Economía

Sánchez Ortega viaja 6.500 km para el juicio de Abengoa y dice que perdió 7 millones

Manuel Sánchez Ortega, exconsejero delegado de Abengoa, declaró este miércoles en el juicio que se sigue por la demanda presentada por el expresidente del grupo, Felipe Benjumea, contra Santander y HSBC, a los que reclama 1.005 millones

Manuel Sánchez Ortega y Felipe Benjumea, en la salida al Nasdaq de Abengoa, en junio de 2014.
Manuel Sánchez Ortega y Felipe Benjumea, en la salida al Nasdaq de Abengoa, en junio de 2014. Efe.

Manuel Sánchez Ortega, exconsejero delegado de Abengoa, lamentó este miércoles durante el juicio por la demanda presentada contra Santander y HSBC, que tras haber viajado desde Washington a Madrid para testificar, se le impidiera extenderse en sus respuestas, y reveló que en la crisis del grupo energético perdió siete millones de euros.

El que fuera consejero delegado de Abengoa entre los años 2010 y mayo de 2015 acudió al juzgado madrileño para declarar como testigo propuesto por la defensa de Felipe Benjumea.

El expresidente de la multinacional energética, junto con otros antiguos accionistas del grupo, presentó a finales de 2018 demanda contra Santander y HSBC, a los que reclama 1.005 millones de euros, culpando a las entidades financieras de la crisis del grupo, al exigir su salida como presidente y negarse a llevar a cabo una ampliación de capital de 650 millones de euros.

La declaración de Sánchez Ortega, que viajó de Washington a Madrid para ello, sólo duró 26 minutos

El exejecutivo de Abengoa se disponía este miércoles a explicar el modelo de negocio de la compañía en el juzgado, consultado por ello por el abogado de Inversión Corporativa -la sociedad de la familia Benjumea, primer accionista de grupo energético hasta su entrada en preconcurso de acreedores-, cuando la juez, Carmen Iglesias, reclamó mayor brevedad. 

"Señoría he recorrido 6.500 kilómetros para estar aquí hoy y trato de responder...", indicó Sánchez Ortega, quien reside en Washington. "No voy a discutir con usted, le pido por favor que responda...", instó la magistrada. "Ni yo tampoco voy a discutir", respondió el exejecutivo de Abengoa, sensiblemente molesto.

Sánchez Ortega aseguró en su declaración de este miércoles que la crisis de Abengoa "no fue una crisis financiera, fue una crisis de comunicación". El exconsejero de la multinacional con sede en Sevilla señaló que la llamada crisis de Abengoa se inició por un informe de un analista de una agencia de valores que "infundadamente alarmó al mercado".

El exconsejero delegado de Abengoa dijo que la relación con los bancos fue buena y que se reunía una vez al año con el CEO de Santander

Se refería con esa explicación al informe que en noviembre de 2014 publicó Fitch sobre un nivel excesivo de apalancamiento de Abengoa, y que ocasionó pérdidas de más del 30% en una sesión en Bolsa del valor de Abengoa.

"Tras esa publicación hicimos una información pública y la acción se recuperó", recordó. "No cambamos ni una coma de los resultados, ni la CNMV exigió que cambáramos nada, y otras agencias como S&P y Moodys reiteraron la calificación de la deuda de Abengoa", declaró. También aseguró que siempre mantuvo una muy buena relación con los bancos con los que trabaja la empresa, entre ellos Santander, con cuyo consejero delegado, dijo, se reunía una vez al año.

Sánchez Ortega mencionó durante su exposición que la crisis de Abengoa le había ocasionado "una pérdida patrimonial de siete millones de euros". La defensa de Santander y HSBC no preguntaron nada al exejecutivo español, tan solo pusieron de relevancia que este no trabajaba ya en Abengoa cuando se produjo el cese de Felipe Benjumea.

El empleado de Santander a cargo de la relación con inversores aseguró que el mercado desconfió de Abengoa al anunciar por sorpresa una ampliación de 650 millones

Tras viajar 6.500 kilómetros, Sánchez Ortega solo declaró en el juzgado durante 26 minutos. Al término de su declaración solicitó a la juez realizar un comentario: "Con su permiso si me permite un comentario, con esta situación de la covid, estar los testigos ahí en un pasillo, tan juntos, seguro que hay otra manera de gestionarlo...". "Ya me gustaría", respondió la magistrada.

El papel de Santander

Tras Sánchez Ortega declaró este miércoles el empleado de Santander a cargo de la relación con inversores del banco en el momento que Abengoa planteó una ampliación de capital de 650 millones de euros, a principios de agosto.

El empleado de Santander afirmó que se trató de una medida tomada por sorpresa y que generó desconfianza entre los inversores tanteados por el banco para acudir a esa operación. "La desconfianza sobre Abengoa era creciente, sobre el management, era muy difícil encontrar a inversores dispuestos, el consenso era desconfianza", aseguró. "Se buscó la alternativa de un inversor, pero también fracasó", dijo, en referencia al análisis que durante solo unos días el grupo Gonvarri, de la multinacional Gestamp, hizo sobre una posible compra de Abengoa.

La última palabra sobre la ampliación de capital o de apoyo de Santander a Abengoa, contó en su declaración de ayer, la tomaba el Comité de Riesgos y la Comisión Ejecutiva de la entidad. 

Tras las declaraciones de ayer miércoles está previsto que hoy acuda a declarar como testigo, propuesto por la defensa de Benjumea, el actual Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, el exministro español Josep Borrell, que fue consejero de Abengoa entre 2010 y 2016.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba