Presupuestos Generales

El Presupuesto del PSOE: hachazo fiscal de 6.500 millones a empresas y rentas altas

El principal partido de la oposición espera también obtener 1.500 millones de la lucha contra el fraude fiscal y ahorrar 2.500 millones para gastar 8.000 millones más en otras partidas como pensiones, empleo, vivienda,  educación, sanidad, I+D e igualdad de género

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE

El líder del Partido Socialista, Pedro Sánchez, ha presentado este miércoles en su sede madrileña la alternativa de su partido a los Presupuestos Generales del Estado. Es un documento de 47 páginas titulado 'Hagamos un país mejor' que contiene subidas de impuestos por valor de 6.500 millones y una mejora de los ingresos de la lucha contra el fraude fiscal (1.500 millones) para gastar 8.000 millones más que el Gobierno en pensiones, empleo, vivienda, sanidad, educación, I+D e igualdad de género.

Según ha explicado Sánchez, la propuesta respeta los objetivos de déficit pactados con Bruselas a pesar del aumento del gasto y dejará el déficit en el 2,2%. Además, cumple también con la regla de gasto al incorporar nuevos ingresos de forma estructural. "Es moderadamente expansivo", ha resaltado, tras asegurar que las medidas pueden beneficiar a 16,2 millones de españoles.

¿De dónde salen los 6.500 millones extra de los ingresos? El grueso del Impuesto de Sociedades, que aportará 4.000 millones más al establecer un tipo mínimo del 15% para las grandes empresas y revisar algunos incentivos y regímenes especiales. Además, se crearía una figura sobre los beneficios desviados, como en Reino Unido y Australia.

La mayor parte de la recaudación del IRPF vendria de la subida de las rentas del capital al entorno del 30%

Y el IRPF aportará 1.900 millones gracias a la subida del tipo máximo a las rentas de más de 150.000 euros y a la equiparación progresiva de los tipos de rentas de trabajo y de capital. Lo cierto es que la medida más importante es la equiparación de los dos regímenes que llevaría el tipo del ahorro al entorno del 30% y que aportará nada más y nada menos que 1.500 millones.

Solo 400 millones vendrán de la subida del tipo a las rentas más altas. Y es que en España solo el 0,35% de los contribuyentes percibe rentas que supera ese umbral que ha fijado el PSOE. Además, el PSOE espera obtener también 600 millones de la equiparación de los tipos del gravamen del gasóleo y la gasolina.

1.500 millones del fraude

En total, 6.500 millones extra de impuestos complementarios a los planteados por el Gobierno en su proyecto de Presupuestos. De hecho, el Ejecutivo de Mariano Rajoy no ha planteado ni una subida fiscal en sus cuentas, sino que ha optado por mejorar la fiscalidad del IRPF en las rentas más bajas y bajar el IVA del cine.

A los 6.500 millones extra de recaudación hay que sumar 1.500 millones que el PSOE espera obtener del impulso de la lucha contra el fraude y el ahorro de 2.500 millones en gasto a través de la búsqueda de la eficiencia y la calidad del gasto público.

Con este margen extra, el PSOE quiere gastar 8.000 millones más que el Gobierno de Rajoy en pensiones, empleo, vivienda, educación, sanidad, I+D e igualdad de género, entre otras cosas. Por ejemplo, las cuentas socialistas incluyen 1.100 millones para políticas activas de empleo, 801 millones para la I+D, 832 millones para industria, casi 1.000 millones para educación.

Dentro de la educación, el partido socialista contempla un aumento de las becas que beneficiaría a 300.000 alumnos, matrícula gratuita para las rentas más bajas y un plan de educación infantil con la creación de 106.000 plazas públicas para la educación de 0 a 3 años.

La propuesta del PSOE recoge también los dos impuestos para financiar las pensiones

La partida más amplia acapara 3.600 millones para mejorar la protección por desempleo y luchar contra la pobreza. Además, se destinan 595 a mejorar la igualdad de género, con una ampliación a seis semanas del permiso por paternidad y una mejora de la prestación por maternidad. Igualmente, se destinan 343 millones a mejorar el acceso a la vivienda y 250 millones a impulsar la sanidad.

La propuesta del PSOE incluye también un planteamiento específico para mejorar la financiación del sistema de pensiones, con la creación de dos impuestos específicos (uno sobre la banca y otro sobre las transacciones financieras) y una política de racionalización de gastos. Con ella pretenden garantizar el nivel de pensiones actual.

El déficit de la Seguridad Social

Estiman que el déficit medio anual del sistema rondará los 15.500 millones, incluyendo subidas anuales de pensiones en línea con el IPC (que costarían unos 1.500 millones cada año). Con la derogación de la reforma laboral del PP, confían en crear empleo mejor y con salarios más altos, lo que resolvería a medio plazo 4,650 millones del déficit de las pensiones.

Además, la creación de empleos temporales, precarios y de bajos salarios aportaría 3.500 millones extra y la racionalización de gastos del sistema tocando las tarifas planas y otras reducciones de cotizaciones, gastos de personal, gastos corrientes aportaría 4.300 millones más.

Con estas medidas, el PSOE estima que resolverían la mayor parte del déficit del sistema, aunque aún quedarían unos 3.000 millones que se obtendrían de los impuestos específicos a la banca y las transacciones financieras (2.000 millones) y otros ingresos del sistema (1.145 millones).  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba