Transporte

Talgo ficha a la exministra Elena Salgado para su filial que aspira a competir con Renfe en el AVE

La que fuera ministra de Economía, Sanidad y Administraciones Públicas en los gobiernos liderados por José Luis Rodríguez Zapatero se incorpora como consejera a Motion Rail, la compañía creada por el fabricante ferroviario para participar activamente en el proceso de liberalización del transporte de pasajeros

Elena Salgado, en su época como ministra de Economía, junto a su entonces colega alemán Wolfgang Schaubel
Elena Salgado, en su época como ministra de Economía, junto a su entonces colega alemán Wolfgang Schaubel

Fichaje estrella en el sector ferroviario. Talgo acaba de incorporar a Elena Salgado, exministra de Economía del Gobierno que lideró José Luis Rodríguez Zapatero a mediados de la pasada década, al consejo de administración de su filial Motion Rail, con la que el histórico fabricante ferroviario está inmerso en el proceso de liberalización del transporte de pasajeros, que abrirá las puertas a competir con Renfe a partir de diciembre de 2020.

Salgado es una perfecta conocedora del mundo de la Administración Pública al más alto nivel; no en vano, formó parte de forma ininterrumpida de los gobiernos de España durante los siete años y medio que Zapatero lideró el Ejecutivo. Tras su paso por las carteras de Sanidad y Administraciones Públicas, en abril de 2009 se convirtió en una figura absolutamente relevante en Moncloa, tras asumir el Ministerio de Economía y la vicepresidencia segunda del Gobierno, cargos que mantuvo hasta la derrota socialista en las elecciones de noviembre de 2011, que dio paso a los gobiernos del Partido Popular liderados por Mariano Rajoy.

Fuentes de Talgo confirmaron la incorporación de Salgado al consejo de Motion Rail y añadieron que su dedicación será parcial, por lo que seguirá con las otras actividades que desempeña, entre los que destaca la presidencia de la Asociación de Empresas de Consultoría. Ingeniera industrial de formación, Salgado conoce de forma notable el sector ferroviario, merced a su desempeño en el pasado como consejera de Renfe.

En la actualidad, el proceso de liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril se encuentra en una fase crucial, pendiente de que Adif publique la nueva declaración de red, en la que se desvelará de forma definitiva los diferentes surcos, divididos en tres bloques, a los que podrán aspirar aquellas empresas y consorcios que aspiren a entrar en el mercado, además de Renfe como incumbente.

Experiencia empresarial

La experiencia empresarial no es en absoluto desconocida para Salgado. Apenas tres meses después de dejar el Gobierno, se incorporó al consejo de administración de Enersis, por entonces filial latinoamericana de Endesa (y ahora controlada por Enel, matriz de la eléctrica española), con sede en Chile, motivo por el que quedó eximida de guardar el periodo de dos años de incompatibilidad.

Posteriormente, después de que Enel se quedara con el control de los activos latinoamericanos de Endesa en 2014, Salgado dejó de trabajar para el grupo.

Talgo creó Motion Rail a comienzos de 2017, cuando el proceso de liberalización se encontraba en una fase embrionaria tras un intento fallido por parte del Gobierno de sacar a concurso un título habilitante para introducir a operadores privados en el corredor del AVE Madrid-Levante. El entonces recién constituido segundo Ejecutivo de Rajoy (tras diez meses en funciones y una repetición de elecciones) decidió por entonces esperar a que se acercara el plazo límite marcado por Bruselas para abrir el mercado de forma obligatoria.

El interés de SNCF

Fue entonces cuando Talgo decidió seguir los pasos de su competidor CAF y crear un vehículo para participar en el futuro proceso que ahora ya es una palpable realidad.

Por ahora, varias empresas han manifestado públicamente su intención de participar en el proceso de liberalización. Destaca el caso del operador público francés SNCF, que prepara su asalto al mercado español, para lo que negocia a varias bandas una posible alianza (entre otros con Acciona y con Globalia), aunque no descarta entrar finalmente en solitario. La alemana FlexiBus también ha expresado públicamente que se está preparando para ser un actor relevante en la apertura del mercado.

De forma más discreta, Talgo también ha llevado a cabo avances para competir con Renfe. Su condición de fabricante le convierte en una pieza muy apetecible para cualquier futuro operador que quiera acudir en consorcio, puesto que uno de los principales problemas es el del material rodante. A partir de ahora, también contará con una asesora de excepción, perfecta conocedora de la maquinaria del Estado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba