Economía

Spotify y Apple Music, de servicios de música a organizar conciertos y lanzar artistas

Un informe de Citi asegura que la evolución del sector de la música pasa porque los promotores de conciertos se integren con servicios como Spotify, Apple Music o Google Play Music, y que estas empresas se conviertan en discográficas

León Larregui, vocalista del grupo Zoé
León Larregui, vocalista del grupo Zoé

El sector de la música está inmerso en un profundo cambio. Ya no se venden casi CDs ni formatos físicos. Mandan plataformas como Spotify o Apple Music. Música en streaming. Lo que Cabify o Car2Go a los coches. Nada de vehículo en propiedad. Música a la carta cuándo y dónde se quiera a cambio de una cuota mensual. Alquiler, que no propiedad.

Un modelo que ha removido los cimientos de una industria en la que las grandes discográficas ya no tienen el papel de antaño. El MP3 e Internet han sido su horma.

Los artistas ahora realizan giras mucho más largas, casi continuas, tras la desaparición del formato físico, del que vivían principalmente antes. Triunfa la poligamia, la orgía musical frente a la monogamia del concierto único.

Los ingresos por conciertos y servicios de música en streaming como Spotify están en máximos históricos. Sólo en Estados Unidos el sector ha generado unos ingresos de 43.000 millones de dólares"

Lejos de lo que se piensa, los músicos cotizan al alza según un informe publicado por Citi. Ganan más. Aunque sólo se llevan un 12% del total de la tarta, pueden darse con un canto en los dientes. En el año 2000 esta cifra era del 7%.

Los ingresos por conciertos y servicios de música como Spotify están en máximos históricos. Según este mismo estudio, sólo en Estados Unidos el sector ha generado unos ingresos de 43.000 millones de dólares en 2017, igualando el pico que se logró allá por 2006. El mercado está en plena transformación.

La mejora se debe al crecimiento en los servicios de suscripción de música, pero no hay que llevarse a engaño. Según Citi, estas plataformas encuentran el escalón en el que impulsarse en los conciertos. Son el escaparate para sus artistas. En menor medida, las radios y Youtube también aportan su granito de arena a la economía del sector.

Los artistas ganan más. Aunque sólo se llevan un 12% del total de la tarta, pueden darse con un canto en los dientes. En el año 2000 esta cifra era del 7%"

Se augura un futuro con sinergias. "Los sellos de grabación siguen siendo sellos de grabación. Los distribuidores de música como Apple o Spotify siguen siendo distribuidores de música y los promotores de conciertos como Live Nation o AEG siguen siendo promotores de conciertos, y esto cambiará", explica Citi.

El futuro

Con esta foto fija, el informe plante un escenario en el que básicamente sucederán dos cosas, y que involucrará a los servicios de música en streaming, a los sellos discográficos y a las empresas promotoras de conciertos, con el artista en el centro de todo:

  1. Habrá fusiones entre los promotores de conciertos con las plataformas de distribución de música existentes, como Spotify, Apple Music o Google Play Music.
  2. Esas mismas plataformas (Spotify, Apple Music o Google Play Music) se convertirán en sellos discográficos para realizar el lanzamiento de artistas menos conocidos. Un escenario interesante por toda la información de número de escuchas y audiencias con la que cuentan en la actualidad.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba