Economía

Ryanair, acorralado en España: tripulantes en huelga y pilotos en los juzgados

Los trabajadores de la aerolínea 'low cost' utilizan estas dos sendas para acusar a la compañía de "no cumplir con la mínima legislación laboral española". Un país de vital importancia para la aerolínea

Tripulantes de cabina de Ryanair
Tripulantes de cabina de Ryanair

Ryanair tiene dos frentes abiertos con sus trabajadores en España. Aunque ambos casos van en la misma línea: utilizar la legislación irlandesa en su relación laboral con su plantilla. Por un lado, los pilotos han presentado una demanda en la Audiencia Nacional y, por otro, los tripulantes de cabina (TCP) han convocado una huelga este verano para protestar contra esta situación. Un doble conflicto en un país de vital importancia para la compañía.

Esta contienda vivía un nuevo capítulo este mismo martes. Los representantes sindicales de los TCPs se reunieron con la compañía en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA). Pero el encuentro terminó sin acuerdo y la huelga de 24 horas se producirá, si nada lo impide, los días 25 y 26 de julio. "Al encuentro han acudido varios representantes legales de la compañía para dar explicaciones y eso supone un mínimo avance. Pero estamos a años luz de alcanzar de un acuerdo porque la empresa afirma que cumple la legalidad, que es 'su' legalidad", afirma a Vozpópuli un portavoz de Unión Sindical Obrera (USO).

Los trabajados una situación que consideran alarmante y que destacan que "no es sólo única en el sector, sino que es una situación anómala de cualquier empresa que opera en España", apuntan desde el sindicato. Por ello, USO hace un llamamiento a la responsabilidad política y cuentan con una agenda para reunirse con varios representantes para analizar "esta delicada situación", añaden. 

Los pilotos van por la vía judicial

"Desde septiembre, nos hemos reunido cerca de cinco veces con la empresa. Los encuentros han ido bien pero, en el momento de firmar un documento, la empresa no ha accedido", afirma un representante del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla). Un sindicato que la propia compañía, de momento, no reconoce. "Compartimos la reclamación de este verano con nuestros compañeros TCPs y mantenemos una situación de inestabilidad laboral", valora. 

Por ello, los pilotos optaron por demandar a la compañía ante la Audiencia Nacional por "la irregularidad en los contratos de los pilotos que tienen base en España, tanto los contratados directamente por la compañía como los indirectos", declaran desde el sindicato. Sus representantes legales les recomendaron optar por esta opción en febrero, en vez de la huelga, "aunque los compañeros de otros países sí que han optado por la senda de los paros", añaden.

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas de Irlanda (IALPA) harán huelga este 12 de julio

Como es el caso de los pilotos agrupados en la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas de Irlanda (IALPA) que van a hacer huelga este 12 de julio. Los trabajadores pararan durante 24 horas para reclamar mejoras laborales, algo que Ryanair considera "innecesario" y que intentará evitar con una última reunión este miércoles.Un proceso que los pilotos españoles descartan, de momento, a la espera de su proceso judicial. 

El problema de ser 'irlandés'

Los trabajadores españoles de Ryanair, según describen desde los sindicatos, cotizan y realizan la declaración de la renta en Irlanda, aunque viven en España, solo tienen asegurados los servicios irlandeses cuando necesitan ir al médico. Por ello, la plantilla de la aerolínea termina buscando seguros privados para no tener que realizar un papeleo para poder requerir los servicios sanitarios. 

Por otro lado, por no tener nómina española, la plantilla de Ryanair tampoco pueden solicitar una hipoteca o utilizar su nómina como aval en ningún tipo de procedimiento administrativo. "El problema reside en que la mayoría de la plantilla de TCPs son trabajadores que tienen de media entre 25 o 30 años y deben buscar otras alternativas si quieren cotizar como el resto de trabajadores a la seguridad social", informa USO.

Los trabajadores españoles de Ryanair cotizan y realizan la declaración de la renta en Irlanda

Los sindicatos también protestan, además de su situación 'irlandesa', por las "penosas" condiciones laborales y denuncian que un 75 % de la plantilla está contratada a través de empresas de trabajo temporal, sin salario base y cobrando únicamente por las horas de vuelo. 

Un gigante 'low cost' para el turismo 'low cost'

Estos conflictos laborales amenazan con bloquear el espacio aéreo europeo. La explicación es sencilla. Ryanair es la mayor compañía de bajo coste de Europa y opera unos 2.000 vuelos diarios desde 89 bases con las que cuenta en Europa. Pero el bloqueo afectaría con más fuerza a España, ya que es donde tiene más presencia. 

España es el segundo país europeo donde la aerolínea tiene más bases, con 13, y donde cuenta con más pilotos de toda la red de la compañía. Una situación que los expertos del sector apuntan que se refuerza porque Ryanair en España, a diferencia de en otros países europeos, no opera solo en aeropuertos secundarios. Madrid-Barajas Adolfo Suarez es el único de los grandes hubs (aeropuertos de conexión) europeos donde la compañía opera como una aerolínea más.

Su modelo de negocio 'low cost' se basa en una operación que garantice la seguridad al 100%, pero no así la calidad de atención al pasajero

La expansión de la compañía en este país se vio favorecida por las infraestructuras creadas por los aeropuertos españoles, que permiten el elevado número de vuelos, y por los acuerdos de handling (servicios de tierra) que realizó la aerolínea irlandesa para reducir el tiempo de sus operaciones. Con estos dos principales ingredientes, Ryanair ha sido el gran proveedor de pasajeros que quieren aterrizar para disfrutar del sol y de las playas españolas

Su modelo de negocio 'low cost' se basa en una operación que garantice la seguridad al 100%, pero no así la calidad de atención al pasajero, al que muchos pasajeros tradicionales estaban acostumbrados. Su valor añadido es, fundamentalmente, el precio de su billete y no la experiencia de vuelo. Es decir, un pasajero 'low cost' que coincide con el turista 'low cost' que visita España. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba