Motor

Trabajadores de Nissan Barcelona piden ayuda al Gobierno para salvar la planta

El futuro de la planta de Nissan en Barcelona está en el aire con una más que real posibilidad de cierre. Sus trabajadores piden al Gobierno de Pedro Sánchez ayuda para convencer a la matriz japonesa de mantenerla activa y evitar la pérdida de 25.000 empleos.

La planta de Nissan en Zona Franca (Barcelona) sigue en huelga y sus trabajadores quieren que el Gobierno interceda con los dirigentes japoneses.
La planta de Nissan en Zona Franca (Barcelona) sigue en huelga y sus trabajadores quieren que el Gobierno interceda con los dirigentes japoneses.

Los comités de empresa de Nissan en Barcelona se reunieron ayer lunes con el Ministerio de Industria para abordar la difícil situación que atraviesan y pedirle al Gobierno un último esfuerzo para convencer a la firma japonesa de la necesidad de mantener el empleo y sus plantas en España. La reunión, realizada por videoconferencia, ha tenido lugar solo tres días antes de que la dirección en Japón de la automovilista haga públicos sus resultados financieros y su hoja de ruta para todo el mundo, lo que incluye sus planes de futuro para los centros en España. 

Los comités han explicado las razones de la huelga indefinida que están llevando a cabo y han pedido al Ejecutivo español que interceda ante la multinacional para conseguir un plan de viabilidad de una planta que ven viable, según los sindicatos, que han salido más optimistas de la reunión. El secretario general de la sección de CCOO en las plantas de Nissan en Barcelona, Miguel Ángel Boiza, ha explicado a Efe que Blanco les ha trasladado que "el Gobierno hace todo lo posible" para evitar que Nissan se vaya de España y que está en contacto con la alta dirección de la multinacional para advertirles de que "les va a costar más caro irse que quedarse".

"Nos han asegurado que van a sacar los dientes como administración y que les harán ver que no se entendería que, tras el COVID-19, la primera empresa que se vaya de Europa sea Nissan", ha apuntado, tras recordar que el Reino Unido, donde la firma tiene una planta que podría mantener, ya no forma parte de la UE. Además, tanto el Ejecutivo como los sindicatos han coincidido en que "más allá de la decisión que se tome el día 28, se puede seguir luchando" y que los planes que se comuniquen no tienen por qué ser "definitivos".

Los sindicatos de Nissan en Barcelona, donde la multinacional da trabajo de manera directa a unas 3.000 personas e indirecta a otras 20.000, llevan ya semanas, e incluso meses, alertando de que la firma podría optar por cerrar sus centros en Cataluña. La semana pasada la agencia de noticias japonesa Kyodo ya aseguraba que Nissan Motor estudia un importante recorte de empleo en todo el mundo para hacer frente a la caída de su facturación, agravada por la crisis de la covid-19, y que Europa está en el centro de la diana, apuntando que Nissan tenía intención de cerrar su fábrica en la Zona Franca de Barcelona y trasladar su producción a las plantas francesas de Renault, con la que la marca tiene una alianza automovilística.

Los trabajadores confían en que las gestiones que han realizado el Gobierno y la Generalitat ante la multinacional para convencerla del valor de las plantas catalanas lleve al mantenimiento del empleo, aunque, de momento, el comité mantiene la huelga indefinida. Una huelga que los trabajadores de Nissan iniciaron el pasado 4 de mayo, cuando la multinacional había previsto reiniciar la actividad productiva tras el parón debido al covid-19, por lo que la protesta ha acabado por estrangular la producción.

Drástica reducción de empleo en Europa

Si en España la situación de las plantas de Nissan no es buena, tampoco lo son las intenciones de la multinacional japonesa en el resto de Europa, donde tiene intención de despedir a unos 20.000 empleados, también en países de economías emergentes, para hacer frente a la caída en la demanda global de vehículos. Las noticias que llegan de la agencia japonesa Kyodo citando fuentes conocedoras de estas intenciones, señalan que esa reducción, que forma parte de los planes de reestructuración de la compañía, representa el 15% de su plantilla en todo el mundo.

Kyodo no precisó en qué plazos se aplicaría esa reducción, pero recordó que en julio pasado Nissan Motor anunció que recortaría 15.000 puestos de trabajo globalmente hasta marzo de 2023 como parte de un programa de reestructuración. Nissan Motor tiene programado anunciar su plan a medio plazo este próximo jueves, cuando dé a conocer los resultados de su año fiscal cerrado en marzo pasado, en el que detallará sus acciones para hacer frente a las derivaciones de la pandemia de coronavirus.

El pasado 28 de abril la compañía ya anunció que cerrará ese ejercicio con unas pérdidas próximas a los 900 millones de dólares. Al igual que otras firmas del sector, Nissan se ha visto obligada a suspender sus operaciones en muchas fábricas por el impacto que están teniendo en la demanda de vehículos las derivaciones de la pandemia de coronavirus.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba