Economía

El Supremo aclara que las prestaciones por maternidad no tributan por IRPF

Todas las mujeres que hayan tenido hijos en los últimos cuatro años y que hayan pagado este impuesto mientras percibían las prestaciones del Estado, podrán reclamar lo pagado

Imagen de una madre sujetando los pies de un bebé
Imagen de una madre sujetando los pies de un bebé

Las prestaciones por maternidad no tienen que tributar por IRPF. El Tribunal Supremo ha establecido como doctrina legal que estas prestaciones que paga la Seguridad Social queden exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, lo que abre la puerta a miles de reclamaciones de todas aquellas mujeres que han tributado por ellas y que han tenido hijos en los últimos cuatro años.

Así lo refleja en una sentencia de la Sección Segunda de la Sala III, de lo Contencioso-Administrativo, que desestima un recurso de la Abogacía del Estado que defendía que dichas prestaciones no debían estar exentas del IRPF.

El Supremo confirma una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de junio de 2017, que estimó el recurso de una mujer y ordenó a Hacienda que le devolviera la cantidad ingresada en el IRPF de 2013 por la prestación por maternidad con cargo a la Seguridad Social percibida en dicho ejercicio.

El debate no es nuevo. A lo largo de estos años ha habido varios casos de mujeres que han reclamado lo pagado en IRPF por este tipo de prestaciones.

Y varios los tribunales que les han dado la razón. Hacienda, por su parte, siempre ha considerado estos casos aislados y ha asegurado que la prestación por maternidad que abona la Seguridad Social tiene la consideración de rendimiento de trabajo y como tal está sujeta al impuesto sobre la renta. 

Los argumentos del Estado

Por ese motivo, de hecho, la Abogacía del Estado presentó el recurso que este viernes ha desestimado el Supremo. ¿Cuál es el argumento del Estado? Que la prestación de maternidad tiene la función de sustituir al sueldo normal que percibe una mujer por el desempeño de su trabajo, una retribución que no está exenta de IRPF. Y por tanto, debe seguir contribuyendo durante su baja.

Pero el Supremo no está de acuerdo y ha puesto fin a las discrepancias: estas prestaciones tienen que estar exentas por lo que dice el párrafo tercero  del artículo 7 de la Ley del IRPF, en el que se asegura que cuando igualmente estarán exentas  las  demás  prestaciones   públicas   por   nacimiento,  parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad.

El fallo clarifica la fiscalidad de las prestaciones por maternidad tras la polémica y las dudas que se han mantenido durante estos años. Y abre la puerta a muchas reclamaciones, al menos de todas las mujeres que han sido madres en los últimos cuatro años (ejercicios no prescritos) o que lo fueron antes y reclamaron lo retenido en estos últimos cuatro años.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba