Economía

La crisis de Boeing pasa factura a Ryanair: cerrará bases y hará recortes en los vuelos

La aerolínea irlandesa reconoce que el retraso en la entrega de las aeronaves frenará su crecimiento un 4% en 2020, perdiendo alrededor de cinco millones de pasajeros 

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary
El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary EFE

El retraso en la entrega de los aviones 737 MAX de Boeing pasarán factura a Ryanair. La aerolínea irlandesa, que pidió 135 aeronaves de una variante de este modelo en marzo y aún no ha recibido ninguna, ha anunciado que este hecho reducirá el crecimiento de la compañía en el verano de 2020 del 7% al 3% y provocará "recortes y cierres" en algunas bases de operaciones europeas a partir de este invierno.

Ryanair esperaba recibir 58 Boeing MAX200 antes del verano próximo, para poder elevar su oferta en un 7%. Según las previsiones anunciadas este martes, ahora sólo espera recibir 30 de esas aeronaves, número que puede "subir o caer aún más", pues se desconoce cuándo volverá a volar la flota del fabricante norteamericano ante los sucesivos fallos registrados.

El consejero delegado de la compañía, Michael O'Leary, ha reconocido en un comunicado que el tráfico anual de pasajeros en su ejercicio fiscal, hasta marzo de 2021, podría caer de los 162 previstos hasta ahora a los 157 millones. Una previsión que se suma a los malos resultados anunciados en febrero, cuando perdió 20 millones de euros.

"Estos retrasos en la entrega de aviones nos obligará a hacer recortes y cierres en algunas bases para el verano de 2020, pero también para el calendario del invierno de 2019", ha reconocido. Según adelanta el consejero delegado, ya se han iniciado contactos con aeropuertos y sindicatos para determinar qué bases "pierden dinero" o tienen menos rendimiento podrían "sufrir estos recortes y/o cierres".

No obstante, el consejero delegado asegura que "Ryanair seguirá trabajando con Boeing y EASA para recuperarnos de los retrasos en estas entregas en el invierno de 2020, con vistas a que podamos restablecer nuestros niveles de crecimiento habituales en el verano de 2021".

Un modelo polémico

El fabricante de aviones estadounidense Boeing, sumido en una grave crisis desde hace más de ocho meses por los fallos detectados en su modelo estrella, el 737 MAX.  Toda la flota de este modelo está paralizada tras los dos accidentes mortales sufridos en vuelos de Lion Air -el 29 de octubre de 2018- y Ethiopian Airlines -el 10 de marzo de 2019-.

Ahora la crisis se ha acentuado después de que a principios de junio se detectase un nuevo fallo en el polémico 737 MAX y laAdministración Federal de Aviación (FAA) de EEUU -que estudia a fondo los aviones desde los accidentes- recomendase a todas las aerolíneas con estos aviones en su flota revisar las alas de los mismos.

Además, unas semanas después la FFA encontró otro "riesgo potencial" en el el software de los Boeing 737 MAX que la compañía debe resolver para que estos aviones puedan volver a volar. "Levantaremos la prohibición a las aeronaves cuando consideremos que es seguro hacerlo”, señalaba el regulador en un comunicado.

Tras esto, la aerolínea árabe de bajo coste Flyadeal ha cancelado un encargo a Boeing de 50 aeronaves realizado el pasado diciembre y que estaba valorado en unos 5.900 millones de dólares. Al mismo tiempo, ha anunciado la compra de 30 aviones A320 NEO de Airbus, la fabricante rival de la norteamericana, con opción de adquirir otras 20 aeronaves y entregarlas todas en 2021

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba