Construcción

ACS pierde casi 1.000 millones en Bolsa tras el ataque del bajista GMT a su filial Cimic

El grupo de construcción y servicios perdió cerca de un 4% después de que una firma de análisis vinculada a especuladores arrojara dudas sobre las cuentas de su filial Cimic, que sufrió un desplome bursátil del 7%

El consejo de ACS durante una junta de accionistas
El consejo de ACS durante una junta de accionistas

Día aciago para ACS en Bolsa. El grupo de construcción y servicios que preside Florentino Pérez vio cómo sus títulos y los de sus filiales internacionales cotizadas, Hochtief y Cimic, padecían notables descensos durante la sesión, afectados por la publicación de un informe de GMT, una firma de análisis radicada en Hong Kong, que arrojaba dudas sobre las cuentas de Cimic. Al cierre de la jornada en los mercados de Madrid, Francfort y Sydney, las pérdidas bursátiles para ACS se aproximaron a los 1.000 millones de euros.

En un demoledor informe, GMT acusa a Cimic de inflar sus resultados de los últimos años en aproximadamente 1.000 millones de dólares australianos, con prácticas que engloba una agresiva política de registro de ingresos, con la que se habría desmarcado de sus comparables en Australia.

GMT, vinculada con inversores especializados en posiciones bajistas, también asegura en su informe que Cimic ha ocultado en sus resultados el rendimiento de algunas de las sociedades filiales, producto de alianzas con otras compañías en Oriente Medio. La firma concluye su análisis, filtrado a la prensa local y publicado durante el fin de semana, con la recomendación para sus clientes de vender todas las posiciones en la empresa, ante la posibilidad de que más adelante ésta lleve a cabo una revisión a la baja de sus previsiones de resultados.

Aunque Cimic emitió un comunicado al mercado australiano en el que reafirma sus previsiones y recomienda a los inversores basar sus decisiones únicamente en los balances auditados de la empresa, no pudo evitar sufrir un fuerte castigo en la Bolsa de Sydney, superior al 7% y que llegó a superar el 11% en algunos momentos de la sesión.

Desplome de Hochtief

El comportamiento de Cimic ha influido de forma negativa en la cotización de Hochtief, filial alemana de ACS y que, a su vez, es la matriz de la australiana, de la que controla algo más de un 72%. Los descensos de Hochtief al cierre de la sesión en Francfort se fueron hasta el 8,5%.

Obviamente, ACS no pudo evitar verse contagiada por la oleada de ventas en torno a sus filiales cotizadas. La compañía se dejó algo más de un 3,5% en una jornada que, además, estuvo marcada por los descensos en las principales plazas del mundo debido al recrudecimiento de la guerra comercial entre EEUU y China.

ACS perdió cerca de 500 millones de euros de capitalización como consecuencia del notable descenso experimentado por sus acciones. El grupo de construcción y servicios mantiene un 50% del capital de Hochtief, con lo que también se vio afectado por el desplome que sufrieron los títulos de la constructora alemana, impactada a su vez por el comportamiento de Cimic.

El valor de las participaciones de ACS en sus filiales descendió en torno a otros 500 millones de euros al finalizar la sesión, para completar una cara factura de la primera sesión bursátil de la semana.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba