Economía

Red Eléctrica inicia un proceso de participación pública sobre la línea eléctrica entre el País Vasco y Navarra

Con una inversión de 70 millones de euros, el nuevo eje eléctrico permitirá el aprovechamiento de la energía procedente de fuentes renovables y favorecerá el desarrollo del sector

Torres de alta tensión
Torres de alta tensión Archivo

Red Eléctrica de España ha iniciado un proceso de información y participación pública de carácter voluntario sobre la línea eléctrica que unirá el País Vasco y Navarra con el fin de garantizar la máxima transparencia y hacer partícipe a la ciudadanía de estas dos comunidades autónomas desde la fase inicial del proyecto. El pasado 9 de mayo tuvo lugar una reunión en Pamplona en la que participaron agentes del territorio, personal cualificado y profesionales del sector para debatir los aspectos técnicos del proyecto.

El objetivo es dar a conocer el procedimiento de diseño, tramitación y construcción de la futura línea antes de iniciar la tramitación oficial del proyecto. Con la colaboración de empresas especializadas en ingeniería, gestión ambiental y participación ciudadana, se trabajará con las entidades locales, agentes económicos y sociales, técnicos, grupos de interés y autoridades regionales desde una fase temprana del proyecto.

Esta iniciativa responde al interés de Red Eléctrica por implicar a la ciudadanía para que aporte su experiencia y conocimiento del entorno y se prioricen criterios medioambientales y sociales. Incluye encuentros técnicos y jornadas abiertas en varias localidades guipuzcoanas y navarras, así como diferentes canales de comunicación y un espacio para la recogida de aportaciones.

Nuevo eje eléctrico Navarra-País Vasco

La nueva línea eléctrica de 400 kilovoltios (kV) que unirá la subestación de Itsaso (Guipúzcoa) con la línea Castejón-Muruarte (Navarra) forma parte del eje norte que conecta con el del Mediterráneo. Actualmente, existen solamente dos líneas eléctricas de 220 kV entre Orcoyen e Itsaso construidas a mediados del siglo pasado, cuya capacidad no da respuesta a las necesidades actuales y previstas.

Con un presupuesto aproximado de 70 millones de euros, servirá para reforzar el mallado de la red y la capacidad de transporte de energía eléctrica entre el País Vasco y Navarra, mejorando la seguridad, la calidad del suministro y la integración de mayor cantidad de energía renovable, en línea con las recomendaciones europeas y los planes regionales energéticos que abogan por la promoción y mayor uso de estas fuentes en la generación de electricidad, además de reducir las restricciones técnicas y las pérdidas.

Este proyecto está incluido en la planificación vigente de la red de transporte de electricidad que elabora el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital con la colaboración de los agentes del sector, entre los que se encuentran Red Eléctrica y las comunidades autónomas, y recoge las necesidades detectadas en el territorio.



Volver arriba