Economía

El negocio del despacho de Trillo se hundió tras ser nombrado embajador en Londres

Estudio Jurídico Labor, el despacho controlado por Federico Trillo y administrado por cuatro de sus cinco hijos, ha registrado pérdidas todos los ejercicios desde 2012, año en el que el expresidente del Congreso fue nombrado embajador en Londres.

Federico Trillo declaró el jueves pasado en Londres al anunciar que había solicitado al Gobierno ser relevado "cuanto antes" de su puesto como embajador en Reino Unido, que su intención era "reincorporarse" a su carrera profesional. El expresidente del Congreso de los Diputados (1996-2000) y exministro de Defensa (2000-2004), no precisó a qué actividad laboral se refería, pero lo más probable es que fuera a su actividad como abogado en el despacho que fundó hace más de una década, Estudio Jurídico Labor. Desde su nombramiento como embajador en Londres, el negocio de su bufete ha caído en picado.

El político del PP constituyó el despacho tras la derrota electoral del partido liderado entonces por José María Aznar, en 2004, en Madrid. Entre 2005 y 2012, año en el que Trillo fue nombrado embajador en Reino Unido, el negocio de Estudio Jurídico Labor vivió sus mejores años en cuanto a ingresos y resultados. En 2006 y 2007 el bufete ingresó más de un millón de euros por ejercicio y ganó cada año más de medio millón.

El estallido de la crisis financiera e inmobiliaria impactó en las cuentas de la empresa los siguientes años, aunque mantuvo ingresos superiores al medio millón en 2008, de más de 0,4 millones en 2009, y de 252.000 euros en 2010 y también en 2011.

A partir de 2012, cuando Trillo se desplaza a Londres, el negocio del bufete se desploma. En todos los ejercicios desde 2012 el resultado de Estudio Jurídico Labor ha sido negativo, sumando pérdidas hasta 2015 de 155.337 euros. 

Trillo informó al Congreso en 2011 que tenía el 20% de Estudio Jurídico Labor, participación valorada en 396.502 euros

Los mejores años del bufete de Trillo coinciden con los ejercicios investigados por la Agencia Tributaria por una trama de parques eólicos en Castilla y León. Según desveló el diario El País, Estudio Jurídico Labor cobró entre los años 2006 y 2008 la cantidad de 354.560 euros de la constructora Collosa, beneficiada en la construcción de parques eólicos en la comunidad autónoma, por supuestas labores de asesoría. En esos años Federico Trillo era diputado en la oposición.

El de la relación de Estudio Jurídico Labor con Collosa no ha sido el único escándalo que ha salpicado al bufete madrileño. En el año 2005 la revista Interviú desveló que el despacho de Trillo mantenía un contrato de asesoramiento con el grupo Prosegur, compañía con la que el ministerio de Defensa había contratado servicios por valor de 7,1 millones de euros entre 2000 y 2004, siendo Trillo ministro.

En la actualidad, de acuerdo a datos de la empresa ofrecidos en Registro Mercantil, a los que Vozpopuli ha accedido a través de Insight View, Estudio Jurídico Labor está administrado por cuatro de los cinco hijos de Federico Trillo. A pesar de los malos resultados de los últimos años, la empresa mantiene un patrimonio de 1,8 millones de euros, posiblemente por la valoración del piso en el que se encuentra situado el despacho, en la calle Príncipe de Vergara de Madrid. 

La declaración de bienes presentada por Trillo en el Congreso de los Diputados en el año 2011 recoge como bienes inmuebles dos viviendas en Madrid y otra en Murcia, y el "local" de Estudio Jurídico Labor. En el mismo informe de bienes el exministro de Defensa expone el valor de su participación en el bufete, que dice ser del 20%, 396.502 euros. Además informa que el 29 de diciembre de 2009 recibió un préstamo hipotecario de 0,9 millones de euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba