Caso Bankia

Rato insiste: "El Banco de España nos decía lo que teníamos que hacer, era muy fácil"

Rodrigo Rato vuelve a cubrirse defendiendo su postura. El Banco de España llevaba la batuta y era el que "nos decía lo que teníamos que hacer" en la fusión que dio lugar a Bankia

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato vuelve a la carga y con más fuerza que nunca. Tiene clara su defensa y no va a dejar que la fiscal Carmen Launa le haga cambiar de opinión.

En menos de una hora ya ha tenido más de un enfrentamiento con la letrada. Y es que Rato sigue escudándose en el Banco de España. 

El expresidente de Bankia insiste en que era dicha institución la que llevaba la batuta en toda la operación de fusión de Bankia y además asegura que "era muy fácil" porque les decían continuamente lo que tenían que hacer. 

"El Banco de España nos indicó claramente cuales eran los pasos que teníamos que dar", ha reafirmado. Era de necesidad la integración de las cajas, "se tenían que fusionar".

Antes de incorporar a Bancaja no se llegaba a los mínimos que requería el Banco de España, que era que de la entidad fusionada, el SIP representara un 25% de los activos de la entidad mayor, ha recordado Rato, que ha añadido que con las cinco primeras cajas se quedaba un 5% por debajo y con esta última integración (Bancaja) la entidad resultante era mucho mayor de lo pedido.

En este sentido, ha relatado que "las instrucciones, el dinero y el control" de dicha integración, fueron "diseñadas" por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), partidario, igual que el Banco de España, de contar con la entidad levantina para el SIP ya que "era bueno una fusión más grande". 

La integración era una oportunidad única

Rodrigo Rato ha recalcado que el proceso de integración era una "oportunidad única", para crear una mochila que "nos permitiera avanzar a un entorno que iba a ser peor para las cajas". "No era un entro de mejora de la economía español, que después resultó peor de lo que podíamos imaginar", ha lamentado. 

Esta primera parte del interrogatorio gira en torno a la fusión de las siete cajas de ahorro de las que nació Bankia, Bancaja, Caja de Canarias, Caja Ávila, Caixa Laietana, las de Segovia y La Rioja, y Caja Madrid.

Rato defiende que Bankia disponía de provisiones suficientes para cubrir posibles deterioros y que las cajas habían hecho un saneamiento de 9.200 millones de euros en 2010 y de 3.900 millones en 2011. A esta cantidad también hay que sumarle los los 4.600 millones del FROB y los más de 3.000 millones que traían en "sus mochilas" estas entidades.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba