Economía

Vino, aceite, queso... Trump amenaza a un sector que tiene un negocio de 1.728 millones con EEUU

Los exportadores españoles consideran a Estados Unidos como un área geográfica prioritaria debido al recorrido y al peso que representa este país para las ventas de alimentos y bebidas 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. EFE

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha dado luz verde al presidente de Estados Unidos para que  aumente los aranceles de 1.500 productos europeos. Donald Trump lleva a cabo esta venganza para compensar las ayudas que recibe Airbus, el principal competidor del fabricante estadounidense Boeing. Y, junto con Alemania, Francia y Reino Unido, los productos alimentarios españoles serán los más afectados

Según los datos que ha ofrecido esta mañana la Federación Española de Industrias Alimentarias (FIAB), Estados Unidos es el segundo mercado para las exportaciones españolas de alimentos y bebidas con 1.728 millones de euros, sólo superado por la Unión Europea.

El castigo de Trump se compone de aranceles del 25% a productos agrícolas y se aplicarán a partir del próximo día 18 de octubre. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación tendrán varios encuentros con los sectores afectados y las administraciones locales para poder crear planes de contingencia a este golpe de Estados Unidos. 

FIAB pide rapidez al Gobierno de España y a las autoridades de la Unión Europea. Esta federación demanda la máxima colaboración para evitar la imposición de aranceles a algunos alimentos y bebidas españoles con la que Estados Unidos ha amenazado a Europa.

Los productos españoles más castigados son el aceite, el porcino, el vino, las frutas, los lácteos, los zumos y el marisco. Como explica la organización agraria COAG, sólo en aceite son 400 millones, en vino se eleva hasta los 300 millones de euros, 180 millones en aceitunas y 87 millones en productos lácteos, fundamentalmente quesos que se exportan a Estados Unidos. 

"Injusto y desproporcionado"

Resulta totalmente injusto y desproporcionado que, una vez más, el sector agrario sea el pagano de una guerra comercial de la UE que no tiene nada que ver con el campo español", ha reclamado Miguel Blanco, Secretario General de COAG. "Exigimos a las autoridades comunitarias y al gobierno español que protejan los intereses de nuestra agricultura con una solución rápida y equilibrada para evitar que este conflicto acabe pasando un nueva y costosa factura a nuestros agricultores y ganaderos”, añade.

 El director general de la Federación Española del Vino (FEV), José Luís Benítez, ha lamentado hoy que “de nuevo, el vino español sea objeto de represalia en un conflicto comercial internacional en el que no tiene nada que ver”. En este sentido, y tras mantener diversas conversaciones con las autoridades españolas, ha reclamado al Gobierno y a la Comisión Europea que redoblen los esfuerzos para alcanzar una solución negociada con Estados Unidos que pueda evitar unas medidas muy perjudiciales para el sector del vino español en uno de sus mercados más interesantes a nivel de valor y con mayor recorrido futuro.

“La Organización Mundial del Comercio (OMC) no puede consentir que se juegue con la alimentación y el sustento de millones de personas”, han remarcado desde Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), al tiempo que le han exigido que evite la imposición de estos aranceles por todos los medios a su alcance.

Un problema, pero no un drama 

Los expertos piden relativizar estas amenazas de Trump. "Será un problema pero no un drama", declara Mª Angeles Ruiz Ezpeleta, profesora de investigación de mercados en EAE Business School. "Habrá que ver si finalmente Trump lo lleva a cabo porque tiene toda una cadena de distribuidores estadounidenses que se le podrían echar encima tal como ocurrió con el sector de la automoción. A la larga los países que imponen altos aranceles terminan perdiendo", apunta la profesora. 

En caso de imponerse estos nuevos aranceles, Ruiz Ezpaleta señala que las empresas tendrían varias opciones: continuar como hasta ahora aunque pierdan parte de las ventas; buscar mercados alternativos; o hacer una triangulación para llegar a Estados Unidos a través de terceros países con mejores condiciones, por ejemplo a través de Canadá, aunque tendrían que vender sus productos con marca blanca para que luego ellos las pudiesen etiquetar.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba