Economía

El socio chino de Repsol se la juega a Brufau: le exige 5.000 millones en un arbitraje

Sinopec, socio estratégico de Repsol en Brasil, presenta una demanda arbitral por 5.000 millones contra la española por la pérdida de valor de una filial de Talisman. La petrolera cree que "la demanda tiene nulo fundamento".

Antonio Brufau
Antonio Brufau EFE

Sinopec, la petrolera china controlada por el Gobierno del país, le ha hecho un roto a Antonio Brufau, presidente de Repsol. El ejecutivo de Mollerusa consiguió en 2010 atraer con éxito al gigante asiático a sus planes de inversión en Brasil y le dio entrada en su filial en el país, con un 40% del capital.

Seis años después, Sinopec ha decidido enfrentarse a la empresa con la que comparte la explotación de valiosos activos en Brasil al demandarle 5.000 millones de dólares (4.910 millones de euros) en compensación por la infravaloración de una filial británica.

Sinopec, controlada por el Gobierno chino, considera que Repsol forzó a la baja la valoración de Talisman y de sus filiales para comprarla más barata

Según ha comunicado Repsol a la CNMV, Addax Petroleum UK Limited y Sinopec International Petroleum Exploration and Production Corporation (compañías de titularidad del Gobierno chino) han formalizado una demanda arbitral contra Talisman, compañía canadiense propiedad de Repsol, en la que solicitan la devolución del importe de su inversión inicial en la británica TSEUK, materializada en 2012 mediante compra del 49% de ésta a Talisman, junto con cualesquiera incrementos de inversión posteriores, realizados o por realizar en el futuro, así como las pérdidas de oportunidad que pudieran haberse producido.

Elconfidencial.com informa de que Sinopec estaría en desacuerdo con la valoración que Repsol hizo de Talisman en general y su filial británica en particular en el proceso de compra de la canadiense, que se cerró en 2015 por 10.400 millones de euros. El grupo chino cree que la petrolera española forzó a la baja la valoración de todos los activos de Talisman para rebajar el precio de la operación y eso le ha provocado un daño patrimonial en TESUK.

Sin embargo, el grupo comandado por el consejero delegado, Josu Jon Imaz, alerta de que paradójicamente, Addax pretende mantener su actual participación en TSEUK pese a pedir las compensaciones vía arbitral.

"La demanda arbitral, de la que se viene informando periódicamente, tiene un nulo fundamento, por lo que viene siendo calificada por Talisman y por la propia Repsol, así como por sus asesores legales externos, como de Riesgo Remoto", afirma comunicado enviado por Repsol a la CNMV.

Repsol considera que la maniobra de Sinopec responde a una acción defensiva ante una decisión de inversión en el Reino Unido que no ha dado (como otras de ese mismo grupo empresarial), los resultados esperados.

"La demanda arbitral formalizada es infundada, y no refleja la actitud leal que se debe esperar de un socio que, casi tres años después de invertir en TSEUK, con participación plena en su gestión y aprobando todas las decisiones que se tomaban en el seno de la sociedad participada, sin haber manifestado queja o preocupación, inicia una vía legal para pretender obtener una ventaja ilegítima en interés propio, en vez de dedicar todos los esfuerzos a mejorar el desempeño de TSEUK", concluye.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba