Economía

Santander pierde una demanda colectiva por la Hipoteca Tranquilidad de Banesto

Los perjudicados por esta hipoteca habrían perdido de media unos 60.000 euros en una hipoteca de 200.000 euros, según los cálculos de Asufin, impulsor de la demanda

Oficina del Banco Santander
Oficina del Banco Santander Tere García

Banco Santander deberá eliminar las cláusulas abusivas de las Hipotecas Tranquilidad comercializadas por Banesto -integrado a día de hoy en la entidad que preside Ana Botín- en 2007 y 2008. Así lo ha estipulado el juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid tras una demanda colectiva impulsada por la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) en representación de unas 100 familias.

Según las estimaciones de la asociación de consumidores, los perjudicados por esta hipoteca habrían perdido de media unos 60.000 euros en una hipoteca de 200.000 euros. No obstante, la sentencia, sobre la que cabe recurso, no obliga a Santander a devolver las cantidades cobradas de más, por lo que los afectados deberán reclamar este dinero en los tribunales, según ha explicado a los periodistas la presidenta de Asufin, Patricia Suárez.

A pesar de que la decisión del juez solo declare nulas las cláusulas en cuestión, Suárez celebra que con esta resolución judicial los perjudicados estarán respaldados por una "sentencia nítida" que estipula que, independientemente quien haya suscrito la hipoteca, las cláusulas son abusivas al no ofrecer al cliente la "necesaria comprensibilidad" en cuanto al alcance y los riesgos del contrato.

Deficiencias de información

Entre los aspectos contra los que se pronuncia el fallo y que no podrán volver a comercializarse están la amortización, los intereses ordinarios y el tipo de interés variable, de los cuales los consumidores no fueron suficientemente conscientes dadas las "deficiencias esenciales de información" en la documentación entregada por el banco.

El juez aclara que ser "gramaticalmente comprensibles y claros" no dota a las cláusulas "de la necesaria comprensibilidad material del alcance y riesgos económicos y jurídicos" que asumía el cliente.

La resolución judicial sigue la doctrina del Tribunal Supremo en relación a los puntos del contrato referidos a los intereses de demora. El magistrado considera "desproporcionado" que el tipo de interés en el momento del impago se incrementase en 6 puntos porcentuales.

Remitiéndose a la jurisprudencia del Alto Tribunal, también elimina la cláusula que atribuía a los usuarios el pago de todos los gastos y tributos de formalización, como son "los de notaría, tramitación, registro de la propiedad, así como todos los tributos que ahora o en el futuro graven el capital o los intereses de las operaciones bancarias".

Desde Asufin desconocen el número de afectados por esta hipoteca, pero estiman que habría afectado a "miles de parejas jóvenes". "Espero que a raíz de esta sentencia afloren más afectados", comenta al respecto Patricia Suárez.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba