Economía

Santander dispara su inversión en lobby en EE UU bajo la Administración Trump

Santander cuenta en Estados Unidos con 5,2 millones de clientes y más de 17.000 empleados. El mercado estadounidense aportó en 2018 el 5% del beneficio del primer banco español

Cartel de Santander en Wall Street, en una imagen de archivo.
Cartel de Santander en Wall Street, en una imagen de archivo. Efe.

Santander ha disparado bajo la Administración Trump la inversión destinada a la actividad de lobby en Estados Unidos.

El primer banco español, que ha llevado a cabo en los últimos años una reestructuración de su negocio en el país, ha invertido cerca de un millón de euros desde el inicio de 2017 en pagos a ejercer la actividad de lobby en nombre de Santander ante representantes del Congreso y del Senado de Estados Unidos.

De acuerdo a datos oficiales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Santander ha destinado desde enero de 2017 entre 90.000 y 210.000 dólares cada trimestre a establecer negociaciones con políticos estadounidenses sobre distintas materias, principalmente cuestiones fiscales.

Santander ha fichado a dos mujeres con experiencia profesional en el Congreso de EE UU para hacer lobby en el país

Con anterioridad a la llegada de Donald Trump al Gobierno -el empresario estadounidense ganó las elecciones generales el 8 de noviembre de 2016 y accedió a la presidencia el 20 de enero de 2017- el grupo español apenas había destinado dinero a este tipo de acciones. En 2014 invirtió 190.000 dólares durante todo el año para hacer lobby en Estados Unidos. Otros años las cantidades han sido inferiores a los 10.000 dólares.

Extracto de comunicación de Santander en Estados Unidos sobre la actividad de lobby.
Extracto de comunicación de Santander en Estados Unidos sobre la actividad de lobby.

Para llevar a cabo estas funciones lobistas, Santander ha fichado a dos mujeres con experiencia profesional en el Congreso de Estados Unidos. 

Kristin Richardson es la jefa de la Oficina de Santander en Washington para relaciones con el Gobierno desde octubre de 2016. Entre 2013 y hasta su fichaje por el banco español, Richardson formaba parte de la plantilla de The Clearing House, una asociación bancaria creada a mediados del siglo XIX controlada por las mayores entidades financieras del país. Con anterioridad trabajó para la congresista demócrata Carolyn Maloney.

La Reserva Federal detectó en 2015 deficiencias en la gobernanza y gestión de riesgos de Santander en Estados Unidos 

Natalle Binkholder trabaja para Santander en Washington desde marzo de 2017 representando a la entidad presidida por Ana Botín ante el Congreso de Estados Unidos. Con anterioridad trabajó para el congresista republicano y empresario Mick Mulvaney.

De acuerdo a la información oficial comunicada en Estados Unidos, las materias sobre las que Santander ha tratado de influir en el Congreso y en el Senado han sido sobre cuestiones relacionadas con la reforma regulatoria, de arbitraje, problemas de la industria financiera, y las organizaciones bancarias extranjeras, entre otras.

Durante 2017 Santander destinó 210.000 dólares el primer trimestre a ejercer lobby en Estados Unidos; 120.000 dólares el segundo trimestre; 90.000 dólares el tercero; y 140.000 dólares en el último trimestre. En 2018 dedicó 160.000 dólares el primer trimestre del año a la misma actividad; 90.000 dólares el segundo; 120.000 dólares el tercero; y 100.000 dólares entre octubre y diciembre de ese año. En los tres primeros meses de 2019 ha invertido 210.000 dólares.

Santander en Estados Unidos

El grupo español inició en 2015 la integración de sus negocios en Estados Unidos bajo Santander Holdings USA. El banco ha tenido que reestructurar su actividad en el país sometido a la vigilancia de la Reserva Federal, suspendiendo en tres ocasiones los test de estrés del organismo, y retrasando dos veces, en 2016, la presentación de sus cuentas.

Santander destinó 933 millones de euros al pago de impuestos en Estados Unidos el pasado año

La Reserva Federal detectó en 2015 deficiencias en la gobernanza de Santander en Estados Unidos, en la gestión de riesgos, planificación de capital y gestión de riesgos de liquidez. El banco español y el banco central estadounidense acordaron un programa para corregir dichas deficiencias, que se ha ido cumpliendo.

El pasado año la Reserva Federal dio por concluido el acuerdo de 2015, reflejando las mejoras en la supervisión de la junta directiva y en el resto de materias analizadas. En junio de 2018 Santander superó las pruebas anuales de resistencia de capital por segundo año consecutivo.

El banco español emplea a más de 17.000 personas en Estados Unidos y cuenta con 5,2 millones de clientes

Según el informe financiero anual de 2018, Santander destinó 933 millones de euros al pago de impuestos en Estados Unidos (3.588 millones en España). El pasado año el banco español logró un beneficio en el país de 552 millones de euros, un 35% más, debido al aumento de ingresos por leasing y préstamos y anticipos a la clientela, la reducción de costes y la mejora del coste del crédito.

El grupo financiero emplea a más de 17.000 personas en el país y cuenta con 5,2 millones de clientes. El beneficio que logró el pasado año en Estados Unidos supuso el 5% de sus ganancias totales, excluyendo el negocio del centro corporativo y de la actividad inmobiliaria en España. 

La división estadounidense de Santander está dirigida por Scott Powell, quien se convirtió el pasado año en uno de los ejecutivos mejor pagados por la entidad, logrando 6,9 millones de dólares (6,1 millones de euros). 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba