Economía

Tasa Tobin: qué es y cómo me afecta el impuesto que se aprueba hoy

El Consejo de Ministros sacará adelante el anteproyecto de ley que afectará a las transacciones financieras 

Banco de España.
Banco de España. Tere García

Este viernes, el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar los anteproyectos de ley que permitirán crear dos nuevos impuestos, entre los cuales se encuentra la tasa Tobin. Por lo pronto, el Ejecutivo socialista espera recaudar unos 850 millones con esta medida. 

Mientras, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albellla, ya advirtió a principios de esta semana que la tasa tobin no tendría ningún sentido si no se implanta de forma simultánea en toda Europa. 

En qué consiste la tasa Tobin

La tasa tobin o también conocida como impuesto a la transacciones financieras (ITF) consiste en una tasa que gravará un 0,2% las operaciones financieras.

Se trata, pues, de un impuesto que se aplicará a acciones como la compraventa de bonos o de contratos sobre derivados financieros. Se ejecuta con independencia de la residencia de las personas, entidades o de lugar que intervenga en la operación. 

Aunque es necesario cumplir dos requisitos: que estén admitidas a negociación de un mercado regulado y que el valor de capitalización bursátil de la sociedad sera superior a 1.000 millones de euros. 

Cuál es su origen

Pero lo cierto es que el origen de este tipo de impuesto no fue tal y como lo conocemos hoy en día. Para ello, es preciso remontarse a los años 70. Entonces, James Tobin, premio Nobel de Economía, propuso que se creara un impuesto que gravase los movimientos de divisas. 

El objetivo no era otro que frenar los movimientos especulativos con los tipos de cambios de monedas, que solían generar pequeños beneficios.

Finalmente, la propuesta de James Tobin nunca se llevó a la práctica. Pero su idea quedó coleando hasta tal punto que en los 90 volvió a ponerse sobre la mesa. Aunque, eso sí, con modificaciones. 

De las divisas a las transacciones

Esos cambios incluían que en vez de gravar las divisas, el impuesto se aplicase a las transacciones financieras internacionales. 

Así, en 2012 la tasa Tobin llegó a la Eurozona. Entonces, se planteó que el impuesto fuera del 0,1% sobre la compraventa de acciones o de bonos y del 0,01% sobre derivados. Propuesta que tampoco llegó a salir adelante. 

Mientras tanto, la UE sigue trabajando para la creación de este impuesto en común. Según explica el ejecutivo socialista, en el borrador de los PGE: "Se considera oportuno establecer este impuesto, pero sin abandonar el procedimiento de cooperación reforzada". 

Cómo afecta la tasa Tobin

Según explica Self Bak, si un usuario compra acciones de empresas cotizadas con más de 1.000 millones de capital, cada operación de compra y venta le supondrá un carga añadida de 0,2%. Tasa que se aplicará independientemente del beneficio o perdida patrimonial que suponga. 

Esto supone que, en caso de que estos movimientos se repitan de manera constante, el acumulado de ese 0,2% supondrá una cantidad considerable a final de año. 

La entidad añade, además, que los fondos de inversión de renta variable también podrían verse afectados. Según Inverco, la nueva tasa ocasionaría una pérdida de rentabilidad acumulada de un 7,4% para los fondos de inversión en los próximos 25 años, y un 5,6% menos para los planes de pensiones.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba