Banca

Targobank se alía a Intrum para digerir el ladrillo heredado del Popular

La filial de Crédit Mutuel contrata a la inmobiliaria para que acelere la venta de activos adjudicados

Sede de Crédit Mutuel en Estrasburgo.
Sede de Crédit Mutuel en Estrasburgo. Wikimedia

Alianza estratégica entre Targobank y Aktua. La filial española de Crédit Mutuel ha encargado a la inmobiliaria del grupo Intrum la gestión de los inmuebles y activos morosos heredados de la crisis.

Targobank, antigua filial también de Popular, ha aflorado en los últimos años un agujero inmobiliario que le ha llevado a sufrir pérdidas históricas en los dos últimos años.

En 2017 perdió 68 millones; y en 2016, registró números rojos por valor de 143 millones. Más de 200 millones de pérdidas que están lejos de ser compensados por los beneficios que tuvo Targobank de 71 millones en sus cinco primeros años de vida.

Según sus últimas cuentas públicas, de 2016, esta entidad tenía 20 millones en adjudicados y 30 millones en morosos ligados a la promoción. Aunque fuentes consultadas por este medio señalan que desde entonces los activos problemáticos han ido a más.

Orígenes

Este banco fue creado como una escisión del negocio de Popular, con 123 oficinas; 500 empleados y activos por valor de 2.000 millones.

Ocho años después, Targobank contaba en febrero -últimas cifras oficiales- con activos valorados en 2.625 millones, con 2.158 millones en créditos de clientes y 2.278 millones en depósitos. Las sucursales se mantenían a finales de 2016 en línea con las originales -127- y la plantilla había crecido hasta 700 empleados después de que el banco haya tenido que asumir funciones que inicialmente le prestaba los servicios centrales de Banco Popular.

Targobank ha negociado hasta hace poco la compra de Evo Banco

Crédit Mutuel ha intentado en vano cerrar alguna adquisición en España con la que ganar dimensión. La última fue con las negociaciones con Apollo por Evo Banco, que fracasaron hace algunas semanas al no llegar un acuerdo en precio. El fondo norteamericano se plantó en 225 millones -desde los 300 millones iniciales- y Crédit Mutuel no daba más de 175 millones. 

Por su parte, Aktua es la antigua inmobiliaria de Banesto, que fue primero vendida al fondo Centerbridge y posteriormente a Lindorff. Tras su fusión con Intrum, el grupo se ha quedado con este nombre.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba