Economía

Las aerolíneas 'pelean' que Aena elimine las tasas aeroportuarias durante la Covid-19

El Ministerio de Transportes ha aprobado el retraso en el pago de las tasas, pero las aerolíneas reclaman la suspensión temporal mientras dure la crisis sanitaria, como han hecho otros gobiernos europeos

Imagen de la T4 de Barajas vacía por el coronavirus.
Imagen de la T4 de Barajas vacía por el coronavirus. Vozpópuli

Los gobiernos buscan 'in extremis' fórmulas para salvar a sus empresas de la crisis sanitaria del coronavirus, que está dejando sin oxígeno a muchas de ellas ante la falta de actividad. Una de las industrias más dañadas por la Covid-19 es la aérea. Sólo en los días de Semana Santa, los vuelos se han reducido un 95%, pasando de las 71.000 operaciones en este periodo de 2019 a apenas 3.550, dedicadas esencialmente a repatriaciones y carga aérea, según datos de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA). 

Desde el inicio de la pandemia, la patronal ha reclamado al Gobierno medidas paralelas a las restricciones que se han impuesto a la aviación. De no ser así, advierte de que algunas aerolíneas podrían no aguantar y acabar en quiebra. Más allá de las ayudas económicas, hacen especial hincapié en las tasas aeroportuarias, un coste millonario que daña especialmente sus cuentas. ALA estima que sólo por dejar en tierra sus aviones las aerolíneas tendrán que pagar más de siete millones de euros al mes.

Ante los reclamos de las aerolíneas, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, aseguró hace unos días que el gestor aeroportuario español Aena -del que es dueño el estado en un 51%- aplazaría el pago de las tasas de estacionamiento durante seis meses. Las compañías aéreas consideran esta medida "insuficiente" frente a las ayudas de otros gobiernos europeos, que les han suspendido temporalmente estos cobros mientras no puedan recobrar la actividad. 

Comparan con otros países

Desde la asociación de aerolíneas ponen el ejemplo del aeropuerto de Milán-Malpensa (Italia), donde se ha suspendido temporalmente el pago de los bienes en subconcesión, arriendo y servicios no utilizados donde el periodo de pandemia; así como el estacionamiento de aviones. En Noruega, el gestor aeroportuario Avinor también ha suspendido todos los cargos aeroportuarios desde el 13 de marzo y hasta el 30 de junio. Lo mismo ha hecho el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol, donde se han congelado las tarifas entre abril y junio. 

Las aerolíneas con presencia en España también reclaman al Ejecutivo que aumente los plazos de aplazamiento de cuotas de la Seguridad Social y autorice el plazamiento de las del IVA; que revise la normativa de cálculo de los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades para reducir la cuantía; que aumente las líneas de crédito del ICO garantizando su rápido acceso y ponga en marcha una línea específica de avales para el sector aéreo; o que ejecute inmediatamente los reembolsos de la subvención de residentes. 

El sector aéreo ya consiguió que Bruselas plantease la modificación de las normas sobre los permisos de despegue y aterrizaje de los aviones (llamados 'slots') en los aeropuertos comunitarios, el bien más preciado de las aerolíneas, tal y como informó Vozpópuli. Según la regulación, si no los usan un 80% del tiempo, el regulador estatal puede asignárselos a otra compañía, y la inactividad del sector aéreo durante la pandemia ponía en riesgo su pérdida.

Otro frente: las emisiones

Además, tal y como avanzó Vozpópuli, las aerolíneas podrían tener un problema añadido a la crisis financiera que les ha provocado el coronavirus: la obligación de pagar más de lo que deberían por sus emisiones de CO2 tras el impacto de la pandemia. A partir de 2021 se comenzarán a aplicar las normas de programa CORSIA, ideado por el Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y asumido ya por 82 países entre los que se encuentra España, para reducir y compensar estas emisiones en los vuelos internacionales.

Aunque el programa entrará en vigor el próximo año -y se extenderá hasta 2035-, las aerolíneas deberán informar de sus niveles de contaminación en los dos años previos (2019-2020), estableciéndose como una emisión máxima de combustible por kilómetro de vuelo que no debe superarse o tendrán que pagar compensaciones económicas. Es sobre este punto sobre el que radica el daño colateral al sector: el umbral mínimo de referencia estará previsiblemente más bajo de lo esperado por la prácticamente inactividad de las aerolíneas durante al menos marzo y abril de este año.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba