Infraestructuras

Sacyr reclama 518 millones al Gobierno de Murcia por liquidar la concesión del aeropuerto

El grupo constructor aún espera la resolución del Tribunal Supremo al recurso presentado contra la decisión del Gobierno regional de dejar en suspenso la concesión por un supuesto incumplimiento de contrato, al no poner en marcha la infraestructura en la fecha prevista.

Sacyr en la zona de Castellana
Sacyr en la zona de Castellana Javier Martínez

El Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia sigue viviendo su peculiar culebrón. Después de que el Gobierno regional adjudicara su concesión a AENA, el anterior concesionario (liderado por Sacyr) ha reclamado al Ejecutivo murciano un pago de 518,50 millones por liquidar el contrato de obra pública para la construcción de la instalación.

La compañía que preside Manuel Manrique ha exigido esta cantidad en concepto de liquidación del contrato de concesión a través de un escrito remitido al Gobierno regional el pasado mes de enero, según detalla el grupo en su informe anual de 2017.

Del importe total que reclama, 258,6 millones corresponden a los importes acreditados de las inversiones y costes en los que Sacyr asegura haber incurrido para la construcción del aeropuerto. Otros 35 millones se piden en concepto de sobrecostes y los 224,82 millones restantes, por lucro cesante, esto es, por lo que Sacyr estima que ha dejado de ganar por la anulación del contrato.

De esta forma, el importe que la constructora reclama a Murcia es similar al monto de 555 millones de euros por el que hace una década, en marzo de 2017, se adjudicó el contrato de construcción y posterior explotación durante cuarenta años del nuevo aeropuerto internacional de la región.

Pendientes del Supremo

Independientemente de la respuesta del Gobierno regional, el futuro del aeropuerto murciano está también pendiente de una resolución del Tribunal Supremo, al que la anterior concesionaria recurrió diversas decisiones de la Administración autonómica que supusieron la resolución del contrato con la anterior concesionaria.

En el caso de que el Alto Tribunal diera la razón al grupo liderado por Sacyr, la situación del nuevo aeropuerto se complicaría, toda vez que el Gobierno murciano decidió en su día relicitar la concesión, que fue a parar a AENA (participada al 51% por el Estado) que, por otra parte, fue la única que presentó una propuesta.

La intención del gestor aeroportuario que preside Jaime García-Legaz es poner en marcha la infraestructura antes de que finalice el presente ejercicio.

Fuentes de Sacyr se remitieron a lo referido en el informe anual de la compañía acerca de este asunto y declinaron realizar comentarios al respecto.

Cinco años de conflicto

El contencioso entre la constructora y la Comunidad murciana tiene su origen en 2013, cuando el Gobierno regional dicta una orden para resolver el contrato con Sacyr alegando incumplimiento de la fecha de apertura al tráfico. A pesar de abrir negociaciones y registrarse avances en cuanto a la construcción y concesión de autorizaciones del aeródromo, la Comunidad finalmente se quedó con el aeropuerto e inició el procedimiento de liquidación del contrato en marzo de 2016.

El nuevo aeropuerto de Murcia se encuentra muy próximo al de San Javier (apenas media hora en automóvil) y también cercano a otra de las infraestructuras de la red de AENA, como es el aeropuerto de Alicante, cuyo rendimiento en los últimos años en lo que se refiere a la evolución del número de pasajeros ha sido espectacular.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba