Noticias de Banco Popular

Saracho confiaba en obtener ayudas públicas de liquidez para salvar Popular

Popular barajaba en abril obtener recursos a través del Fondo de Garantía de Depósitos y de emisiones respaldadas por el Estado ante posibles problemas de liquidez

El expresidente del Banco Popular Emilio Saracho.
El expresidente del Banco Popular Emilio Saracho. Luca Piergiovanni

Emilio Saracho confiaba en obtener ayudas públicas para salvar Popular ante eventuales problemas de liquidez. En concreto, la entidad barajaba obtener recursos a través del Fondo de Garantía de Depósitos(FGD) y mediante emisiones de deuda respaldadas por el Estado, según las actas de la reunión del consejo de administración de Popular del 2 de abril de 2017 a las que ha tenido acceso Vozpópuli.

El encuentro se produjo en la tarde previa a que Popular comunicase al mercado la reexpresión de las cuentas del ejercicio 2016, una vez que la auditoría interna detectó un agujero de 694 millones en provisiones y capital.

Ante las consecuencias que podría desencadenar tal anuncio, el banco desarrolló un plan de contingencia –que se incluyó en las actas– para afrontar posibles pérdidas de liquidez y conocer todas las alternativas disponibles a las que recurrir en caso de ser necesario.

Opciones Extraordinarias

Más allá de los procedimientos habituales ante el BCE, entre estas medidas se incluía una inyección por parte del FGD como mecanismo extraordinario de liquidez. Según la normativa del fondo, este puede utilizar sus recursos para apoyar a una entidad que no esté en resolución si el coste de su intervención es inferior al pago de los importes de los depósitos garantizados en un escenario de liquidación y si, al tiempo, la entidad adopta medidas de retorno al cumplimiento de la normativa de solvencia, entre otras medidas.

Popular contemplaba realizar emisiones de deuda garantizadas por el Tesoro, tal y como se hizo en Italia con Monte dei Paschi di Siena

Además, Popular contemplaba la posibilidad de realizar emisiones de deuda garantizadas por el Tesoro, tal y como se hizo en Italia con Monte dei Paschi di Siena. De hecho, según la directiva comunitaria de resolución, existe un procedimiento extraordinario de apoyo financiero público a entidades solventes a fin de evitar "perturbaciones graves" de la economía y "preservar" la estabilidad financiera.

Este mecanismo permitiría que el Estado otorgase garantías a nuevas emisiones de Popular o a préstamos que se solicitasen a los bancos centrales. No obstante, en el propio plan se advierte de que este procedimiento es "más lento" que el resto, pues requería la aprobación por parte del Estado de un plan de garantías y la verificación del esquema por parte de Bruselas.

Eslabón débil

Tras las sucesivas rebajas de rating que había recibido Popular por parte de las agencias de calificación y la consecuente salida de depósitos, poco después de su llegada al banco, Emilio Saracho ya manifestó ante el consejo su preocupación por los problemas de liquidez. Fue en la reunión del 7 de marzo de 2017 cuando el banquero expresó que la "cuestión de la liquidez era una preocupación principal" en la que la entidad era "un eslabón débil", según consta en las actas de dicho encuentro.

Saracho advirtió en marzo de que la liquidez era una preocupación principal

Por ello, el área de control de la secretaría general técnica de Popular vigiló a diario la liquidez de la entidad desde el 8 de marzo de 2017 hasta su resolución e informó periódicamente sobre esta cuestión al BCE y al Banco de España, según consta en documentación interna a la que ha tenido acceso este medio.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba