Economía

Tubos Reunidos ultima la refinanciación con el apoyo de BBVA para alejar el fantasma del concurso

Tubos Reunidos cayó el martes en Bolsa un 6,8% tras anunciar pérdidas de 22 millones en el primer semestre, golpeada por los aranceles impuestos por la Administración Trump. La multinacional española tiene como primer accionista a BBVA, con el  14,8% del capital

Interior de una planta de Tubos Reunidos.
Interior de una planta de Tubos Reunidos. Efe.

Tubos Reunidos ultima la refinanciación de 200 millones de euros de deuda con el apoyo de su primer accionista, BBVA (con el 14,8%), alejando así los temores a una situación que pudiera derivar en un concurso de acreedores.

La fuerte cartera de pedidos con la que cuenta ahora el grupo, aseguran fuentes financieras consultadas, propician que la banca firme un acuerdo definitivo de refinanciación próximamente, a pesar de las pérdidas registradas.

EY, auditor de la multinacional española, señala en el reciente informe de las cuentas semestrales del grupo que la situación actual de la compañía y la estructura de su endeudamiento "son indicativas de la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad para continuar como empresa en funcionamiento".

En el primer semestre, Tubos Reunidos ha pagado a BBVA 1,9 millones en intereses por préstamos concedidos por importe de 52 millones

Tubos Reunidos ha registrado en el primer semestre del año unas pérdidas de 22,2 millones, casi el doble de las que obtuvo en el mismo periodo del año anterior. El grupo siderúrgico con sede en Álava, ingresó entre enero y junio 141,9 millones, un 18% menos. El martes el valor de la empresa en Bolsa cayó un 6,8%, cerrando a 0,24 euros por acción.

La compañía admite que los aranceles impuestos por la Administración Trump han golpeado su negocio. "Durante el ejercicio 2018 y, más concretamente, a partir del segundo semestre del mismo, se dieronnuevas circunstancias como la materialización de las medidas de protección arancelaria en EstadosUnidos que se mantienen en 2019", explica.

La multinacional española alude también al "periodo de huelga habido en una de las plantas productivas" y a "las cambiantes condiciones de mercado" que han provocado actualizar el plan de negocio ideado con anterioridad. El grupo confía en que el incremento del precio del petróleo de las últimas semanas "ejerza una presión positiva de cara a la inversión prevista en 2020" y se pueda ver "una mejora de las contrataciones en el sector Upstream a partir de los meses de noviembre y diciembre de este año".

230 millones de deuda

A finales de junio Tubos Reunidos firmó un acuerdo con las entidades financieras sobre los principales términos de refinanciación, pacto que tiene de plazo para cerrarse hasta diciembre, prorrogable tres meses.

A 30 de junio de este año, la deuda del grupo por refinanciar asciende a 198 millones. En el acuerdo de refinanciación se incluirá la deuda de los bonos emitidos por el grupo en 2015, por importe de 15,5 millones de euros, así como la renovación de líneas de factoring y confirming de 92 millones. En total, la deuda financiera neta de Tubos Reunidos al cierre del primer semestre asciende a 230,3 millones.

La compañía cuenta con préstamos otorgados por BBVA por importe de 52,3 millones de euros, y 19,5 millones en confirming. Durante el primer semestre del año, Tubos Reunidos ha pagado al banco presidido por Carlos Torres 1,9 millones de euros en intereses.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba