Economía

El juez Sánchez Magro bloquea el concurso de Nozar e incendia a los acreedores

El juez a cargo del concurso de la inmobiliaria Nozar ha decretado la nulidad de las actuaciones. El proceso concursal de la inmobiliaria de la familia Nozaleda lleva cerca de una década en fase común. "Es un escándalo", comentan abogados de los acreedores

Logo de Nozar en la fachada de un edificio.
Logo de Nozar en la fachada de un edificio. Efe.

"Es un escándalo", "es un bombazo", "no hay precedentes", "estudiamos una querella contra el juez por prevaricación"...

La decisión del juez Andrés Sánchez Magro, del Juzgado Mercantil número dos de Madrid, a cargo del concurso de Nozar, de decretar la nulidad de las actuaciones del proceso concursal de la inmobiliaria, ha incendiado a la legión de abogados que representan a acreedores de la compañía de la familia Nozaleda.

En un auto dictado el miércoles 14 de noviembre, al que ha tenido acceso este diario, el magistrado declara nulas "todas las actuaciones de la sección cuarta del concurso", referida a la determinación de la masa pasiva, desde el momento procesal anterior al 16 de diciembre de 2010, "así como de todo lo actuado en la sección quinta sobre el convenio, desde el momento inmediatamente anterior al auto de 26 de junio de 2014".

"El tiempo es probablemente el bien más valioso en la gestión de los procedimientos concursales", dijo el juez en 2010 en alusión a Nozar

La decisión del juez, consideran varios abogados con los que contactó este diario el viernes, supondrá que el proceso concursal de Nozar, que dura ya cerca de una década, se alargará aun más en el tiempo.

"Es un escándalo", comentaba uno de los letrados. "No puede ser que después de diez años estemos todavía en fase común, lo que está pasando en este concurso no es normal", añadía. "No hay precedentes", opinaba otro, "es un bombazo".

"Ahora habrá que elaborar una nueva lista de acreedores, habrá impugnaciones, recursos... Unos dos años más de concurso por lo menos", estimaba uno de los abogados consultados.

Nozar fue declarado en concurso de acreedores en 2009 con un pasivo cercano a los 2.000 millones de euros; aunque otros concursos de empresas del sector, mayores que el de Nozar, han finalizado hace años con la liquidación o el convenio, el de la compañía de la familia Nozaleda continúa abierto ante la desesperación de sus acreedores. 

La nulidad de las actuaciones decretadas esta semana por el juez han disparado las sospechas que sobre su gestión guardan varios de los abogados de los acreedores.

"Si la administración concursal había solicitado la nulidad el año pasado, ¿como ha tardado tanto tiempo el juez en hacerlo?"

"Ahora entiendo por qué en los últimos meses hemos recibido varias ofertas para vender nuestra deuda", comentaba uno de ellos. "Si ha habido un chivatazo desde el juzgado de que se iba a tomar esta medida, los que lo sabían han intentado comprar la deuda a un precio muy bajo, y ahora podrán sacar tajada", lamentaba.

En opinión de este abogado, tal y como transcurría el proceso, lo normal es que próximamente Nozar entrara en liquidación, y en esa fase concursal los créditos de deuda eran difícilmente recuperables, por lo que era factible venderlos a precios muy bajos. Pero ahora, se abre la posibilidad de que más adelante, Nozar negocie un convenio de acreedores, y en esa situación se pueden vender los créditos a mejor precio que si fuera a liquidación.

Como ha publicado esta semana Vozpópuli, la representación legal de Nozar ha solicitado al juez permiso para vender una deuda frente a Martinsa Fadesa por valor de más de 5 millones de euros por sólo 65.000 euros.

"La actual administración concursal de Nozar había requerido al juez la nulidad de las actuaciones el año pasado", indica otro abogado. "¿Cómo es posible que el juez haya tardado más de un año en tomar la decisión?", se preguntaba, apuntando que estudiará presentar querella por prevaricación.

El tiempo es oro

El exagerado periodo de tiempo que el juez Sánchez Magro está empleando en administrar el concurso de Nozar choca con las palabras que el mismo magistrado utilizó en 2010 para justificar el cambio de los administradores concursales que había designado un año antes.

"El tiempo, y el tiempo oportuno y hábil, es probablemente el bien más valioso en la gestión de los procedimientos concursales porque si algo nos dice la experiencia es que cualquier solución ha de ser ante todo, tempestivamente posible", manifestó en 2010.

El juez ha nombrado en diez años a seis administradores diferentes para el concurso de Nozar

Durante el concurso de acreedores de Nozar, el juez ha nombrado ya a seis administradores concursales distintos. En 2010 Sánchez Magro decidió retirar como administradores del concurso al catedrático en Derecho Mercantil Ángel Rojo -considerado el padre del sistema concursal español moderno- y al economista Francisco Javier Ramos.

En su lugar nombró a otros dos reputados profesionales del sector, la juez en excedencia Cristina Jiménez Savurido, presidenta de la fundación Fide, y Luis Aurelio Martín Bernardo, entonces en el bufete DLA Piper, y que en la actualidad es socio fundador del despacho Abencys.

Cristina Jiménez y Luis Aurelio Martín apuntaron a la liquidación de la inmobiliaria y fueron demandados por la compañía. Las querellas de la empresa de los Nozaleda contra sus administradores concursales fueron archivadas. Los dos administradores se apartaron del proceso dando por hecho que los siguientes profesionales designados por el juez abrirían la liquidación. Sin embargo, la administración concursal que sustituyó a los dos profesionales mencionados, no ha ejecutado esa liquidación prevista.

Cambio de fechas

El proceso concursal de Nozar viene contaminado desde que el juez tomara, en septiembre de 2010, una decisión inédita en el sistema concursal español, el cambio de fecha de la declaración del concurso de la inmobiliaria.

En noviembre de 2008, un acreedor de Nozar, la sociedad Avalatransa, instó el concurso de la inmobiliaria, petición que fue rechazada por el Juzgado Mercantil número dos de Madrid en auto fechado el 5 de mayo de 2009. Sin embargo, en septiembre de ese mismo año, el mismo juzgado declaró el concurso voluntario de la empresa.

La Audiencia Provincial de Madrid advirtió que el juez había vulnerado una resolución al modificar las fechas del concurso

La Audiencia Provincial de Madrid corrigió la decisión del mercantil, y declaró como necesario el concurso de Nozar, y no como voluntario. El juez Sánchez Magro dictó el 17 de septiembre de 2010 auto declarando el concurso necesario de Nozar, pero lo hizo retrotrayendo la fecha de la declaración del concurso al 21 de noviembre de 2008.

Al retrasar la fecha del concurso a noviembre de 2008 el proceso se acogía a la antigua Ley Concursal, con importantes consecuencias para los bancos acreedores de la empresa al abrir la posibilidad de que se solicitaran acciones de nulidad de créditos por importe de 300 millones.

En mayo del pasado año, la Sección Vigésima Octava de la Audiencia Provincial de Madrid declaró nula esa polémica medida del magistrado del mercantil. 

Los jueces advirtieron que Sánchez Magro, al modificar las fechas de declaración del concurso "no solo vulneró una resolución firme (...) sino que modificó sin competencia funcional para ello esa misma resolución, lo que supone su nulidad de pleno derecho (...)". 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba