Economía

Santander gana 66 millones a Gaesco tras 10 años de conflicto por la caída de Colonial

En la Navidad de 2007 Luis Portillo abandonó la presidencia de Colonial ante el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y las ventas masivas de títulos de la compañía que hundieron su cotización. Desde entonces, la antigua Gaesco ha culpado a Santander de haber precipitado la caída del valor

Luis Portillo y Esther Koplowitz, en una imagen de 2007.
Luis Portillo y Esther Koplowitz, en una imagen de 2007. Efe.

Un reciente laudo arbitral cierra, parcialmente, un conflicto que enfrenta a Santander y la antigua sociedad de valores Gaesco, y que se remonta diez años atrás, cuando la inmobiliaria Colonial, de Luis Portillo, aquella que creció al albur del boom del sector en los primeros años de siglo a través de adquisiciones millonarias nunca vistas antes, ni después, en la industria inmobiliaria española, se asomó al precipicio.

En las navidades de 2007 Luis Portillo se había convertido en el mayor inversor en el sector inmobiliario español, tras haber tomado el control de Colonial a través de Inmocaral en una opa valorada en 3.700 millones de euros; además compró la inmobiliaria Riofisa, especializada en centros comerciales, por 2.000 millones; y el 15% de la constructora FCC por otros 1.534 millones. Pero el pinchazo de la burbuja y el derrumbe del valor de la acción propició la salida de Portillo de la empresa, que quedó al borde del concurso de acreedores con cerca de 9.000 millones de euros de deuda.

El expresidente de Colonial había acudido, al igual que otros accionistas, a ampliaciones de capital de la inmobiliaria contratando derivados sobre acciones de la misma Colonial. La sociedad de valores que intermedió en esa operación fue la catalana Gaesco, y Santander la financió tomando como garantía los derivados sobre las acciones.

Gaesco logró tumbar un primer laudo arbitral a favor de Santander

Pero Santander perdió la confianza en Gaesco a finales de 2007, justo cuando Luis Portillo debía liquidar las posiciones de esos derivados. La entidad presidida por Emilio Botín se alejó de Gaesco después de que en noviembre de ese año la sociedad informara que había perdido 40,6 millones de euros por operaciones vinculadas a productos financieros estructurados. Aunque esa pérdida de Gaesco no estaba relacionada con Colonial, informan fuentes que vivieron muy de cerca lo ocurrido, Santander comenzó a deshacer posiciones vinculadas a la sociedad de valores, entre ellas las acciones de Colonial.

Las ventas de Santander de títulos de Colonial asfixiaron a sus principales accionistas y Gaesco Bolsa señaló al banco por supuestamente manipular la cotización de la inmobiliaria. Portillo no pudo afrontar el vencimiento de los derivados, y el banco los reclamó a Gaesco, a lo que la sociedad de valores se negó alegando que era un mero intermediario. Comenzaron entonces los litigios judiciales, en todos los frentes.

Santander, que reclamaba 66 millones de euros, y la antigua Gaesco acudieron a un laudo arbitral, que dio la razón al banco español. Sin embargo, Gaesco recusó aquel laudo, al advertir vínculos entre el presidente del tribunal, Luis Díaz Picazo, y el despacho que representó a Santander, Garrigues, obteniendo la desestimación del mismo y la recusación del árbitro por parte de la Audiencia Provincial de Madrid. 

La sociedad tratará de anular el último laudo en contra por existir "patentes vulneraciones"

El banco inició un segundo laudo arbitral, pero Gaesco, que se había escindido en Mobiliaria Monesa pasando a denominarse Delforca 2008, se declaró  en concurso de acreedores. El juzgado mercantil de Barcelona que declaró el concurso de Delforca 2008 suspendió el segundo laudo iniciado, pero Santander logró que la Audiencia Provincial de Barcelona revocara esa decisión.

El pasado 18 de mayo se emitió finalmente laudo "estimando íntegramente las pretensiones del banco por importe de 66 millones de euros", confirma Santander, que no ha registrado provisión alguna por este proceso.

Delforca quiere anular

Delforca 2008 ha informado que interpondrá "acción de anulación contra el laudo final" por haberse incurrido "en patentes vulneraciones de orden público procesal y material".

Mobiliaria Monesa advierte que, tras diez años de conflicto "enfrentándose a una de las más importantes entidades financieras de nuestro Estado en innumerables procesos cruzados", no cejará "en utilizar todos los medios" posibles jurídicos para que se corrija "la patente vulneración de toda la normativa de aplicación".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba