Economía

Trump no fue el Brexit salvo para BBVA: el Ibex cierra una volátil sesión con una caída del 0,4%

La jornada apocalíptica que se preveía en los mercados tras el triunfo de Donald Trump en las elecciones de EEUU quedó finalmente en una sesión con más nervios que pérdidas que, salvo para valores como BBVA e Iberdrola, poco tuvo que ver con la posterior al triunfo del Brexit.

Las bolsas minimizaron los efectos de la victoria de Trump
Las bolsas minimizaron los efectos de la victoria de Trump Europa Press

Pocos podían prever a primera hora de la mañana que los principales índices europeos iban a cerrar la sesión en positivo. Pero así fue. El efecto negativo del triunfo de Donald Trump en las elecciones de EEUU se fue diluyendo cual azucarillo en el café a medida que transcurrían las horas, fluían los informes de las firmas de análisis recomendando calma y recordando que el sistema norteamericano no es precisamente presidencialista y la evolución de los futuros americanos apuntaba a un amanecer incluso tranquilo en Wall Street, como así fue finalmente. Con todo, el Ibex-35, que sí cerró en negativo, se dejó apenas un 0,4%, lejos del 4% que llegó a registrar en la apertura. Londres, París y Francfort subieron más de un 1%.

Aunque parecía todo lo contrario, desde luego la sesión se pareció poco a la del pasado 24 de junio, el día de después del referéndum para decidir la permanencia o no del Reino Unido en la Unión Europea. El triunfo del Brexit hizo perder más de 325.000 millones de euros en una sola sesión a las principales bolsas europeas. Se calcula que en la totalidad de los mercados mundiales, el agujero provocado por la reacción de los inversores superó el billón de euros. El efecto Trump no se acercó a este escenario ni por asomo. Muchos vieron incluso oportunidades que ni atisbaron el día del Brexit, como la posibilidad de que la victoria republicana deje en suspenso, por ahora, la que se consideraba más que probable subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

Eso sí, tampoco sería correcto decir que el tornado Trump no dejó víctimas. Porque para algunos valores sí se repitió la tragedia del Brexit. Sin duda, los más destacados en este capítulo fueron BBVA e Iberdrola, ambos con una fuerte exposición al mercado norteamericano. La eléctrica, cuya filial Avangrid cotiza en Nueva York, se dejó un 2%. Las acciones de la entidad financiera perdieron cerca de un 6% y durante la sesión llegaron a acumular descensos superiores al 9%.

El efecto México

En ambos casos, son compañías que también tienen grandes intereses en México, país en el que el triunfo de Trump ha levantado más de un grito de susto, toda vez que durante la campaña el candidato republicano poco menos que declaró la guerra a su vecino del sur, amenazó con cerrar totalmente las fronteras y romper todos los acuerdos comerciales con el país azteca. De hecho, el efecto también se dejó sentir en otra cotizada con mucha relación con México: OHL, que mantiene un buen número de concesiones allí y que se dejó más de un 4% al cierre.

Para otras compañías que habían sido señaladas por su exposición a EEUU, la victoria de Trump quedó en un simple susto. Fue el caso de Santander, que redujo sus descensos iniciales para cerrar prácticamente plano. Para Ferrovial, con seis concesiones de autopista en suelo estadounidense (la última, muy reciente, valorada en 3.000 millones), la jornada fue incluso positiva.

La empresa controlada por la familia Del Pino cerró con subidas superiores al 1%, impulsada por la intención del nuevo presidente de elevar el gasto en infraestructuras.

ACS y Grifols, grandes beneficiados

Algo que también recogió muy positivamente ACS, uno de los valores más destacados de la sesión, al dispararse más de un 5%. EEUU también es uno de los principales mercados para el grupo presidido por Florentino Pérez, que ya tiene importantes contratos allí como el de un tramo del AVE de California.

También subió más de un 4% Grifols, con una destacada presencia en EEUU (cotiza en Wall Street) y alentada también por los anuncios de Trump de un fuerte incremento en el gasto sanitario si finalmente llegaba a la Casa Blanca.

Las principales casas de análisis coincidían en señalar que la cautela era el mejor consejo a adoptar por parte de los inversores. El célebre “esperar y ver” de los mercados se impuso finalmente hasta comprobar cómo será la transición del Trump candidato al Trump presidente, como asegura Banca March; y hasta cerciorarse de que el nuevo presidente es capaz de llevar a cabo todas sus promesas, muchas de las cuales son de muy difícil aplicación.

Cautela para el futuro

Gestoras como Oddo Meriten AM prefieren mantener el sesgo defensivo a la espera de acontecimientos y comprobar la evolución de las primas de riesgo. Por su parte, Bankinter estima que la reacción del mercado no irá más allá y que lo más recomendable es no mover posiciones, por ahora.

Al cierre de las bolsas europeas, los indicadores de Wall Street, que ya abrieron con moderados descensos, estaban a punto de darse la vuelta. Lo que, probablemente, hubiera ocurrido con el Ibex si la sesión llega a durar apenas una hora más. Definitivamente, Trump no es el Brexit.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba