Economía

Caixabank defiende el ERE en una junta marcada por las protestas de los sindicatos

El presidente de CaixaBank pide un esfuerzo extra para España, a pesar de crecer por encima de la zona euro

Jordi Gual (derecha) y Gonzalo Gortázar, principales responsables de CaixaBank en la junta.
Jordi Gual (derecha) y Gonzalo Gortázar, principales responsables de CaixaBank en la junta. Efe

CaixaBank ha celebrado su segunda junta de accionistas en Valencia con las manifestaciones de los sindicatos como protagonistas. El expediente de regulación de empleo (ERE) que hay encima de la mesa ha marcado la mayoría de las intervenciones y gran parte del discurso del presidente y el consejero delegado.

No obstante, las manifestaciones que se han producido en la entrada del Palacio de Congresos de Valencia han sido más ruidosas que masivas. El banco ya ha dado por abierto el periodo formal de la negociación y se espera un acuerdo para el 8 de mayo. 

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que "el cambio de comportamiento de los clientes, la prolongación del entorno de los tipos bajos y la fuerte presión competitiva exige a la entidad una búsqueda continua de eficiencia para asegurar la sostenibilidad". 

Los sindicatos han pedido a la directiva durante sus intervenciones que "retiren los despidos y la movilidad forzosa". Los representantes han hecho énfasis en que el banco ganó 1.985 millones de euros en 2018, un 17% más, gracias al esfuerzo de la plantilla. También han explicado que el plan estratégico se puede materializar "de muchas maneras" y que CaixaBank ha decidido elegir la "más lesiva" para la plantilla. 

Rapapolvo de Gortázar

El consejero delegado ha decidido defenderse de los ataques de los sindicatos más díscolos que han pedido su dimisión.

El banquero ha visto conveniente aclarar que en la sala estos sindicatos "están como accionistas" y tienen la "representación de menos del 0,05%", no como en la "mesa de negociación [del ERE]" en la que tienen el 60% de la representación de los trabajadores.

En este sentido, Gortázar ha dicho que "la representación es la que es" y por eso es "justo poner cada cosa en su sitio".

La rentabilidad está en mínimos dentro de la banda razonable

Por otro lado, ha dicho que los 2.000 millones de beneficio hay que ponerlos en cuestión, porque la entidad tiene que conseguir mayor rentabilidad en el futuro. Gortázar ha recordado que en la actualidad se encuentran en un 9,3%, un "mínimo de la banda razonable", aunque mucho mejor de los niveles de los que venían. 

"En el 2014 estábamos en un entorno del 3% y hemos ido recuperando, pero con mucho esfuerzo y paciencia" ha reconocido. 

Además, ha agregado que para seguir mejorando hay que tener en cuenta que las condiciones del sector son "complejas" con márgenes "muy bajos" y con "costes crecientes". Es por eso, por lo que es "necesario hacer un esfuerzo grande cuando miramos al futuro y a la eficiencia", ha explicado.

Más reformas

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha pedido al próximo Gobierno de España que "retome el camino de las reformar para seguir mejorando la competitividad, reducir los niveles de deuda pública y sentar las bases de un crecimiento más inclusivo, que no deje nadie al margen". 

El banquero lo ha pedido durante su discurso dado durante la junta general de accionistas de CaixaBank, que ha tenido lugar este viernes en Valencia, donde la entidad tiene su sede social, después de trasladarla de Barcelona

Jordi Gual, que ha hecho la mitad de su discurso en catalán, ha subrayado que la economía española y la portuguesa crecerán por encima de la zona euro, pero también ha señalado que hay que tener en cuenta que los crecimientos serán más moderados.

También se ha referido a la política monetaria de la zona euro, en un momento en el que el Banco Central Europeo empieza a replantearse la idoneidad de mantener la política de tipos negativos y de la facilidad de depósito. Para el banquero, una corrección de estas políticas sería "una decisión positiva y alentadora".

Manifestaciones en Valencia

Los sindicatos de CaixaBank se han reunido en la puerta del Palacio de Congreso de Valencia, lugar en el que el banco ha realizado la junta general, para manifestarse en contra del expediente de regulación de empleo (ERE) que la entidad está negociando actualmente. 

Manifestantes de CCOO
Manifestantes de CCOO Vozpópuli

El proceso de reestructuración, que afecta a 2.157 empleados, se encuentra en un punto muerto, ya que los sindicatos y el banco no se ponen de acuerdo. Comisiones Obreras expone que ni el Plan Estratégico ni los resultados obtenidos justifican la salidas que se plantean. 

Por otro lado, el banco ya ha dado por iniciado el periodo formal de la negociación, lo que da un mes de margen para tomar una decisión. No obstante, las negociaciones podrían alargarse hasta el 8 de mayo, después de que la dirección aceptara en la primera reunión prolongar el período de conversaciones para compensar los días que se puedan perder por la Semana Santa.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba