Economía

Sareb vendió casi 13.000 inmuebles hasta agosto, el 4,9 % más

Los ingresos de la compañía alcanzaron los 1.577 millones en el primer semestre de 2018, un 7,8% menos que en el mismo periodo del año anterior

Jaime Echegoyen, presidente de Sareb.
Jaime Echegoyen, presidente de Sareb. Efe.

La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) vendió 12.936 inmuebles en los ocho primeros meses del año, lo que supone un incremento interanual del 4,9 % respecto al mismo periodo de 2017, según datos preliminares de la compañía.

De ellos, 8.017 unidades eran inmuebles propios de Sareb, mientras que los 4.919 restantes eran activos que figuraban como garantías de préstamos y que los promotores vendieron a través de planes de dinamización de ventas (PDV) para conseguir liquidez y reducir o cancelar su deuda con Sareb, explica la entidad.

Del total de inmuebles vendidos, el 87 % eran activos residenciales (viviendas y anejos); el 8 % eran suelos y el 3 % restante, inmuebles terciarios.

En relación con los activos residenciales, destaca el impulso de las ventas de viviendas construidas por Sareb -bien a través del desarrollo de promociones en sus propios suelos o mediante la terminación de obras que se encontraban sin finalizar-, que han repuntado un 124 %, hasta las 1.245 unidades.

Además, la comercialización de inmuebles terciarios ha crecido un 30 % anual en los primeros ocho meses del año, en tanto que la venta de suelos ha aumentado un 3 %.

Reducción de activos

La actividad de Sareb le ha permitido avanzar en el mandato de liquidación de su cartera de activos, que a cierre de junio se había reducido desde su constitución un 28,9 %, hasta los 36.128 millones de euros, de acuerdo con los datos del Informe de actividad del primer semestre de 2018 publicado este jueves en la web de Sareb.

Del valor total de la cartera, el 66 % se corresponde actualmente con préstamos de promotores y el 34 %, con inmuebles de diferente tipología, explica.

La compañía generó unos ingresos de 1.576,6 millones de euros en el primer semestre, de los que el 62,4 % provinieron de la gestión y venta de préstamos, y el 37,6 %, de la actividad relacionada con inmuebles. El dato, en cualquier caso es un 7,8% inferior al registrado en el mismo periodo de 2017.

Este descenso está motivado en gran parte por un menor volumen de negocio en la actividad de gestión y venta de préstamos como consecuencia de la propia naturaleza desinversora de la compañía, que cada vez posee menos préstamos y más inmuebles, así como a la concentración del cierre de las operaciones de venta de préstamos en el segundo semestre del año.

Los ingresos derivados de la gestión y la venta de inmuebles se situaron en 593,3 millones de euros, lo que supone un 11% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente. Por su parte, los ingresos de la gestión de la cartera de préstamos al promotor, asumidos por Sareb durante la reestructuración bancaria, descendieron un 15,5% en el semestre, aunque se mantuvieron como la principal fuente de generación de ingresos de la sociedad, al situarse en 983,3 millones de euros.

Estructura territorial

En el primer semestre, Sareb avanzó hacia la configuración de una nueva estructura territorial que le permitirá profundizar en el conocimiento de su cartera y adaptar la oferta a la demanda de los mercados locales.

A cierre de junio, las delegaciones de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia; y Cataluña, Aragón e Islas Baleares se encuentran plenamente operativas, junto con la delegación Madrid Centro-Canarias, lanzada en 2016.

Próximamente también iniciarán su actividad las delegaciones de Andalucía y el noroeste peninsular con el fin de dinamizar la venta en estas regiones y acelerar la desinversión de la cartera.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba