Economía

Las segundas marcas de Vodafone y Orange frenan más de un tercio el crecimiento de MásMóvil

MásMóvil ganó un millón de clientes en portabilidades durante 2018, frente a los 670.000 con los que acabó el año pasado. Pese al descenso sigue siendo líder absoluto en portabilidades

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil MásMóvil

El sector del bajo coste vive una guerra encarnizada. Una contienda cuya mecha encendieron en un principio los Operadores Móviles Virtuales (OMV), pero fue MásMóvil quien prendió la del petardo más gordo. La compañía dirigida por el austriaco Meinrad Spenger no ha cedido un solo cliente de portabilidades desde hace más de tres años.

Sin embargo, su crecimiento se ha visto ralentizado en los últimos doce meses. Si en 2018 acabó con un total aproximado de un millón de nuevas líneas captadas en portabilidades (la diferencia entre los clientes ganados y los perdidos), en 2019 esta cifra se ha visto mermada hasta los 670.000 de usuarios -fijo más móvil-, según datos de los operadores pendientes de confirmación por parte de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia).

A pesar de que es una cifra a tener muy en cuenta, lo cierto es que también tiene otra lectura: el freno en el crecimiento de MásMóvil. Resultará complicado que vuelva a tener un año tan bueno como 2018. El motivo de esta ralentización es el lanzamiento de tarifas más agresivas por parte de su competencia.

MásMóvil y Digi Mobil han sido los triunfadores de las portabilidades en 2018, con 900.000 usuarios captados a su competencia

Telefónica, Vodafone y Orange cuentan con marcas low cost a través de las que compiten con MásMóvil, Digi Mobil y otros operadores de bajo coste de menor peso. Son sobre todo Vodafone, a través de Lowi; y Orange, a través de enseñas como Amena o Simyo, quienes más están castigando el ritmo de crecimiento de MásMóvil, aseguran fuentes del mercado.

Telefónica compite a través de O2 con este tipo de compañías, si bien esta marca, por decirlo de alguna manera, no es tan low cost como las antes mencionadas. Se centra más en la calidad. Sus precios están a caballo entre los fijados por los operadores de bajo coste y los más tradicionales.

Digi, otra piedra en el camino

La rumana Digi Mobil es otro de los actores que ha arañado clientes a MásMóvil. La firma, que ofrece sus servicios a través de la red de telecomunicaciones de Telefónica, ha ganado más de 250.000 usuarios este año y ya suma un total de dos millones de clientes -MásMóvil tiene el punto de mira puesto en los ocho millones-.

Por su parte, Telefónica ha obtenido un saldo negativo en portabilidades de casi 640.000 usuarios (de nuevo hablamos de fijo más móvil). Por su parte, la francesa Orange se ha dejado 380.000 millones de clientes en portabilidades. En cuanto al comportamiento de Vodafone, la compañía británica se ha dejado un total de 270.000 líneas. El fútbol ha sido el gran lastre de los rojos. Dejar de ofrecerlo en su catálogo de productos ha provocado la fuga de clientes a Telefónica y Orange, que sí decidieron invertir en los derechos del deporte rey.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba