Economía

La factura del independentismo crece: Casi 5.000 empresas han dejado Cataluña desde 2011

La fuga empresarial ha aumentado un 40% desde que gobierna Puigdemont, con 500 salidas en solo seis meses.

Camisetas rojas y amarillas en la concentración de la Avenida Diagonal y la Gran Vía de Barcelona en 2014.
Camisetas rojas y amarillas en la concentración de la Avenida Diagonal y la Gran Vía de Barcelona en 2014. EFE

La factura económica del desafío soberanista catalán no para de crecer.Según las últimas cifras de Axesor a las que ha tenido acceso Vozpópuli, unas 4.700 empresas han decidido mudarse desde el año 2011, el primer ejercicio completo con Artur Mas en el poder, hasta junio de este año. Y la situación empeora mes a mes. Los continuos órdagos de la región están llevando a muchas empresas a trasladar su sede social a otras comunidades en busca de lugares más seguros y con más ventajas fiscales.

Madrid, de hecho, es una de las regiones más atractivas para todas estas firmas que salen de Cataluña por las mejores condiciones económicas y fiscales que ofrece. Tanto es así que más de 2.000 de las empresas que han dejado Cataluña estos años lo han hecho para instalarse en la capital. La Comunidad Valenciana es la segunda región elegida por estas firmas y ha registrado 478 empresas procedentes de Cataluña en estos cinco años y medio, por delante de Andalucía (473 empresas), Baleares (330) y Aragón (312).

Para valorar bien estos movimientos también hay que tener en cuenta las empresas que han abandonado otras regiones para instalarse en Cataluña. Desde 2011 algo menos de 3.000 empresas se han mudado a esta comunidad. Así que lascosas no mejoran mucho porque al restar las dos cifras se observa que la base empresarial catalana ha perdido unas 1.700 empresas en todo el periodo, lo que supone sin duda una gran pérdida para la actividad económica de la región. En Madrid, en cambio, la base empresarial ha crecido en 2.380 empresas en estos cinco últimos años.

La situación ha empeorado desde que gobierna Puigdemont, con un aumento de las fugas empresariales del 40%

El  peor año para Cataluña fue 2014, cuando las salidas empresariales rozaron el millar bajo el gobierno de Artur Mas. Ese mismo año se instalaron en la comunidad 526 empresas procedentes de otras regiones, con lo que la pérdida que sufrió la base empresarial fue de 414 firmas. Pero las cosas han empeorado desde que Carles Puigdemont accedió al poder el pasado mes de enero y cogió el testigo de la independencia: casi 500 empresas han abandonado Cataluña en solo seis meses.

Esta cifra muestra que la fuga empresarial ha cogido fuerza desde que Cataluña tiene nuevo president. En concreto, este semestre 491 firmas han dejado Cataluña frente a las 357 que lo hicieron en 2015. Esto supone un arrollador incremento del 40%. Si la tendencia se mantiene en lo que queda de año, la fuga empresarial batirá el récord de 2014 pudiendo llegar incluso a superar el millar de empresas.

Puigdemont se someterá en septiembre a una cuestión de confianza

Y eso que el president no pasa por su mejor momento. Hace solo unas semanas el Tribunal Constitucional suspendió cautelarmente la resolución catalana que marcaba el inicio de la desconexión de España. Y a finales de septiembre tendrá que someterse a una cuestión de confianza después de que la CUP tumbara sus Presupuestos el pasado mes de junio. El resultado puede ratificar al gobierno catalán y su programa, lo que reforzaría el soberanismo, o llevar a Cataluña a nuevas elecciones.

Según los datos, en el primer semestre Cataluña ha sido la segunda comunidad en salidas empresariales, solo por detrás de Madrid, que registró 509 fugas. Sin embargo, si también se tienen en cuenta las firmas que se han instalado en estas dos comunidades en el mismo periodo de tiempo, se observa que la base empresarial catalana ha perdido 222 empresas entre enero y junio, mientras que Madrid ha aumentado la suya en 243 compañías. 

Casi la mitad de las empresas que dejaron Cataluña en el primer semestre del año se han instalado en Madrid

La mayor parte de las casi 500 empresas que han dejado Cataluña en los seis primeros meses del año lo han hecho para registrar su sede social en Madrid (214 firmas). Algo menos de 60 empresas se han ido a Andalucía, 51 se han instalado en Baleares y otras 51 en la Comunidad Valenciana. Navarra y Cantabria fueron las dos regiones menos solicitadas por las empresas que decidieron dejar Cataluña.

Y si se analiza la facturación de estas empresas, la situación es incluso peor. Las 491 empresas que se han decidido irse de Cataluña en el primer semestre suman una facturación total de 1.250,6 millones de euros al año, mientras que las 269 que se han instalado en la región facturan poco más de 200 millones al año. Así que la pérdida supera los 1.000 millones de euros en actividad empresarial. Madrid, en cambio, ha ganado unos 600 millones con los cambios de sede.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba