la normativa aeronáutica en materia de cualificaciones de personal, especialmente en lo que respecta a las licencias del personal de vuelo, puede acogerse a estas medidas en aras de llevar a cabo una recuperación de la actividad laboral y empresarial". 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba