Economía

Absueltos Rodrigo Rato y los otros 33 acusados por la salida a Bolsa de Bankia

La Audiencia Nacional ha decidido absolver a todos los acusados del 'caso Bankia' al no encontrar indicios de delito de estafa a inversores y falsedad contable en las cuentas de la entidad de 2010 y 2011

Absueltos Rodrigo Rato y los otros 33 acusados por la salida a Bolsa de Bankia
Absueltos Rodrigo Rato y los otros 33 acusados por la salida a Bolsa de Bankia EFE

La sección cuarta de la sala de lo Penal que preside la juez Ángela Murillo ha decidido absolver a Rodrigo Rato y los otros 33 acusados por la salida a Bolsa de Bankia al no encontrar indicios de delito de estafa a inversores y falsedad contable en las cuentas de la entidad de 2010 y 2011. 

Rodrigo Rato, de 70 años, se encuentra en Soto del Real desde finales de octubre de 2018 por las tarjetas 'black'.

La representante del Ministerio Fiscal, Carmen Launa, indicó en su alegato final que "crear el Grupo BFA y valorarlo en 6.000 millones por encima de su valor real, no fue un error empresarial, al igual que tampoco lo fue sacar a Bolsa a Bankia con un folleto falso (...) fueron falseamientos conscientes, transmitidos al mercado y a terceros". 

La fiscal alegó que "Rato fue el que pilotó este proyecto y era consciente de que "los inversores iban a recibir una información completamente falseada". "El presidente de Bankia encaró una amplia campaña publicitaria que da una imagen ficticia de solvencia y de unas buenas perspectivas que estaban alejadas de la realidad", señaló. 

Pues bien, el tribunal de Ángela Murillo ha decidido que no hay motivos de delito y por consiguiente quedan absueltos de todo lo que se les acusa. Por consiguiente, el expresidente de la Generalitat Valenciana, y de Bancaja y Banco de Valencia, José Luis Olivas; el ex consejero delegado de Bankia, Francisco, Verdú Pons, y el ex vicepresidente de Caja Madrid, José Manuel Fernandez Norniella, tampoco tendrán que cumplir condena. 

Beneplácito de las instituciones

La sentencia destaca que la salida a Bolsa contó con la aprobación de todas las instituciones  “tanto la decisión de salir a Bolsa como la determinación de hacerlo con la estructura de doble banco fueron resoluciones enteramente contempladas por el Banco de España, que además las aprobó después de calibrar las ventajas y los inconvenientes que dichas decisiones conllevaban”, para luego determinar que “lo que resulta evidente a todas luces es que el proceso que culminó con la salida a Bolsa de Bankia fue intensamente supervisado con éxito por el Banco de España, la CNMV, el FROB y la EBA, contando en definitiva con la aprobación de todas las Instituciones.”

En relación al folleto de la salida a Bolsa, se afirma que el mismo contenía una amplia  y certera información financiera y no financiera indicándose al respecto: “en definitiva, la información financiera incluida en el Folleto era más que suficiente para que los inversores mayoristas y minoristas se formasen un criterio razonado sobre el valor de la compañía que se estaba ofertando, una información que había sido elaborada con la supervisión y obedeciendo a los requerimientos del Banco de España, siendo luego refrendada por la CNMV al registrar el Folleto”.

La Sala recuerda que el Fiscal, en sus conclusiones provisionales manifestaba que la información económica y financiera que Bankia suministró al mercado con ocasión de la salida a Bolsa “no puede calificarse materialmente de falsa en la medida de que no vulneraba la normativa entonces vigente y cumplieron las exigencias del regulador, que llegó a autorizar expresamente algunas decisiones contables” aunque “no contribuyeron a que la imagen fiel de la entidad luciera adecuadamente”.

Respecto a la información no financiera suscrita en el folleto, la sentencia indica que “se describen hasta 36 riesgos a la inversión en acciones de Bankia que eran destacados en el primer punto del resumen de su contenido”. Añade que “la descripción de los riesgos exhaustiva y clara contiene también una advertencia que cualquiera entendería”.

 La Sala especifica que estos riesgos no eran los únicos a los que el emisor podría hacer frente en el futuro: “podría darse el caso de que futuros riesgos, actualmente desconocidos o no considerados como relevantes, pudieran tener un efecto en el negocio, los resultados o la situación financiera, económica o patrimonial del Emisor o en el precio de cotización de sus acciones.

Asimismo, debe tenerse en cuenta que dichos riesgos podrían tener un efecto adverso en el precio de las acciones del Emisor, lo que podría llevar a una pérdida parcial o total de la inversión realizada debido a diversos factores, incluyendo los riesgos a los que se encuentra sujeto el Banco que se describen en el presente apartado y en otros del Documento de Registro”.

La sentencia sostiene la bondad del folleto y refiriéndose a Bankia, manifiesta la “parece difícil concebir que cualquier entidad bancaria, después de contar con el beneplácito del Banco de España, de la CNMV, del FROB y de la EBA sobre la idoneidad de su salida a Bolsa y la adecuación del Folleto informativo a la realidad, recele de todos estos pareceres y proclame la necesidad de adoptar prevenciones ante compañías publicitarias que, como en el caso de Bankia, resalten la potencia de la entidad, referenciando el elevado número de empleados, de oficinas de cajeros, y su elevada cifra de activos totales, datos que eran ciertos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba