Economía

Red Eléctrica y el IMEDEA inician las plantaciones de ‘Posidonia oceanica’ en la bahía de Pollensa

Se utilizan fragmentos de plantas adultas recogidos en la misma bahía

Plantación de Posidonia en Pollensa
Plantación de Posidonia en Pollensa

Red Eléctrica de España, el Govern de les Illes Balears y el IMEDEA han iniciado, en la zona de la Punta l’Avançada, en la bahía mallorquina de Pollensa, la plantación de fragmentos de Posidonia oceanica para la restauración de dos hectáreas de una antigua pradera de la especie, hoy degradada.

El proyecto, denominado El Bosque Marino de Red Eléctrica, se desarrolla en colaboración con el Gobierno balear, de acuerdo al convenio firmado el pasado mes de octubre. La compañía aporta 500.000 euros para su desarrollo mientras que el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, IMEDEA (UIB-CSIC) es el responsable científico de su ejecución. La iniciativa cuenta con la colaboración del Ministerio de Defensa, que ha puesto a disposición del proyecto parte de las instalaciones del aeródromo militar del Puerto de Pollensa.

Un equipo de submarinistas realiza esta primera fase de plantado con fragmentos de planta adulta de posidonia recogidos de manera no invasiva en el fondo de la misma bahía de Pollensa y almacenados y preparados en tanques sumergidos en el mar en las instalaciones del aeródromo militar. Los fragmentos se plantan en cuadrantes que se marcan para permitir su identificación, su seguimiento y su análisis posterior.

Concluida esta etapa, se iniciará una recogida de semillas de frutos maduros de Posidonia oceanica a lo largo de la primavera, época en que estas se dispersan de forma natural, para proceder a nuevos cultivos y posterior plantación.

Plantación de Posidonia
Plantación de Posidonia

El proyecto tiene una duración de cuatro años y contempla la recolección, cultivo y plantación de un total de 12.800 fragmentos o plántulas en dos hectáreas de fondo marino de la zona. Se aplicará la metodología y los resultados obtenidos en el proyecto de innovación, desarrollado por Red Eléctrica y el IMEDEA entre los años 2013 y 2016 en las bahías de Santa Ponsa, en Mallorca, y de Talamanca, en Ibiza, cuyas conclusiones en el corto plazo sugieren la viabilidad técnica y económica de proceder a replantaciones de praderas de posidonia degradadas, aunque en ningún caso pueden sustituir a las medidas obligadas para la conservación de las praderas.

El seguimiento se prolongará más allá del período de ejecución del proyecto y permitirá evaluar la supervivencia y el crecimiento de los ejemplares trasplantados, así como la recuperación del ecosistema marino general asociado a la pradera de posidonia restaurada.

El Bosque Marino de Red Eléctrica será, además, un laboratorio vivo abierto a la comunidad científica en el que también se evaluarán las emisiones de CO2 capturadas por la nueva pradera para conocer su eficacia en términos de cambio climático.



Volver arriba