Infraestructuras

Slim: “No entiendo que los Gobiernos no aprovechen los tipos bajos para hacer infraestructuras”

El empresario mexicano, poseedor de una de las mayores fortunas del mundo, apuesta por aprovechar el escenario barato en Europa y también carga contra las subidas de impuestos como medida para paliar el déficit fiscal

Carlos Slim busca dar un nuevo aire a FCC
Carlos Slim busca dar un nuevo aire a FCC

Se presentaba en público por primera vez en España desde que en noviembre de 2014 se convirtió en accionista de referencia de FCC pero Carlos Slim habló de lo divino, de lo humano y, sobre todo, de lo económico en general. Aunque el escenario era el Día del Inversor de la compañía, el Ingeniero no esquivó pregunta alguna. Y aunque no quiso entrar directamente en cuestiones de Estado, bien podría decirse que los políticos, los europeos y los españoles, se llevaron algún que otro tirón de orejas del otrora poseedor de la primera fortuna del mundo.

Asunto que interesa especialmente a FCC es el de las infraestructuras. Pues bien, Slim no desaprovechó una pregunta acerca del comportamiento de la inflación en el Viejo Continente realizada por un analista para mostrar su asombro por el precio del dinero en la zona euro y su no menor sorpresa, negativa en este caso, por cómo se está aprovechando esta circunstancia.

"Me sorprende y no puedo entender que los Gobiernos no estén aprovechando lo barato que está el dinero en Europa para construir infraestructuras, sobre todo pensando en los ciudadanos". Un mensaje cuyo destinatarios podrían ser perfectamente los últimos Ejecutivos españoles, que han mantenido la obra pública en cifras apenas un poco más elevadas que en los peores años de la crisis pero que no han sido capaces de estimular la recuperación de la licitación pública.

"Los empresarios deben aprovechar también esta circunstancia. Y los ciudadanos. Tienen la posibilidad comprar casas, en 20 años y con un interés de apenas el 2%. El Euribor lleva un tiempo en negativo, que en mi vida lo vi así", apuntó Slim. Sin duda, un guiño al resurgimiento de la actividad inmobiliaria en FCC, cuyo principal impulsor fue él, que frenó la venta de la filial Realia cuando iba a ser opada por Hispania y ahora cuenta también con la palanca de FCC Real Estate, con la que empieza a finalizar y vender promociones residenciales por toda España.

"Subir impuestos es ir a lo fácil"

Pero Carlos Slim no perdió de vista el que puede ser el futuro más inmediato, ya que sus inversiones en España pueden verse afectadas por la política fiscal del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, quien ya ha dejado caer que apostará por una subida de impuestos.

El empresario mexicano admitió no conocer el programa del actual Ejecutivo, "ni siquiera conozco si ya se hicieron públicos". Sin embargo, preguntado por la posibilidad de que se instaure un impuesto a la banca, Slim sentenció: "cuando se suben los impuestos, los países se endeudan y se acaban empobreciendo. Hay más y mejores alternativas para aliviar el déficit fiscal que elevar los tributos".

Y resumió su tesis de la forma más sencilla y, a su vez, más contundente: “subir los impuestos es la medida fácil. Pero cuando la política fiscal tiene fines recaudatorios en lugar de fines inversores se va por el camino equivocado”.

El 'procés' nunca le preocupó

Slim admitió que el problema de Cataluña nunca le quitó el sueño, pese a que la sede social de FCC se encuentra en Barcelona (fue una de las grandes empresas que decidió no trasladarla tras el referéndum ilegal del 1 de octubre). "Tampoco estuve demasiado al tanto pero sé que la Constitución garantiza que España seguirá unida".

Y, finalmente, turno para México, donde también llegará un nuevo Gobierno tras el "contundente", como él mismo lo definió, triunfo de López Obrador. Quizá fue en el asunto en el que menos "se mojó" aunque distinto fue cuando salió a relucir el futuro del nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México, cuyo principal contrato logró el consorcio encabezado por las empresas Slim (también cuenta con la presencia de Acciona) y que ahora está en el aire por las discrepancias del presidente electo con el proyecto.

"La solución que propone él es absurda y se dará cuenta cuando lo analice. Dice que la actual es muy cara pero se abarataría mucho si se emplearan materiales fabricados en México en lugar de importarlos. Y, además, impulsaría la economía local".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba