Economía

Weidmann, gran favorito al BCE, defiende quitar estímulos y subir tipos en 2019

El presidente del Bundesbank se muestra partidario de poner fin a las compras de activos a finales de este año

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.
El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. EFE

Jens Weidmann, presidente del Bundesbank y potencial favorito en la carrera para suceder a Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo (BCE) en 2019, ha defendido la importancia de reducir "gradualmente" los estímulos aplicados por el banco central a la economía, mostrándose partidario de poner fin a las compras de activos a finales de 2018.

"Creo que hay una buena razón para reducir las compras de activos más pronto que tarde y fijar una fecha clara para su finalización", afirmó el banquero alemán en la presentación de las cuentas anuales del Bundesbank, subrayando que "acabar con las compras no implicará echar el freno a la política monetaria, sino que no funcionará a todo gas".

Señalado habitualmente como un 'halcón' en el seno del Consejo de Gobierno del BCE, Weidmann ha adoptado este martes un tono particularmente 'dovish' haciendo hincapié en que la normalización monetaria en la zona euro "llevará tiempo" y expresando su opinión favorable a una reducción "gradual y confiable" del grado de laxitud de la política monetaria cuando las perspectivas económicas de la zona euro lo permitan.

En este sentido, Weidmann ha destacado la evolución "muy satisfactoria" de la economía, tanto en Alemania como en el conjunto de la zona euro, permitiendo una aceleración del crecimiento, que reposa ahora sobre una amplia base de la economía.

"La economía alemana está incluso experimentando un 'boom'. El empleo ha registrado un nuevo récord en 2017 y paro se encuentra en mínimos desde la reunificación", señaló Weidmann, añadiendo que la positiva evolución del mercado laboral ha impulsado el consumo y la inversión inmobiliaria, lo que hace prever que Alemania crecerá en 2018 a un ritmo semejante al 2,5% observado en 2017.

Asimismo, el banquero germano ha señalado que existen señales que apuntan a que la tendencia de subida de las presiones inflacionistas a nivel doméstico será sostenida, lo que, sumado a la robusta expansión económica, hace pensar en que la inflación se moverá hacia el objetivo de estabilidad del BCE, por debajo, pero cerca del 2%.

"Si el repunte continúa y los precios suben en consecuencia, en mi opinión, no hay razón para que el Consejo de Gobierno no finalice sus compras este año", dijo Weidmann.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba