Empresas

Santander revela al Parlamento británico pérdidas de 104 millones por Carrillion

Santander trabajó con la constructora quebrada Carrillion desde el año 2014 ofreciendo pagos adelantados a sus proveedores a cambio de un descuento. El Parlamento británico ha investigado esta relación y concluye que la compañía maquilló esa deuda al no contabilizarla como financiera

Carta enviada por la jefa de riesgos de Santander UK a los parlamentarios británicos.
Carta enviada por la jefa de riesgos de Santander UK a los parlamentarios británicos. Parlamento británico.

Santander ha provisionado 91 millones de libras, 104 millones de euros, por la financiación de los pagos a proveedores debidos por el grupo Carrillion, que este año ha protagonizado una de las mayores quiebras ocurridas en Reino Unido. La entidad ha revelado 'el roto' en el curso de una investigación sobre la liquidación de la constructora llevada a cabo por el Parlamento británico.

Los diputados Frank Field y Rachel Reeves, ambos del Partido Laborista, solicitaron el pasado mes de enero a Patricia Halliday, nombrada en abril de 2017 jefa de riesgos de Santander UK, información sobre el sistema de pagos adelantados ofrecidos a las empresas proveedoras de Carrillion.

Santander, además de ser uno de los bancos financiadores de Carrillion, trabajó con la compañía británica, desde el año 2014, ofreciendo este tipo de pagos adelantados a sus proveedores, un sistema denominado en inglés early payment facility, EPF, el equivalente en España al confirming o cesión de pagos a proveedores.

La provisión por la quiebra de Carrillion explica en parte la caída en los beneficios registrada por Santander UK en el primer trimestre

La Comisión de Trabajo y Pensiones del Parlamento británico, y la Comisión de Negocios y Estrategia Industrial, en la que trabajan los dos diputados mencionados, concluye en un informe publicado esta semana que la compañía británica ocultó el verdadero tamaño de su deuda maquillando los pagos debidos a proveedores a través de los EPF.

"Carrillion ha mostrado un profundo desprecio por sus proveedores", afirma el diputado Frank Field. La compañía "usó a sus proveedores como línea de crédito en otro truco contable", dice, "reclasificando ese préstamo [los EPF] para ocultar el verdadero tamaño de su deuda. Carrillion "estafó a sus proveedores, obligándoles a aceptar un recorte de lo que se les debía", sostiene Rachel Reeves.  

De acuerdo al informe publicado esta semana por el Parlamento británico, las agencias de calificación Moody's y Standard & Poor's concluyen que la contabilidad de Carillion sobre sus EPF "ocultaba su verdadero nivel de endeudamiento con los acreedores financieros".  Moody’s estima que la compañía contabilizó "erróneamente" deuda por importe de 498 millones de libras (569 millones de euros) como deuda con "otros acreedores",  cuando debía haberla registrado como deuda financiera.

Carrillion empleaba a 43.000 personas, casi la mitad de ellas en Reino Unido

El sistema de los EPF permitió a los proveedores de Carrillion "recibir un anticipo con descuento de la cantidad que se les debía, asumiendo Santander el riesgo del crédito de Carrillion", explicó la jefa de riesgos de Santander UK al requerimiento de ampliación de información efectuada por los diputados laboristas, en una carta enviada el pasado 5 de febrero.

Provisión y menos beneficio

Patricia Halliday indica en su carta a los diputados británicos que aunque desde el mes de julio de 2017, Santander trabajó en la refinanciación de la deuda de Carrillion, comprometiendo nuevas inyecciones de liquidez, el retraso en la implantación de los planes de reestructuración previstos "socavó la confianza de Santander en la situación financiera de Carrillion". Por esta razón, expone la jefa de riesgos del banco presidido por Ana Botín, el 21 de diciembre se rescindió ese servicio de pago adelantado a proveedores de la constructora británica.

La decisión de Santander de cancelar esa línea de pago a los proveedores de Carrillion ha sido uno de los argumentos esgrimidos por los ejecutivos de la constructora para explicar la liquidación de la compañía.

Halliday señala en sus respuestas a las preguntas lanzadas por los diputados que la exposición de Santander a la quiebra de Carrillion por este sistema de EPF asciende a 91 millones de libras, 104 millones de euros. "A la luz de la liquidación de Carrillion, Santander ha provisionado prácticamente toda esa cantidad", informa la directiva del grupo español.

El Parlamento británico critica con dureza el papel jugado por KPMG, Deloitte, EY y PwC en la crisis de Carrillion

El daño de la quiebra de Carrillion a las cuentas de Santander explica en buena parte el mal resultado comunicado por la entidad financiera registrado en el primer trimestre del año en su filial británica. El banco comunicó una caída del beneficio de Santander UK en los tres primeros meses del año del 23,2%, ganando  320 millones de euros.

Carrillion comunicó su entrada en liquidación el pasado mes de enero. La compañía, una de las mayores contratistas de obra pública de Reino Unido, responsable de edificios como la Royal Opera House o el Museo Tate Modern en Londres, empleaba a 43.000 personas, cerca de la mitad de ellas en Reino Unido.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba