Economía

Sensores centinela sobre autobuses: el sistema que nos protegerá de ciberataques

El  proyecto Sócrates protegerá las redes 4G, 5G y el GPS frente a ciberataques. Un sistema colaborativo de dispositivos de Internet de las Cosas y Big Data permitirá localizar físicamente a los delincuentes

Un hacker
Un hacker EFE

El problema que se encuentran los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado a la hora de investigar un ciberataque es encontrar el paciente cero, el primer equipo infectado, para saber cómo se ha producido el ataque. Hasta la fecha ubicar físicamente, con precisión, a los delincuentes es algo muy complicado.

Algo con lo que acabará el proyecto de investigación Sócrates, impulsado por Imdea Networks Institute, un centro de investigación en redes de computación y comunicación.

"La utilización de sensores basados en Internet de las Cosas (IoT) junto al análisis del Big Data de las redes permitirá proteger de ciberataques los sistemas electromagnéticos, como es la telefonía móvil 4G o 5G o el GPS. Además, podremos ubicar físicamente los lugares desde donde nacen estas amenazas. Las posibilidades son tan grandes como fantasía se tenga. Se podría, por ejemplo, colocar sensores basados en Internet de las Cosas sobre autobuses públicos que permitirían monitorizar las redes de telecomunicaciones de áreas concretas", explica Domenico Giustiniano, investigador principal del proyecto Sócrates.

Los precios de la tecnología de radio estándar son ahora mucho más baratos, están al alcance de usuarios particulares, y no sólo de gobiernos y operadores de red. Esto abre la oportunidad a que cualquiera actúe como intruso malicioso

Estos dispositivos también podrán estar instalados en lugares fijos para realizar monitorizaciones concretas de cobertura en ciudades y detectar amenazas. Son sensores muy limitados en hardware pero con muchas posibilidades en términos de personalización a través de su software.

Sócrates es de gran importancia para el desarrollo del 5G, tecnología que impulsará Internet de las Cosas o el coche autónomo. Cientos de miles de dispositivos darán sentido al concepto smartcities. Pero las ciberamenazas serán también mayores.

"Demostraremos cómo se puede identificar rápidamente la ubicación física de un intruso. Mostraremos la capacidad de detectar, identificar y localizar posibles amenazas a la seguridad de la infraestructuraelectromagnética", apunta Giustiniano.

El proyecto estará desarrollado en el año 2021

Financiación de la OTAN

Sócrates no ha pasado desapercibido para la OTAN, que financia de su bolsillo el proyecto con el fin de poder detectar amenazas y ubicar a sus creadores. Todo con el objetivo de disponer de un espectro electromagnético más seguro.

Los precios de la tecnología de radio estándar son ahora mucho más baratos, están al alcance de usuarios particulares, y no sólo de gobiernos y operadores de red. Esto "abre la oportunidad a que actúen como intrusos maliciosos. Amenazas más frecuentes y sofisticadas provenientes de tales infiltraciones pueden llegar a provocar el caos y están entre los retos más serios que afronta la sociedad", explica Imdea en un comunicado.

Sócrates cuenta también con Electrosense como socio, una asociación suiza sin ánimo de lucro a través de la cual llevan dos años recogiendo datos de campos electromagnéticos para el desarrollo del proyecto, que finalizará en 2021.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba