Infraestructuras

ACS recurre un megacontrato ganado por Ferrovial en Londres con feroces críticas al adjudicador

El consorcio liderado por ACS ha vertido graves acusaciones de falta de transparencia, de igualdad y de seguir un procedimiento manifiestamente erróneo al Transport for London por haber designado la construcción de un acceso subterráneo a Londres a Ferrovial, con el que competía para adjudicarse un contrato valorado en 1.000 millones de euros

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS

La adjudicación a un consorcio liderado por Ferrovial del diseño y construcción de un túnel bajo el río Támesis para la descongestión del tráfico de Londres ha quedado en suspenso después de que su rival en el proceso licitador, compuesto íntegramente por empresas del grupo ACS, haya presentado un recurso ante los tribunales en el que incluye críticas feroces contra el organismo encargado del proceso, al que acusa, entre otros aspectos, de falta de transparencia y de equidad y, además, de cometer errores manifiestos a la hora de puntuar las ofertas. El contrato, para el que el consorcio de Ferrovial fue nombrado ofertante preferente el pasado mes de mayo, está valorado en más de 1.000 millones de euros.

El organismo que ha despertado las iras del grupo que preside Florentino Pérez es Transport for London, gestor de las infraestructuras de transporte en la capital británica y encargado de licitar este contrato, enmarcado en la estrategia de las autoridades locales para descongestionar la caótica circulación de la ciudad.

La reclamación ante los tribunales del consorcio de ACS (compuesto por sus filiales Hochtief, Dragados e Iridium) es una práctica más o menos habitual en este tipo de procesos, aunque no lo es tanto la forma de llevarlo a cabo. En el recurso, el consorcio sostiene que él debería de haber resultado el adjudicatario y que el hecho de que no haya sido así es debido a que el proceso para calificar las ofertas fue "defectuoso" y "manifiestamente erróneo".

Por el momento, la presentación del recurso ha paralizado el proceso de adjudicación del contrato del denominado Silvertown Tunnel,

A la hora de evaluar las propuestas, el precio resultaba un factor fundamental, toda vez que otorgaba un 85% de la puntuación. En este capítulo, el consorcio de ACS logró el máximo rango. Sin embargo, la oferta de Ferrovial (que acudió a la puja con su filial Cintra y el apoyo de la constructora local BAM y los fondos PGGM y Maquarie) terminó imponiéndose gracias a la alta puntuación que obtuvo en la valoración de los criterios comerciales.

Un evaluador "díscolo"

Esta circunstancia ha provocado la indignación en las filas de ACS, que no ha dudado en asegurar en el recurso que Transport for London no ha tratado de la misma forma a ambos consorcios y que su oferta debería haberse impuesto al incluir el mejor precio. De acuerdo con la publicación especializada NCE, el recurso del consorcio de ACS asegura que su puntuación de la parte comercial (la que dejó en nada la ventaja que había obtenido por el precio) se debió a la valoración de uno de los técnicos, que fue notablemente más baja que la del resto.

Y achaca esta circunstancia a que el evaluador tomó en cuenta elementos que no estaban entre los señalados para ser escrutados.

Por el momento, la presentación del recurso ha paralizado el proceso de adjudicación del contrato del denominado Silvertown Tunnel, que incluye el diseño, construcción, financiación y mantenimiento de un túnel de 1,4 kilómetros de longitud bajo el río Támesis, que conectará las zonas de Silvertown y Greenwich.

El proyecto de este paso subterráneo ya había sufrido retrasos. En principio, su adjudicación estaba prevista para finales del pasado año; sin embargo, diversas reclamaciones llevadas a cabo por grupos ecologistas generaron la necesidad de realizar estudios y comprobaciones adicionales relacionadas con el medio ambiente ante la alerta por el posible incremento de la contaminación por la nueva infraestructura.

Grandes contratos en Reino Unido

La licitación despertó mucha expectación en el sector, por lo que Transport for London tuvo que hacer una primera selección de ofertas, tras la que resultaron finalistas tres consorcios. No obstante, todo quedó en un mano a mano entre Ferrovial y ACS después de que el tercero en discordia, un grupo formado por la escandinava Skanska y la austriaca Strabag, decidiera abandonar la puja.

En lo que va de año, ambas compañías españolas han recibido buenas noticias desde Reino Unido, pese a la incertidumbre generada por el Brexit. Además de la adjudicación provisional del Silvertown Tunnel, Ferrovial logró, tras un largo proceso negociador, resolver el contrato con el Ayuntamiento de Birmingham para el mantenimiento de carreteras, que había incluso complicado el proceso de venta de su división de servicios.

Por su parte, ACS se hizo con la construcción de una de las nuevas estaciones que albergará la segunda línea de alta velocidad en el país.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba